CINE (Hablemos de películas)

En esta categoría podéis incluir todo lo que no cabe en el resto de foros de fitipaldis.com, nuestras idas de pelota y las vuestras, etc.
Avatar de Usuario
Ulo
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 4608
Registrado: 17 Oct 2005, 15:48
Contactar:

Mensajepor Ulo » 24 Ene 2010, 00:42

Déjame entrar 5/10

Entrar, puedes entrar. Pero como te pongas tonto te echo por la ventana

Principios de los ochenta. Los barrios residenciales de Estocolmo amanecen como anochecen: cubiertos por una gran capa blanca de nieve. La cámara nos muestra una ciudad gris, casi deshabitada donde al inicio de una larga noche alguien puede desangrar, cual marrano, a la víctima de turno en medio de un parque público. Cuatro árboles sin follaje, tal vez, sirvan de escondrijo. En cinco minutos el director nos da a conocer al primer personaje sin que aún hayan aparecido los diálogos. Torpe, miedoso, con la voluntad de hacer un trabajo que considera necesario a pesar de no gustarle. Ya lo digo, nadie ha hablado todavía.

Alfredson tiene en sus manos la técnica y las ideas para contar una historia donde los hechos vayan surgiendo con espontaneidad, donde las cosas se cuenten sin muchos diálogos, pero el director también tiene en mente la taquilla, el público que no quiere perder y las ganas de saltar a la palestra con aquello que vende. Y por ello, poco a poco, la película va perdiendo fuerza y va ganando en salpicaduras, combustiones espontáneas y demás clichés. Todo lo ganado, todo lo que posiblemente había de sugerente, desaparece en su tramo final. Sus últimos coletazos, ya a modo de burla o de ganas de pasarlo bien me parecen muy fuera de lugar. Y aunque la escena (1) en sí genere humor y no quede mal, acaba por redireccionar una nave hacia aguas menos profundas en lugar de buscar la aventura mar adentro.

Quedan por el camino pequeñas anécdotas que no supo cerrar (o incluso abrir) (2) como un improbable testigo que omite el delito por miedo a un interrogatorio y unos amigos, cómplices en el silencio, que como mucho buscan su venganza particular. Me quedo con la sensación de haber visto una película interesante, donde existe la posibilidad de encontrar futuros trabajos fuera del género fantástico en los que el director quiera usar el potencial que ya he visto. De momento, dejémosle entrar.
Inpedependenzia de Torrent ya!

Si existiese el partido ulista me daría de baja

Avatar de Usuario
Ulo
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 4608
Registrado: 17 Oct 2005, 15:48
Contactar:

Mensajepor Ulo » 03 Feb 2010, 00:48

El hombre que plantaba árboles 9/10

Un excelente relato digno de admiración.
"El hombre que plantaba árboles" es un cuento corto de Jean Giono escrito en 1953 que narra la historia de Elzéard Bouffier, un hombre que golpeado por la tragedia encuentra la paz realizando un trabajo propio de Dios mas que de los hombres sin tener mayor interés que el de reconvertir tierras áridas en un próspero bosque para devolverle algo de alegría al lugar. Es una obra que genera conciencia e inquieta, educa y emociona.
En 1987, Frédéric Back realiza este cortometraje de 30 minutos ganador de varios premios incluyendo el Oscar logrando una verdadera obra maestra de la animación.
Narrado en voz en off por Phillip Noiret en francés y Christopher Plummer en inglés logran un elevado nivel de hipnotismo entre la narración y la técnica de dibujo utilizada. Sin duda, imperdible!
Inpedependenzia de Torrent ya!



Si existiese el partido ulista me daría de baja

Avatar de Usuario
SnK
fitipaldi .com #1
fitipaldi .com #1
Mensajes: 1636
Registrado: 20 Sep 2005, 19:11

Mensajepor SnK » 03 Feb 2010, 22:09

invictus de las peores que he visto de clint.... muy floja.
<<< Y en mi corazón no busques nunca una razón, solo se vivir siempre fuera de control. >>>

Imagen

ROBINHO!!! LA MAGIA DEL FUTBOL!

Avatar de Usuario
Obelix
fitipaldi implicado
fitipaldi implicado
Mensajes: 482
Registrado: 22 Oct 2005, 17:17

Mensajepor Obelix » 04 Feb 2010, 18:48

SnK escribió:invictus de las peores que he visto de clint.... muy floja.


Hombre con Clint de por medio uno siempre espera peliculones, y aunque Invictus no lo sea, sin Clint podría haber sido un desastre. Le daremos ese mérito.

En cualquier caso me parece un buen entretenimiento no exento de mensaje (más o menos fácil) pero que resulta bastante digno.

Ah, y las escenas de rugby, que hay unas cuantas, me parece que están rodadas magníficamente. Bueno, el tratamiento que le da al deporte es lo que me parece más acertado y bonito de la película. Creo que a cualquier persona que le guste el deporte en general y el rugby en particular va a disfrutar enormemente.
http://eslafelicidadloquehoylamento.blogspot.com/

la sonrisa despeinada de ir en contra de los vientos

Avatar de Usuario
Ulo
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 4608
Registrado: 17 Oct 2005, 15:48
Contactar:

Mensajepor Ulo » 07 Feb 2010, 18:59

Un rey en Nueva York 8/10

Un rey comunista
Un Chaplin acosado por el macartismo y por la intolerancia hacia ideas distintas y con el derecho de expresión reducido a la mínima expresión se aventura a rodar “Un rey en Nueva York”. Un alegato a la defensa de la libertad de expresión realizada con calidad y como siempre, buen humor.

Su hijo Michael Chaplin, interviene en el film con un papel que lleva algunas de las mejores escenas de la película. Evidentemente Chaplin, poseía mano de oro a la hora de rodar con niños (esa asignatura que a algunos se les atraganta y a otros ni lo intentan) y una vez más, lo demuestra aquí.

Risas y ternura garantizadas; aderezadas por el convencimiento que Chaplin tenía de que la caza de brujas emprendida por McCarthy, arrastraba al país hacía un halo de vergüenza y retroceso democrático.

Chaplin, rey de reyes.
Inpedependenzia de Torrent ya!



Si existiese el partido ulista me daría de baja

Avatar de Usuario
Ulo
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 4608
Registrado: 17 Oct 2005, 15:48
Contactar:

Mensajepor Ulo » 10 Feb 2010, 13:09

Ser o no ser 7/10

Y que Dios salve al teatro y el teatro nos salve a nosotros.
Ser o no Ser; la vida dentro del teatro, y el teatro como medio de supervivencia. La representación de lo real, y la realidad suplantada por un papel improvisado. Polonia, la invasión nazi, espías, actores... actores a los que les ha tocado representar el papel más importante de sus vidas, el de verdaderos espías, el de miembros de una resistencia cuanto menos diferente.

Ser o No Ser; para muchos una indiscutible obra maestra de la comedia; para otros una muy buena película sobre la que discutir... Para los más un brillante guión respaldado por un buen elenco de actores; para los menos un guión evidentemente brillante empañado por una fría puesta en escena... Para algunos un clásico entre los clásicos, una sátira entre las sátiras... para otros esa misma fama se les antoja un verdadero dilema.

Pocas veces el título de una película había sonado tan acorde para la cuestión que irremediablemente nos plantearemos después de verla. Ser o No Ser... una obra maestra. Considérenme esta vez más de "los otros" y "los menos", que de "los muchos" y "los más".

Un 7´5 de nota.

PD: Cuando se sienten a verla no busquen nunca una comedia al uso, busquen mejor una entretenida historia en tono de comedia con inagotables giros de guión y unos diálogos originales, y quizás así terminen más contentos cuando los títulos de crédito aparezcan en la pantalla.

A disfrutarla.
Inpedependenzia de Torrent ya!



Si existiese el partido ulista me daría de baja

Avatar de Usuario
decidi
fitipaldi implicado
fitipaldi implicado
Mensajes: 379
Registrado: 11 May 2004, 17:08
Ubicación: 27 de Febrero
Contactar:

Mensajepor decidi » 11 Feb 2010, 22:34

La decisión de Anne
La vida de Sara (Cameron Diaz) y Brian Fitzgerald (Jason Patric), padres de un hijo y de Kate (Sofía Vassilieva), una niña de dos años, cambia radicalmente cuando a la pequeña le diagnostican una leucemia. La única esperanza de los padres es tener otro niño para salvar la vida de Kate. Para algunas personas, estos temas de ingeniería genética generan preguntas morales y éticas; para los Fitzgerald, y para Sara en particular, no existe ninguna otra opción sino hacer todo lo que se pueda para asegurar la vida de Kate. Y lo que sea es Anne. Kate y Anne (Abigail Breslin) comparten una relación aún más cercana que la de la mayoría de las hermanas. Aunque Kate es mayor, ella confía en su joven hermana; de hecho, su vida depende de Anna. A lo largo de sus jóvenes vidas, las hermanas pasan por diversos procedimientos médicos y estancias en el hospital, lo que no es sino una parte de la vida de una familia unida. Sara, esposa y madre abnegada que deja su carrera como abogado para cuidar a su hija, a veces se siente perdida dentro del papel que ha tomado en su esfuerzo por salvar a Kate. Su marido Brian, de gran fortaleza y apoyo moral, a menudo se vuelve totalmente pasivo ante la fuerza y la determinación de su esposa. Y el único hijo varón que tienen, Jesse (Evan Ellingson), queda ocasionalmente relegado a un segundo plano, ya que Kate y Anne ocupan el centro de todo. Hasta que Anne, que ahora tiene 11 años de edad, dice no. En busca de emancipación médica, contrata a su propio abogado (Alec Baldwin), e inicia un proceso legal que divide a familia... y que podría dejar rápidamente al débil cuerpo de Kate en manos del destino.

bueno yo os animo a ver esta pelicula y sobre todo a comentarla, abre debate sobre casi cualquier tema que se toque en la pelicula
Imagen

Avatar de Usuario
Oraculo
Moderador
Moderador
Mensajes: 7979
Registrado: 13 Sep 2003, 15:56
Contactar:

Mensajepor Oraculo » 12 Feb 2010, 01:07

decidi escribió:La decisión de Anne
La vida de Sara (Cameron Diaz) y Brian Fitzgerald (Jason Patric), padres de un hijo y de Kate (Sofía Vassilieva), una niña de dos años, cambia radicalmente cuando a la pequeña le diagnostican una leucemia. La única esperanza de los padres es tener otro niño para salvar la vida de Kate. Para algunas personas, estos temas de ingeniería genética generan preguntas morales y éticas; para los Fitzgerald, y para Sara en particular, no existe ninguna otra opción sino hacer todo lo que se pueda para asegurar la vida de Kate. Y lo que sea es Anne. Kate y Anne (Abigail Breslin) comparten una relación aún más cercana que la de la mayoría de las hermanas. Aunque Kate es mayor, ella confía en su joven hermana; de hecho, su vida depende de Anna. A lo largo de sus jóvenes vidas, las hermanas pasan por diversos procedimientos médicos y estancias en el hospital, lo que no es sino una parte de la vida de una familia unida. Sara, esposa y madre abnegada que deja su carrera como abogado para cuidar a su hija, a veces se siente perdida dentro del papel que ha tomado en su esfuerzo por salvar a Kate. Su marido Brian, de gran fortaleza y apoyo moral, a menudo se vuelve totalmente pasivo ante la fuerza y la determinación de su esposa. Y el único hijo varón que tienen, Jesse (Evan Ellingson), queda ocasionalmente relegado a un segundo plano, ya que Kate y Anne ocupan el centro de todo. Hasta que Anne, que ahora tiene 11 años de edad, dice no. En busca de emancipación médica, contrata a su propio abogado (Alec Baldwin), e inicia un proceso legal que divide a familia... y que podría dejar rápidamente al débil cuerpo de Kate en manos del destino.

bueno yo os animo a ver esta pelicula y sobre todo a comentarla, abre debate sobre casi cualquier tema que se toque en la pelicula


Yo no la he visto, pero apoyo totalmente lo que haga Anne. Dejarse hacer o negarse a dejarse hacer.
En el oraculo no reside el poder, el poder reside en los sacerdotes, aunk tengan k inventar el oraculo
8) MaRuJo De HoNoR 8)
http://www.todosconelsahara.com

Avatar de Usuario
Ulo
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 4608
Registrado: 17 Oct 2005, 15:48
Contactar:

Mensajepor Ulo » 14 Feb 2010, 01:49

Ceguera 3/10

Desilusionante la nueva película de Fernando Meirelles, con un guión original y atractivo que no ha sabido llevar. Aunque se trate de ciencia ficción, se agradecería un poco más de realismo en las situaciones que van surgiendo ante el “mal blanco”. Sorprende la ingenuidad continua de la obra, muy mal asesorada por parte de los políticos, médicos o abogados que consultaron, o que desde luego deberían haber consultado, algo que dudo después de haberla visto. Las relaciones entre los afectados son tan pobres que cuesta creer que el director sea el mismo que en su día me aplastó en el sillón con Ciudad de Dios. Julianne Moore, patética una vez más, no consigue transmitir absolutamente nada. Los minutos pasan, y mientras unos buscan una solución al exceso de luz, otros buscan algo del mal para mantenerse despiertos. Muy floja Fernando, pero no te preocupes que tu pasado aún me mantendrá atento para la próxima.
Inpedependenzia de Torrent ya!



Si existiese el partido ulista me daría de baja

Avatar de Usuario
Ulo
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 4608
Registrado: 17 Oct 2005, 15:48
Contactar:

Mensajepor Ulo » 16 Feb 2010, 11:08

El gabinete del Dr. Caligari 8/10

Hipnosis

Obra cumbre del expresionismo alemán. Esta frase va tan ligada a esta película que parece ya un subtítulo. No sé si será verdad (mis conocimientos sobre el expresionismo germano son bastante limitados), pero sí lo es que gran parte del valor artístico de esta cinta reside en sus tenebrosos y originales decorados, un maravilloso "grand guignol" que Wiene aprovecha para recalcar el mundo onírico y perturbado en que se desarrolla la historia.

Pero aparte de sus innegables virtudes estéticas, "El gabinete del doctor Caligari" es, sobre todo, una película adelantada a su tiempo, un magnífico filme de terror con una estructura narrativa realmente novedosa, magníficamente interpretado y fantásticamente resuelto. El efecto sobre el público de la época debió ser realmente impactante, teniendo en cuenta el que produce noventa años después.

Un clásico imprescindible para cualquier cinéfilo que se precie de serlo.
Inpedependenzia de Torrent ya!



Si existiese el partido ulista me daría de baja

Avatar de Usuario
Ulo
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 4608
Registrado: 17 Oct 2005, 15:48
Contactar:

Mensajepor Ulo » 16 Feb 2010, 22:43

Hotel Rwanda 7/10

EL PAÍS DE LOS MACHETES. Cine ético de serie B
La ficción de “Hotel Ruanda” se planta de lleno en unos hechos históricos que Occidente apenas consideró, porque prefirió mirar hacia otro lado. El irlandés Terry George sigue la dirección de esa mirada evasiva y le coloca delante, en forma de película, la información esencial sobre tales hechos.

Durante su dominio colonial en África, los belgas crearon una etnia de élite, más preparada y elegante, para encomendarle tareas subalternas: la minoría tutsi. Tras la descolonización, y a la muerte del presidente Burundi, la mayoría hutu procedió al ajuste de cuentas en una matanza masiva. A golpe de machete, cerca de un millón de tutsis fueron asesinados sin que las fuerzas occidentales interviniesen, excepto para evacuar a sus ciudadanos y librarlos de salpicaduras. Abandonados a su suerte, todo cuanto algunos tutsis pudieron conseguir con sus llamadas de socorro fue el éxodo hacia países limítrofes. Porque, como dice el coronel canadiense de los Cascos Azules Olivier (encarnado por Nolte), no sólo son negros sino, además, africanos.

En tales circunstancias, el gerente de un lujoso hotel de la cadena belga Sabena, Paul Rausebagina, de etnia hutu, se convertirá en un héroe al dar refugio en su hotel a centenares de fugitivos tutsis (exactamente 1.268), entre ellos muchos vecinos, así como su propia esposa e hijos, y enfrentarse a los promotores de la masacre con riesgo de la misma vida, como un Schindler negro.
A través de ese hombre preparado para aguantarlo todo, aunque sufra momentos de flaqueza, pero que se sobrepone heroicamente, es mostrado el horror de la cacería humana masiva.

Terry George denuncia la infamia del genocidio, la pasividad ignominiosa de las potencias internacionales y los excolonos, y exalta valores de solidaridad, abnegación y sacrificio en la defensa del perseguido, exaltación ante la que ningún espíritu decente puede dejar de conmoverse.

Pero al considerar la calidad del lenguaje cinematográfico con que todo eso se cuenta, la cosa es menos emocionante. Menos mal que Don Cheadle puede con su personaje, el omnipresente director del hotel, pero el resto de los ingredientes es meramente funcional, de una eficacia muy básica que roza con frecuencia el aire de telefilm.
Un subyacente esquema de western, con maniqueísmo de buenos y malos, recuerda al fuerte asediado y a un inoperante Séptimo de Caballería con el azul palidecido de las tropas de la ONU. De la mitad en adelante hay situaciones límite, de las del corazón en un puño, que se prolongan y reiteran en exceso, hasta embarullarse en el patetismo y perder eficiencia.
El esmero ético y lo bienintencionado se agradecen, pero si esta película termina pasando a la historia no será por su calidad formal sino por haber puesto tan infame episodio sobre el tapete, sin rodeos.
Inpedependenzia de Torrent ya!



Si existiese el partido ulista me daría de baja

Avatar de Usuario
Ulo
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 4608
Registrado: 17 Oct 2005, 15:48
Contactar:

Mensajepor Ulo » 18 Feb 2010, 01:45

El chico 8/10

Un chico grande… Charles Chaplin

Se nota que “El chico” es el primer largo de Chaplin. Siendo éste maravilloso, no llega a la profundidad y perfección de otras cintas posteriores del inglés. Creo que en ese sueño de ángeles y demonios, la película pierde un poco de intensidad.

De todas formas, como haría en un futuro, Chaplin, maestro y señor, nos deleita con una combinación de ternura y risa que hoy en día no ha podido ser igualada. Este portentoso hombre, que tenía en su batuta el control de casi toda la cinta, usa una excelente fotografía y una banda sonora colosal. “El chico” no es la mejor película de Chaplin, y aún así, es de las mejores películas del cine… paradojas sólo en poder de Mr. Charles Chaplin.
Inpedependenzia de Torrent ya!



Si existiese el partido ulista me daría de baja

Avatar de Usuario
Ulo
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 4608
Registrado: 17 Oct 2005, 15:48
Contactar:

Mensajepor Ulo » 18 Feb 2010, 14:04

El secreto de sus ojos 8/10

El tema sigue siendo el amor

Entrar en el rigor que demanda el cine y la literatura negra, parece servirle al experimentado narrador de historias cotidianas Juan José Campanella, para controlar sus habituales desbordes sentimentales y minimizarlos a certeros chispazos de humor que alternan momentos de intenso dramatismo con risas como válvula de escape.
Su última película entrecruza el relato policial con una historia romántica, donde Darín interpreta a un funcionario judicial (Benjamin Espósito), quien a punto de jubilarse se empeña en escribir una novela sobre un caso criminal ocurrido en su jurisdicción laboral, veinticinco años atrás: el asesinato impune de una joven inocente. Con enorme solidez narrativa, la historia va y vuelve a través de un cuarto de siglo: la novela que pretende escribir el protagonista conduce a la turbulenta Argentina de mediados de los setenta, con su carga de violencia fuera de control.
Eludiendo los lugares comunes sobre el tema y los encasillamientos ideológicos, la trama entrelaza los dilemas éticos en torno de la justicia y el castigo, al amor y el desgaste del tiempo.
La mirada al pasado trae al presente no sólo la violencia de un crimen injusto y la incoherencia de que su perpetrador no fuera castigado, sino también una profunda historia de amor entre el personaje central y su compañera de trabajo en el juzgado (Soledad Villamil), a quien éste ha amado idealizadamente y en silencio durante años. Pero no se habla solamente de ese amor nunca consumado sino también del amor interrumpido entre el viudo Morales (Pablo Rago) y la joven victima (Carla Vazquez) y su persistencia en el tiempo, luchando contra el olvido.
Sustentado en un guión excelente, una destacada fotografía, montaje y dirección de arte, "El secreto..." conforma una de las mejores películas del cine argentino del último tiempo aunando solidez artística y complacencia de público.
Uno de sus puntos más fuertes son las notables actuaciones en roles inolvidables. Con respecto a los desenlaces, Campanela tiene la necesidad de que sus películas
conduzcan hacia un final feliz. Así el protagonista Benjamin Exposito recorre un
itinerario que van literalmente del temor al amor (del "Temo" al "Te Amo"). Porque
debajo de tanta negrura, el tema sigue siendo ese eterno sentimiento. Y su concreción, el gran desafio pendiente en el poco tiempo que aún queda.
Inpedependenzia de Torrent ya!



Si existiese el partido ulista me daría de baja

Avatar de Usuario
Ulo
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 4608
Registrado: 17 Oct 2005, 15:48
Contactar:

Mensajepor Ulo » 18 Feb 2010, 18:03

Hacia rutas salvajes 7/10

Viaje a ninguna parte

Perderse y ser uno con la naturaleza. A quien no le gustaría hacerlo a veces. En esta peli lo llevamos hasta las últimas consecuencias y en momentos llegamos a sentirlo con el personaje protagonista. Vivir la aventura, romper las ataduras... todo eso está bien, pero si tienes una estufa y comida calentita, mucho mejor.

La sensación final es que la peli es un poco plana, no tendría por que serlo. Las emociones que debió sentir el auténtico Christopher McCandless darían para ponernos los pelos de punta, seguro. A mi no se me ha movido ni un pelo con esta pelicula. Bien dirigida, bien interpretada, buena fotografia, buena banda sonora, pero le falta algo. Tal vez deberían profundizar un poco más en la psicología del personaje, cuales eran sus motivos (que se pasa bastante por alto), que le impulsaba, que le dolía... En definitiva falta algo más para que llegue a emocionar. Y debería.
Inpedependenzia de Torrent ya!



Si existiese el partido ulista me daría de baja

Avatar de Usuario
Frozen Fantasy
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 4051
Registrado: 11 Sep 2003, 13:16
Ubicación: Granada
Contactar:

Mensajepor Frozen Fantasy » 18 Feb 2010, 20:24

Ulo escribió:El secreto de sus ojos 8/10

El tema sigue siendo el amor

Entrar en el rigor que demanda el cine y la literatura negra, parece servirle al experimentado narrador de historias cotidianas Juan José Campanella, para controlar sus habituales desbordes sentimentales y minimizarlos a certeros chispazos de humor que alternan momentos de intenso dramatismo con risas como válvula de escape.
Su última película entrecruza el relato policial con una historia romántica, donde Darín interpreta a un funcionario judicial (Benjamin Espósito), quien a punto de jubilarse se empeña en escribir una novela sobre un caso criminal ocurrido en su jurisdicción laboral, veinticinco años atrás: el asesinato impune de una joven inocente. Con enorme solidez narrativa, la historia va y vuelve a través de un cuarto de siglo: la novela que pretende escribir el protagonista conduce a la turbulenta Argentina de mediados de los setenta, con su carga de violencia fuera de control.
Eludiendo los lugares comunes sobre el tema y los encasillamientos ideológicos, la trama entrelaza los dilemas éticos en torno de la justicia y el castigo, al amor y el desgaste del tiempo.
La mirada al pasado trae al presente no sólo la violencia de un crimen injusto y la incoherencia de que su perpetrador no fuera castigado, sino también una profunda historia de amor entre el personaje central y su compañera de trabajo en el juzgado (Soledad Villamil), a quien éste ha amado idealizadamente y en silencio durante años. Pero no se habla solamente de ese amor nunca consumado sino también del amor interrumpido entre el viudo Morales (Pablo Rago) y la joven victima (Carla Vazquez) y su persistencia en el tiempo, luchando contra el olvido.
Sustentado en un guión excelente, una destacada fotografía, montaje y dirección de arte, "El secreto..." conforma una de las mejores películas del cine argentino del último tiempo aunando solidez artística y complacencia de público.
Uno de sus puntos más fuertes son las notables actuaciones en roles inolvidables. Con respecto a los desenlaces, Campanela tiene la necesidad de que sus películas
conduzcan hacia un final feliz. Así el protagonista Benjamin Exposito recorre un
itinerario que van literalmente del temor al amor (del "Temo" al "Te Amo"). Porque
debajo de tanta negrura, el tema sigue siendo ese eterno sentimiento. Y su concreción, el gran desafio pendiente en el poco tiempo que aún queda.


También fue esa la crítica con la que más me identifiqué de esa película.


Synecdoche, New york (8/10)

Durante el visionado de Synecdoche, New York, la primera sensación que servidor tuvo fue de grata familiaridad, de que lo que estaba presenciado reedita con esmero y soltura aspectos estéticos, temáticos y tonales ya vistos en películas tan brillantes como Olvídate de mí!, Cómo ser John Malkovich y Adaptation. Una sensación que va más allá de la mera obviedad (Charlie Kaufman, director de Synecdoche, New York, fue también guionista de esos tres filmes), y que reabre el debate acerca de la verdadera autoría de una Película, ya que ratifica de tal manera la impronta de los guiones de Kaufman en las obras de Gondry y Jonze, que sitúa a ambos realizadores en una posición, cuando menos, incómoda.

Finalizada la proyección, la segunda impresión que se me generó es la de haber asistido a algo monumental, inabarcable, rayano a la genialidad y huidizo a los límites de mi comprensión inmediata. Kaufman, en su ópera prima, lleva los ítems de sus anteriores guiones a la pirueta más mortal de todas las que se han visto: la de hablar de la vida y el tiempo amasándolos cual Marcel Proust metido a cineasta o Tarkovsky posmoderno. Ese tiempo, esa vida, son los de Caden Cotard, un particular director teatral cuya existencia queda en “stand by” tras el abandono de su mujer y su hija. Después del trauma emocional, los acontecimientos se sucederán sin demasiado énfasis alrededor del pasivo y melancólico señor Cotard, a quien sólo motiva el estreno de su nueva obra, un montaje mastodóntico con el que pretende reproducir su propia existencia y con ello el fluir vital de la ciudad de Nueva York.

Synecdoche, New York es deliberadamente irregular, buscadamente autoparódica y obligadamente autoreflexiva. Y es que allí donde cualquier artesano del Cine se contentaría con la noble labor de entretener sostenidamente, Kaufman se empeña en ir más allá, en provocar a lo largo del metraje infinidad de reacciones, algunas de ellas totalmente opuestas a una valoración positiva del film: curiosidad inicial; tedio casi constante, causado por el inquebrantable abatimiento de su protagonista; sorpresa, por lo jeroglífico del argumento; admiración, fruto de la belleza y originalidad de las imágenes; absurdo, siempre de la mano del onirismo bien plasmado; empatía y complicidad, ante lo vívido del drama del protagonista; y, finalmente, estupor y sometimiento generados por la grandeza y complejidad del entramado metavital que se muestra.

En definitiva, nunca fue tan apropiado admitir que un nuevo visionado siempre es conveniente para comprender mejor un film, y tampoco es excesivamente osado vaticinar que Synecdoche, New York será un estrepitoso fracaso comercial. Que se convertirá en una nueva película de culto sí que es una convicción personal algo más ciega y arriesgada que el tiempo ratificará o desechará en un futuro no muy lejano.


Volver a “Cajón desastre”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 13 invitados

cron