Cuentacuentos

Avatar de Usuario
Zabío
Moderador
Moderador
Mensajes: 1657
Registrado: 09 Sep 2003, 16:38
Ubicación: Bilbau

Cuentacuentos

Mensajepor Zabío » 03 Oct 2003, 16:32

Muy buenas peña. Pues se me había ocurrido la idea de crear en la página un tema en el que podamos poner todo tipo de historias, relatos breves, cuentos, fábulas, leyendas, etc. y quería ver qué tal funcionaba y qué os parecía. Estas historias o cuentos deberían ser siempre relativamente cortos, para que se pudiera hacer una lectura más amena. Se me ocurre que también estaría de puta madre que todos los que soléis escribir relatos pequeños pudiérais dejar aquí también vuestras obras, indicando siempre que son vuestras, para que lo podamos saber. Lo he metido en el foro de Poetas de mierda porque es el que puedo ver más apropiado a la causa, aunque la idea poco tenga que ver con poesía, si os parece mejor meterlo en Cajón desastre, decidlo y se mueve allí sin problemas.
Simplemente por tener un poco más de variedad literaria en la página :lol: .

Avatar de Usuario
Zabío
Moderador
Moderador
Mensajes: 1657
Registrado: 09 Sep 2003, 16:38
Ubicación: Bilbau

Mensajepor Zabío » 03 Oct 2003, 16:35

Y si os parece bien empiezo dejando un relato que me parece precioso. Se trata de la historia sobre Narciso relatada por Oscar Wilde, y que le sirve a Paulo Coelho para introducir “El Alquimista” a modo de prólogo, y que también guarda su mensaje. Aely, esta fue la historia que te intenté contar de memoria, y que realmente desconozco si te pudiste enterar de mucho, pues soy muy torpe para esas cosas. Aquí la tienes como es en realidad.


Ya conocéis la historia de Narciso, un hermoso muchacho que todos los días iba a contemplar su propia belleza en el lago. Estaba tan fascinado por sí mismo que un día cayó dentro del lago y murió ahogado. Cuando Narciso murió, vinieron las Oréiadas (diosas del bosque) y vieron el lago transformado de un lago de agua dulce en un cántaro de lágrimas saladas.
-¿Por qué lloráis?- preguntaron las Oréiadas.
-Lloro por Narciso- respondió el lago.
-Oh, no nos extraña que lloréis por Narciso- prosiguieron diciendo ellas-. Al fin y al cabo, a pesar de que todas nosotras le perseguíamos siempre a través del bosque, vos erais el único que tenía la oportunidad de contemplar de cerca su belleza.
-Entonces, ¿era bello Narciso?- preguntó el lago.
-¿Quién si no vos podría saberlo?- respondieron, sorprendidas, las Oréiadas-. Después de todo, era sobre vuestra orilla donde él se inclinaba todos los días.
El lago se quedó inmóvil unos instantes. Finalmente dijo:
-Lloro por Narciso, pero nunca me había dado cuenta de que Narciso fuese bello.
»Lloro por Narciso porque cada vez que él se recostaba sobre mi orilla yo podía ver, en el fondo de sus ojos, mi propia belleza reflejada.


Un saludo pa tos/as y SALUD.

Avatar de Usuario
Mo
fitipaldi .com #1
fitipaldi .com #1
Mensajes: 1432
Registrado: 09 Sep 2003, 17:07
Ubicación: LoS MaDRiLeS

Mensajepor Mo » 03 Oct 2003, 18:24

Aisssssss k yo me apunto :wink:
Dejo una a la k le tengo muxo cariño. Cada año se la cuento a mis niños y cada año me asombran más, menos mal... :D

uN TaZoN De cALdO

Esta es una historia verdadera ocurrida en un restaurante de autoservivcio en Suiza.

Una señora de 75 años coge un tazón y le pide al camarero que se lo llene de caldo. A continuación se sienta en una de las muchas mesas del local. Pero apenas sentada, se da cuenta de que se le ha olvidado coger el pan. Entonces se levanta, se dirige a coger un bollo para comerlo con el caldo y se vuelve a su sitio.
¡Sorpresa! Delante del tazón de caldo se encuentra sin inmutarse un hombre de color, un negro, que está comiendo tranquilamente.
“ Esto es el colmo” piensa la señora “ pero no me dejaré robar”.
Dicho y hecho. Se sienta al lado del negro. Parte el bollo en pedazos, los mete en el tazón que está delante del negro y coloca una cuchara en el recipiente.
El negro, complaciente, sonríe. Toman una cucharada cada uno hasta terminar la sopa. Todo ello en silencio.
Terminada la sopa, el hombre de color se levanta, se acerca a la barra y vuelve poco después con un abundante plato de spaghetti y ......dos tenedores.
Comen los dos del mismo plato, en silencio, turnándose. Al final se van.
- ¡ Hasta la vista!- saluda la mujer.
- ¡ Hasta la vista!- responde el hombre.
La mujer le sigue con la mirada. Una vez vencido su estupor busca con su mano el bolso el bolso que había colgado en el respaldo de la silla. Pero ¡ SORPRESA! El bolso ha desaparecido. Entonces......aquel negro......

¿ QUE ES LO QUE HA OCURRIDO?

Iba a gritar ¡ Al ladrón! Cuando, ojeando a sus alrededores ve su bolso colgando de una silla dos mesas más atrás de donde estaba ella, y sobre la mesa, una bandeja con un tazón de caldo ya frío.
Inmediatamente se da cuenta de lo sucedido. No ha sido el africano el se ha comido su sopa. Ha sido ella quien, equivocándose de mesa, como gran señora ha comido a costa del africano

Saluditos para todos
a VeCeS áNGeL, a VeCeS DeMoNio... PeRo SieMPRe Yo

"eLLa eSTá SoLa eN eL HoRiZoNTe.
CaMiNo DieZ PaSoS Y eL HoRiZoNTe Se CoRRe DieZ PaSoS MáS aLLá.
¿PaRa Qué SiRVe La uToPía?.
PaRa eSo SiRVe: PaRa CaMiNaR."

Avatar de Usuario
asangarcia
fitipaldi .com #1
fitipaldi .com #1
Mensajes: 1017
Registrado: 09 Sep 2003, 20:11
Ubicación: Medina Sidonia
Contactar:

Mensajepor asangarcia » 05 Oct 2003, 13:55

Joder me han encatao los dos relatos, y de estos si me se algunos, así que por fin voy a escribir algo en este foro. Se trata de la leyende india (americana, no de la India) sobre la creación.

"Cuentan las leyendas que un Dios cogió un poco de barro para hacer al hombre, lo moldeó, le dio forma, y lo metió en el horno, pero se distrajo y lo sacó un poco quemado, así apareció la raza negra. Como no le gustó, lo intentó hacer otra vez pero con el ansia de sacarlo pronto lo hizo demasiado pronto, y salió poco hecho, muy blanquito; así apareció el hombre blanco. Como ninguno de los dos le gustaba, quiso hacer uno del todo bien, y controló el tiempo exacto del horno, y lo sacó en su ponto; así nació el hombre rojo (Indios Americanos)"

No sé por qué he puesto este relato, será porque es el último que he escuchado, si me acuerdo de más los pongo. Pero creo que sobre todo es por la fascinación que tengo con el mundo Indio, me encanta, recomiendo a todos que leais la carta que escribió el último gran jefe indio, hace unos 200 años asi, a G.Washinton cuando le quiso comprar las tierras, si puedo la cuelgo aquí, pero es un poco larguita.

Hasta otra, os dejo con un resfriao de muerte :(
Sigo aquí, esquivo a la soledad,
a veces me va bien..., a veces voy fatal

Avatar de Usuario
Aprendiz
fitipaldi implicado
fitipaldi implicado
Mensajes: 472
Registrado: 09 Sep 2003, 22:53
Ubicación: En camino...

Mensajepor Aprendiz » 05 Oct 2003, 14:15

Haced caso a Asangarcia esa carta del jefe seattle es buenisimo, ademas es uno de los textos mas recurridos los los ecologistas. Yo ahora voy a poner un texto k oi en un concierto de Ismael Serrano, a ver is os gusta, es un poco pasteloso y cursi, pero ostias, me gusta:

Cuento de pasiones y virtudes

Antes de que este planeta estuviese habitado por hombres y por mujeres vivían en el pasiones y virtudes. En el planeta Tierra estuvieron viviendo durante cientos y cientos de años y durante toda una eternidad pasiones y virtudes que se aburrían de lo lindo con el transcurrir de los siglos, así que cada día trataban de inventar un juego nuevo al que jugar para que se hiciese mas llevadera la larga, larga, larga, larga existencia. Solía ser la imaginación la que proponía los juegos, y un día propuso jugar al escondite. A todos les pareció bien, todos estaban entusiasmado con la idea, pero claro, quien contaría. La primera en levantar la mano fue la locura “ Yo, yo, yo cuento” . Bueno esta bien, pues a contar. “Vuelve la cara contra ese árbol y comienza la cuenta mientras el resto nos escondemos”.

La locura se dio la vuelta, volvió la cara contra la corteza del árbol y empezó a contar una cuenta imposible “ 1, 7,2, 55, 88, 13”, y uno a uno se fueron escondiendo todas y todos. La locura seguía con su cuenta, y cada uno iba buscando el lugar mas apropiado en el que pensaba que la locura no lo encontraría. Poco a poco se fueron escondiendo todos, excepto uno, que tardaba en encontrar el lugar apropiado, ese era el amor. Es que ya sabéis que el amor es bastante indeciso, y andaba de una lado a otro sin saber donde meterse. La locura seguía con su cuenta “ 55, 6, 99, 100, voy”, y se dio la vuelta. El amor se metió en el primer lugar que vio, se metió de un salto en un matorral de zarzas que había ahí cerca, allí se coló y se quedo atrapado con la esperanza de que no lo vieran, y no lo vio. A quien primero se encontró la locura, allí tumbada fue a la pereza, a la imaginación allí entre las nubes, a la mentira la vio allí, pero como era mentira estaba allí, y así uno a uno fueron apareciendo todos, la locura fue encontrándolos a todos. Al poco rato faltaba solamente uno por encontrar, aquel era el amor. Es que ya sabéis que encontrar al amor es bastante difícil. El juego ya empezaba a hacerse pesado, así que la locura empezó a impacientarse

“Amor sal ya que se hace tarde”, pero el amor ya sabéis que es muy indeciso, y no solamente uno tarda en encontrarlo, sino que a veces tarda demasiado en salir a la luz. El amor asustado no salía. La envidia que suele preocuparse bastante mas de los demás que de si misma, se acerco al oído de la locura y le dijo: “ El amor esta oculto en esas zarzas”. La locura muy enfadada fue hacia las zarzas y empezó a gritar : “ Amor sal ya,se nos hace tarde”. Pero yo les he dicho ya que el amor es indeciso, y una vez que lo encuentras es difícil sacarlo. La locura muy enfadada trato de meter la mano entre las zarzas para sacar al amor de las solapas, con la mala fortuna que se pincho con una espina, es que a veces hacer salir al amor es doloroso. La locura muy enfadada agarro una vara que había junto a las zarzas, la introdujo en el matorral y empezó a agitarla entre las ramas. De repente sonó un grito, de entre las ramas de las zarzas salió el amor con las cuencas de los ojos ensangrentadas. La locura en su locura al agitar la vara entre las zarzas le había sacado los ojos al amor dejándolo ciego para siempre. Todos se quedaron muy callados mirando al amor con las cuencas vacías, sin saber que decir nadie. Quizá aquella fue la única ocasión en la que la locura hablo con un poquito de cordura, por que dijo: “ No os preocupéis, desde ahora yo seré sus ojos”.

Y es por eso que desde entonces EL AMOR ES CIEGO Y LA LOCURA SON SUS OJOS.
Si alguien llega a victoria que me espere alli y se saque dos tequilas

Avatar de Usuario
Azazel
fitipaldi .com
fitipaldi .com
Mensajes: 554
Registrado: 10 Sep 2003, 09:13
Ubicación: de Madrí
Contactar:

Mensajepor Azazel » 06 Oct 2003, 11:39

Pues yo no me se muchos cuentos, pero este que pongo aqui, me gusta mucha y para los que no lo hayan oido nunca:



UNA HISTORIA DE AMOR



Hace muchos anos acontecio un hecho que nuestros abuelos relatan y que se ha transmitido oralmente de generadcion en generación y dice:

En la falda del volcan del copo, de la sierra chacalan, lugar muy cercano a la comunidad de Rincón de Guayabitos municipio de compostela,existio una comunidad indigena comandada por un gran sacerdote, venido de lejanas tierras, el cual se enamora de una princesa de esta comunidad, llamada Iztalxochil, de ese matrimonio nacieron tres hijos,dos varones y un mujer de la cual nos ocuparemos en este relato.

Ella se llamo Xochilpapalot (flor de mariposa) mujer de una incomprable belleza y un bondadoso corazon que amaba la naturaleza, a las aves, a las flores y a todos los seres con los que vivia. pero con ese amor que ella otorgaba, fue mal imterpretado por los jovenes mancebos, quienes se disputaban su amor y un nefasto dia, se enfrentaron en pelea, dos de sus mas asediantes enamorados Iztalcohuatl y Huitzintenoc, dos jovenes guerreros, muriendo ambos en la contienda.

Esto causo una gran tristeza a la hermosa joven, por lo que sus ojos de resplandesciente obsidiana se secaron de tanto llorar y su corazon se marchito de pena, sintiendose culpable de tan lamentable hecho.

Su congoja fue tal, que una tarde de verano slaio de su aldea y se dirigio rumbo al ojo de agua de la ceiba, hundiendose en el pantano que la devoro con su fango, por lo que el cielo lloro nueve dias y nueve noches sin descanso y al amanecer del decimo dia aparecio un resplandesciente arco iris el cual iniciaba en el pantano de la ceiba y se perdia en el horizonte marino. los parientes y amigos que la buscaron por la montana, al llegar al pantano supieron que ahi se habia hundido la joven princesa porque de ahi broto una hermosa flor con los colores del arco iris.

Y dicen los abuelos de este relato, que los jovenes mancebos que murieron por el amor de la joven se convirtieron en dos grandes rocas, de las cuales brotaron dos colibries de hermosos colores que buscaban de flor en flor la dulce miel que se pueda comparar con la dulce Xochilpapalot.

Y si van algun dia a ese lugar, encontraras las dos grandes rocas y un hermoso ojo de agua que los lugarenos llaman el "ojo de la ceiba" o "de la princesa".
La autocrítica y el saber escuchar nos haran indestructibles.

Una estrategia de amor es mas fuerte que cualquier otro lazo y que todos los ejercitos juntos. Combate una pistola con un beso...

Avatar de Usuario
Mo
fitipaldi .com #1
fitipaldi .com #1
Mensajes: 1432
Registrado: 09 Sep 2003, 17:07
Ubicación: LoS MaDRiLeS

Mensajepor Mo » 06 Oct 2003, 22:06

No me mateis por la largura, xo quería dejar algo de mi infancia. Estos cuentos ( dejo solo uno) me los leía mi mami, cuando pensó k ya era demasiado mayor xa las versiones dulcificadas de los cuentos.

BLaNCaNieVeS Y LoS SieTe eNaNiToS
Cuando murió la madre de Blanquita
dijo su padre, el Rey: << Esto me irrita.
¡Qué cosa tan pesada y tan latosa!.
Ahora tendré que dar con otra esposa...>>
- es por lo visto, un lío del demonio
para un rey componer su matrimonio-.
Mandó anunciar en todos los periódicos:
<< Se necesita Reina>>y, muy metódico,
recortó las respuestas que enseguida
llegaron a millones... << La elegida
ha de demostrar con pruebas convincentes
que eclipsa a cualquier otra pretendiente>>.
Por fin fue preferida a las demás
la señorita Obdulia Carrasclás,
que trajo un artefacto extraordinario
comprado a algún exótico anticuario:
era un ESPEJO MÁGICO PARLANTE
con marco de latón, limpio y brillante,
que contestaba a quien le planteara
cualquier cuestión con la verdad más clara.
Así, si por ejemplo alguien quería
saber que iba a cenar ese día,
el chisme le decía sin tardar:
<< Lentejas o te quedas sin cenar>>.
El caso es que la Reina, que Dios la guarde,
le preguntaba al trasto cada tarde:
<< Dime espejito, cuéntame una cosa:
de todas, ¿no soy yo la más hermosa?>>.
Y el cachivache siempre: <<Mi señora,
vos sois la más hermosa, encantadora
y bella de este reino. No hay rival
A quien no hayáis comido la moral>>.
* * *
La Reina repitió diez largos años
la estúpida pregunta y sin engaños
le contestó el Espejo, hasta que un día
Obdulia oyó al cacharro que le decía:
<< Segunda sois Señora. Desde el jueves,
es mucho más hermosa Blancanieves>>.
Su majestad se puso furibunda,
armó una impresionante barahúnda
y dijo: << ¡Yo me cargo a esa muchacha!
¡La aplastaré como a una cucaracha!
¡La despellejaré, la haré guisar
y me la comeré para almorzar>>.
Llamó a su cazador al aposento
Y le gritó: <<¡Cretino escucha atento!
Vas a llevarte al monte a la princesa
diciéndole que vais a buscar fresas
y, cuando estéis allí, vas a matarla,
desollarla muy bien, descuartizarla
Y, para terminar, traerme al instante
Su corazón caliente y palpitante.>>
* * *
El cazador llevo a la criatura,
mintiéndole vilmente, a la espesura
del Bosque. La Princesa, que se olió
La torta, dijo: <<¡ Espere! ¿ Qué he hecho yo
para que usted me mate, señor mio?>>.
-el brazo y el cuchillo de aquel tio
erizaban el pelo al más pintado-.
¡Déjeme por favor, no sea pesado!>>.
El cazador, que no era mala gente,
se derritió al mirar a la inocente.
<< Aléjate corriendo de mi vista,
porque si me lo pienso más, vas lista..>>.
La chica ya no estaba - ¡ que iba a estar!-
cuando el verdugo terminó de hablar.
Después fue el hombre a ver al carnicero,
pidió que le sacara un buen cordero,
compró media docena de costillas
amén del corazón y, a pies juntillas,
Obdulia tomo aquella casquería
por carne de la Princesa: <<¡ Que mi tía
se muera si he faltado a vuestro encargo.
Señora.... se hace tarde....yo me largo...>>.
<< Os creo cazador, marchad tranquilo
-dijo la Reina- ¡ Y ese medio kilo
de chuletillas y ese corazón
los quiero bien tostados al carbón! >>.
Y se los engulló la muy salvaje,
con un par de vasitos de brebaje.
* * *
¿ Que hacia la Princesa mientras tanto?
Pues auto-stop para curar su espanto.
Volvió a la capital en un boleo
y consiguió muy pronto un buen empelo
de ama de llaves en el domicilio
de siete divertidos hombrecillos.
Habían sido jockeys de carreras
y eran muy majos todos, si no fuera
por un vicio que en sábados y fiestas
les devoraba el coco: ¡las apuestas!.
Así, si en los caballos no atinaban
un día, esa noche no cenaban....
Hasta que una mañana dijo Blanca:
<< Tengo una idea, chicos, que no es manca.
dejad todo el asunto de mi cuenta,
que voy a resolveros vuestra cuenta,
pero hasta que yo vuelva de paseo
no quiero que juguéis ni al veo veo>>.
Se fue Blanquita aquella misma noche
de nuevo en auto-stop- y en un buen coche-
hasta Palacio y, siendo chica lista,
cruzó los aposentos sin ser vista;
el Rey estaba absorto haciendo cuentas
en el Despacho Real, y la sangrienta
Obdulia se encontraba en cocina
comiendo pan con miel y margarina.
La joven pudo, pues, llegar al fin
hasta el dicho Espejo Parlanchín,
echárselo en un saco y, salir de puntillas,
volver sobre sus pasos dos mil millas
-que eso le parecieron, pobrecilla-.
<< Muchachos, aquí traigo una cosita
que todo lo adivina sin error
¿ Queréis probar?>>. <<¡Si!¡Si!>> dijo el mayor
<< Mira espejito, no nos queda un chavo,
así que has de acertar en todo el clavo:
¿quién ganará mañana la tercera?>>.
<< La yegua Rififí será la primera>>,
le contestó el espejo roncamente...
¡ Imaginad la euforia consiguiente!
Blanquita fue clamada, agasajada,
despachurrada a besos y estrujada.
Luego corrieron todos los Enanos
hasta el local de apuestas más cercano
y no los quedó un mal maravedí
que no fuera a parar a Rififí:
vendieron el Volkswagen, empeñaron
relojes y colchones, se entramparon
con una sucursal de la Gran Caja
para apostarlo todo a su potranca.
Después, en el hipódromo se vio
que el Espejito no se equivocó,
y ya, siempre los sábados y fiestas
ganaron los muchachos sus apuestas.
Blanquita tuvo parte en beneficios
por ser la emperatriz del artificio,
y, en cuanto corrió un poco el calendario,
se hicieron todos superbillonarios
-de donde se deduce que jugar
no es mala cosa..... si se va a ganar-.

" Cuentos en verso para niños perversos" Roal Dahl

Saluditos para todos
a VeCeS áNGeL, a VeCeS DeMoNio... PeRo SieMPRe Yo



"eLLa eSTá SoLa eN eL HoRiZoNTe.

CaMiNo DieZ PaSoS Y eL HoRiZoNTe Se CoRRe DieZ PaSoS MáS aLLá.

¿PaRa Qué SiRVe La uToPía?.

PaRa eSo SiRVe: PaRa CaMiNaR."

Avatar de Usuario
robert
Moderador
Moderador
Mensajes: 2839
Registrado: 10 Sep 2003, 13:10
Ubicación: Barcelona
Contactar:

Mensajepor robert » 07 Oct 2003, 12:28

Buenas!

Esta es una historia que escribio un tío que vendía libros en la Rambla de Barcelona...Eduardo Mazo

ROMA, UNA TARDE

El anciano, levemente recogido sobre si mismo, se pasea y medita. Tras las columnas, que parecen espigas perpendiculares de trigo, entran los rayos del sol, (los mismos que oscurecieron la piel de Rómulo y Remo, los que se confundieron con el fuego de la ciudad agredida), ornando el pensamiento. Hacía ya largo tiempo, había irrumpido en él, en forma lenta y progresiva, el pánico de la lucidez. Era un hombre sabio. Su actividad cerebral se estimaba muy superior a las más complejas y entramadas. En el arca de su pasado, en aquellos infinitos años de estudio, fueron germinando, por increíbles, las parábolas de la contradicción que ahora lo acercaba al terror. Se veían blancas sus ropas, y negras, esas cuencas que jugaban entre sus arrugadas manos. Y azules los ojos, hondos y azules de temblor. No hallaba la mínima posibilidad de huída. Intentarlo sería estéril e inaudito. El mundo entero regurgitaría conmovido y espantado.

El anciano sabía que era absolutamente cierto lo que su mente tensaba a la distancia. Era la luz inconmensurable de su pensamiento contra la afirmada sombra que lo llevó hasta ese sitial. Casi a hurtadillas, se asoma detrás de una de las innumerables ventanas del edificio. Mira a la plaza. La gente, allá abajo, se mueve como de costumbre, entre capturas fotográficas y vendedores de recuerdos bajo el sol. El Papa se retira de esa visión y prosigue su pesado y final andar. "Dios no existe", murmura en su frío. Y cae muerto.


Nos vemos en los bares

Avatar de Usuario
asangarcia
fitipaldi .com #1
fitipaldi .com #1
Mensajes: 1017
Registrado: 09 Sep 2003, 20:11
Ubicación: Medina Sidonia
Contactar:

Mensajepor asangarcia » 08 Oct 2003, 21:23

Este es un relato muy bueno, que me lo enseño mi profesor de filosofía

"Hace un tiempo existió un maestro de filosofía que siempre que terminaba las clases decía una parábola, pero cuando iba a llegar a la moraleja abandonaba las clases y dejaba a los alumnos con la intriga. Un día contó una historia muy interesante, y los alumnos, que querian conocerla hasta el final, le dijeron al profesor que contara también la moraleja de la historia.
El profesor, al oir esto, fue hacia el alumno que lo había preguntado y tuvo con el esta conversación:
-Por hacerme esa pregunta te voy a regalar una manzana, ¿vale?
-Gracias profesor- y cuando el alumno la iba a cojer, el profesor le dijo
-Es más, te la voy a pelar
-Muchas gracias, señor- pero la cosa no quedó ahí
-Déjame también que te la corte en pequeños trozos-le volvió a decir el profesor quitándole la manzana de la mano al alumno
-Bueno... pues gracias- Cuando le devolvió la manzana, el alumno se la iba a comer cuando le insistió el maestro:
-Anda, déjame también que se la mastique- y le quitó la manzana al alumno y se la metió en la boca. Cuando se la delvovió al alumno, masticada, este dijo
-Gracias señor, pero así no la quiero...- a lo que le respondió su maestro:
-Moraleja: <No querais que todo os lo den masticado>"

A mi me gusta mucho la historia, y creo que se puede aprender de ella[/i]
Sigo aquí, esquivo a la soledad,

a veces me va bien..., a veces voy fatal

Avatar de Usuario
Azazel
fitipaldi .com
fitipaldi .com
Mensajes: 554
Registrado: 10 Sep 2003, 09:13
Ubicación: de Madrí
Contactar:

Mensajepor Azazel » 09 Oct 2003, 09:12

Este es el cuento de un pequeña hormiga:

Erase un vez una pequeña hormiga que fue invitada a una fiesta, la hormiguita, llamemosla Manuela, muy contenta e ilusionada por el evento, se puso sus mejores ropas, se maquilló como nunca lo habia hecho, se echó unas gotitas de su mejor perfume y los zapatos de tacón más altos que tenía...

Así se dirigía a la fiesta, nuestra Manuela, alegre y risueña, cuando a mitad del camino se encuentró con un charco enorme que no podía cruzar.
En esto se debatía Manuela, cuando por el camino pasó una vaca:
- Muuuuuuuuuuuu - dijo la vaca saludando a Manuela
- Buenas tardes, Sra. Vaca - dijo Manuela - ¿Sería Vd. tan amable de cruzarme el charco? - le preguntó.
- Claaaaaaaaaroooooooooo, muuuuuu - dijo la Sra. Vaca y Manuelita se montó en el rabo.

Amitad del charco, Manuelita empezó a notar un fuerte olor a mierda, que procedía del culo de la Sra. Vaca, y Manuelita pensó, "Vaya, va a ser peor el remedio que la enfermedad". Entristecida miró al charco, debatiendose entre llegar mojada a la fiesta o con un tremendo olor a mierda, cuando vió pasar flotando una pajita por el charco, "Esta es la mía", pensó nuestra hormiguita, y sin pensarselo dos veces, se tiró a la pajita, más cual fué su infortunia, cayó al charco y no a la paja y quedó empapada finalmente.

Moraleja: más vale un mal rabo que una buena paja.

Ya sé que no es muy didáctico, pero, al leer lo de las moralejas, me he acordado.

MMMmmmmmmua a todos...
La autocrítica y el saber escuchar nos haran indestructibles.



Una estrategia de amor es mas fuerte que cualquier otro lazo y que todos los ejercitos juntos. Combate una pistola con un beso...

Avatar de Usuario
madelein
fitipaldi avezado
fitipaldi avezado
Mensajes: 73
Registrado: 21 Sep 2003, 20:49

Mensajepor madelein » 10 Oct 2003, 17:44

Me lo contaron hace tiempo y para mi nunca ha perdidio su magia. disculpen la osadía y cuidense....




Érase una vez que se era un pequeño lebratoq ue quería demostrar a su padre cuantísimo le quería, asi que un día de paseo pegó un salto y le dijo:
-Mira papá, todo esto te quiero. Su padre saltó y llegó más lejos y le dijo
-Mita hijo, todo esto y quiero yo. el pequeño lebrato se alegró al ver que su padre le quería mucho, pero se esntristeció al ver que no podía demostrar a su padre todo lo que le quería.
otra tarde de pesca el lebrato estiró los brazos y le dijo a su padre que eso era todo lo que le quería. el pequeño se sintió muy bien, porque se había estirado mucho pero cuando vio a su padre, mucho más grande, estirar los brazos y decirle que eso era todo lo que le quería a él, se puso triste otra vez. al cabo de una semana el lebrato estaba viendo la luna desde su madriguera y fue a junto de su padre, le dijo,
-papá, ves la luna, pues esa distancia t quiero. el padre asintió y dio un beso a su hijo.
-Muchas gracias pequeño.
El lebrato se durmió feliz. por fin le había demostrado a su padre cuanto le quería. cuando estaba profundamente dormido, el padre se acercó a él y dándole y tierno beso le dijo:
-Yo hasta la luna ida y vuelta

Avatar de Usuario
asangarcia
fitipaldi .com #1
fitipaldi .com #1
Mensajes: 1017
Registrado: 09 Sep 2003, 20:11
Ubicación: Medina Sidonia
Contactar:

Mensajepor asangarcia » 13 Oct 2003, 11:02

Bueno, este relato es de Paulo Coelho, sacado de la revista El Semanal de esta semana, a mí personalmente me encantan los relatos que escribe este hombre...

"TRES GOLPES CERTEROS
-¿Cómo puedo saber la mejor forma de actuar en la vida?-preguntó el discípulo al maestro.
El maestro le pidió que construyera una mesa. El discípulo clavaba los clavos con tres golpes certeros. Un clavo, sin embargo, alcanzó un lugar más duro y el discípulo tuvo que dar un golpe más. Hundió el clavo demasiado y dañó la madera.
-Tu mano estaba acostumbrada a los tres martillazos-dijo el maestro-. Confiabas tanto en lo que hacías que perdiste la atención y precisión.
Cuando la acción se convierte en poco más que un hábito, deja de tener sentido y puede acabar causando daños; nunca dejes que la rutina guíe tus movimientos."
Sigo aquí, esquivo a la soledad,

a veces me va bien..., a veces voy fatal

Avatar de Usuario
Prometeo
fitipaldi reconocido
fitipaldi reconocido
Mensajes: 114
Registrado: 10 Sep 2003, 14:58
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensajepor Prometeo » 17 Oct 2003, 00:19

LA FÁBULA DEL TORO Y LA MOSCA


Estaba el mismo toro pastando en la dehesa y llegó una mosca cojonera de
estas que empiezan a posarse dando el coñazo. El caso es que se le posó al
toro en el culete y éste la espantó con el rabo. La mosca echó a volar y se
volvió a posar en el culete.


El toro volvió a sacudirle con el rabo, así que la mosca voló y se posó
esta vez un poco más hacia delante, en el costado del toro.


El toro hizo un esfuerzo y volvió a alcanzar a la mosca con el rabo.


La mosca, que ya estaba "mosca" con el rabo se posó entonces en el hocico
del toro,donde éste no podría llegar con el rabo...


De repente el toro sacó la lengua y glup!!!


Se papeó la mosca.


MORALEJA: Lo que no puedas terminar con el rabo, termínalo con la lengua.

Avatar de Usuario
Azazel
fitipaldi .com
fitipaldi .com
Mensajes: 554
Registrado: 10 Sep 2003, 09:13
Ubicación: de Madrí
Contactar:

Mensajepor Azazel » 17 Oct 2003, 08:49

Muy bueno Prometeo, aun estoy riendome, jajajajja, mu weno.

Fábula del Conejo y del Pájaro

Un conejito paseaba por el bosque, cuando, enderepente, se pone a llover a cantaros y no encuentra donde refugiarse, llovia incesablemente, y el conejito, asustado ya, se puso debajo de un árbol en el que en una de sus ramas, posado alegremente, un pajarillo limpiaba sus plumas...

Siguió lloviendo, y la lluvia comenzó a inundar el bosque, el conejito, asustado, porque no sabia nadar, miró hacía arriba y le rogó al pajarito:

- Pajarito, pajarito, me dejas subir al arbol, es que no se nadar y el agua cada vez sube más y más deprisa... - el pajarito le miró asombrado.

- No - corto y rotundo, y siguió limpiando sus plumas.

El agua siguió cayendo, y cayendo, ya cayendo, tanto que al conejito ya le cubría las patitas...

- Pajarito, pajarito, dejame subir al arbol, por favor, dejame, me estoy ahogando - "Puto conejo de los cojones, será plasta" pensó el pajaro.
- Que no, no seas pesao, tio, que ya te he dicho que no.
- Pero paj..
- Que no. - y el pajaro siguió a lo suyo.

El agua siguió cayendo y el conejito ya estaba cubierto casi por completo, tanto, que para hablar tenia que saltar porque el agua le cubria el hocico...
- Pa ja ri to, pa ja ri to, de ja me su bir, por fa vor, me a ho go...- decia el conejito saltando...
- Queeeeeeeee noooooooooooo, te estas poniendo muy cansino eh? te he dicho ya unas ochociantas cuarenta mil y una vez que no...

Moraleja: Cuanto más se moja el conejito, más duro se pone el pajarito.

MMMMMMMMMmuas a todos
La autocrítica y el saber escuchar nos haran indestructibles.



Una estrategia de amor es mas fuerte que cualquier otro lazo y que todos los ejercitos juntos. Combate una pistola con un beso...

Avatar de Usuario
madelein
fitipaldi avezado
fitipaldi avezado
Mensajes: 73
Registrado: 21 Sep 2003, 20:49

Mensajepor madelein » 17 Oct 2003, 20:49

El Papel y La Tinta

Estaba una hoja de papel sobre una mesa, junto a otras hojas iguales a ella, cuando una pluma, bañada en negrísima tinta, la mancho llenándola de palabras.
-¿No podrías haberme ahorrado esta humillación? Dijo enojada la hoja de papel a la tinta. Tu negro infernal me ha arruinado para siempre.
-No te he ensuciado. Repuso la tinta. Te he vestido de palabras. Desde ahora ya no eres una hoja de papel, sino un mensaje. Custodias el pensamiento del hombre. Te has convertido en algo precioso.
En efecto, ordenando el despacho, alguien vio aquellas hojas esparcidas y las junto para arrojarlas al fuego. Pero reparo en la hoja "sucia" de tinta y la devolvió a su lugar porque llevaba, bien visible, el mensaje de la palabra. Luego, arrojo las demás al fuego.


La moraleja la ponen ustedes.


Volver a “Poeta de mierda, de manos vacías”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado