Cuentacuentos

Avatar de Usuario
Buscador
Mensajes: 23
Registrado: 31 Oct 2004, 15:53
Ubicación: Crevillent
Contactar:

Las Advetencias

Mensajepor Buscador » 24 Mar 2005, 21:48

Un día, un joven se arrodilló a orillas de un río. Metió los brazos en el agua para refrescarse el rostro y allí, en el agua, vio de repente la imagen de la muerte. Se levantó muy asustado y preguntó:
-Pero... ¿qué quieres? ¡Soy joven! ¿Por qué vienes a buscarme sin previo aviso?
-No vengo a buscarte -contestó la voz de la muerte-. Tranquilízate y vuelve a tu hogar, porque estoy esperando a otra persona. No vendré a buscarte sin prevenirte, te lo prometo.
El joven entró en su casa muy contento. Se hizo hombre, se casó, tuvo hijos, siguió el curso de su tranquila vida. Un día de verano, encontrándose junto al mismo río, volvió a detenerse para refrescarse. Y volvió a ver el rostro de la muerte. La saludó y quiso levantarse. Pero una fuerza lo mantuvo arrodillado junto al agua. Se asustó y preguntó:
-Pero ¿que quieres?
-Es a ti a quien quiero -contestó la voz de la muerte-. Hoy he venido a buscarte.
-¡Me habías prometido que no vendrías a buscarme sin prevenirme antes! ¡No has mantenido tu promesa!
-¡Te he prevenido!
-¿Me has prevenido?
-De mil maneras. Cada vez que te mirabas a un espejo, veías aparecer tus arrugas, tu pelo se volvía blanco. Sentías que te faltaba el aliento y que tus articulaciones se endurecían. ¿Cómo puedes decir que no te he prevenido?
Y se lo llevó hasta el fondo del agua.
Dicen que el amor tiene 4000 puertas y que sólo una de ellas esta abierta en la plaza del querer, y que los amantes han roto las farolas para poderse querer bien.

Avatar de Usuario
Buscador
Mensajes: 23
Registrado: 31 Oct 2004, 15:53
Ubicación: Crevillent
Contactar:

La casa encantada

Mensajepor Buscador » 25 Mar 2005, 01:48

Una joven soñó una noche que caminaba por un extraño sendero campesino, que ascendía por una colina boscosa cuya cima estaba coronada por una hermosa casita blanca, rodeada de un jardín. Incapaz de ocultar su placer, llamó a la puerta de la casa, que finalmente fue abierta por un hombre muy, muy anciano, con una larga barba blanca. En el momento en que ella empezaba a hablarle, despertó. Todos los detalles de este sueño permanecieron tan grabados en su memoria, que por espacio de varios días no pudo pensar en otra cosa. Después volvió a tener el mismo sueño en tres noches sucesivas. Y siempre despertaba en el instante en que iba a comenzar su conversación con el anciano.
Pocas semanas más tarde la joven se dirigía en automóvil a una fiesta de fin de semana. De pronto, tironeó la manga del conductor, y le pidió que detuviera el automóvil. Allí, a la derecha del camino pavimentado, estaba el sendero campesino de su sueño.
-Espéreme un momento -suplicó, y echó a andar por el sendero, con el corazón latiéndole alocadamente.
Ya no se sintió sorprendida cuando el caminito subió enroscándose hasta la cima de la boscosa colina y la dejó ante la casa cuyos menores detalles recordaba ahora con tanta precisión. El mismo anciano del sueño respondía a su impaciente llamado.
-Dígame -dijo ella-, ¿se vende esta casa?
-Sí -respondió el hombre-, pero no le aconsejo que la compre. ¡Un fantasma, hija mía, frecuenta esta casa!
-Un fantasma -repitió la muchacha-. Santo Dios, ¿y quién es?
-Usted -dijo el anciano, y cerró suavemente la puerta.
Dicen que el amor tiene 4000 puertas y que sólo una de ellas esta abierta en la plaza del querer, y que los amantes han roto las farolas para poderse querer bien.

Avatar de Usuario
Buscador
Mensajes: 23
Registrado: 31 Oct 2004, 15:53
Ubicación: Crevillent
Contactar:

El acertijo

Mensajepor Buscador » 26 Mar 2005, 20:25

Érase una vez el hijo de un rey, a quien entraron deseos de correr mundo, y se partió sin más compañía que la de un fiel criado. Llegó un día a un extenso bosque, y al anochecer, no encontrando ningún albergue, no sabía dónde pasar la noche. Vio entonces a una muchacha que se dirigía a una casita y, al acercarse, se dio cuenta de que era joven y hermosa. Se dirigió a ella y le dijo:

-Mi buena niña, ¿no nos acogerías por una noche en la casita, a mí y a mi criado?

-De buen grado lo haría -respondió la muchacha con voz triste-; pero no se los aconsejo. Mejor es que busquen otro alojamiento.

-¿Por qué? -preguntó el príncipe.

-Mi madrastra tiene malas tretas y odia a los forasteros -contestó la niña, suspirando.

Bien se dio cuenta el príncipe de que aquella era la casa de una bruja; pero como no era posible seguir andando en la noche cerrada, y, por otra parte, no era miedoso, entró. La vieja, que estaba sentada en un sillón junto al fuego, miró a los viajeros con sus ojos rojizos:

-¡Buenas noches! -dijo con voz gangosa, que quería ser amable-. Siéntense a descansar.

Y sopló los carbones, en los que se cocía algo en un puchero.

La hija advirtió a los dos hombres que no comiesen ni bebiesen nada, pues la vieja estaba confeccionando brebajes nocivos. Ellos durmieron apaciblemente hasta la madrugada, y cuando se dispusieron a reemprender la ruta, estando ya el príncipe montado en su caballo, dijo la vieja:

-Aguarda un momento, que tomarás un trago como despedida.

Mientras entraba a buscar la bebida, el príncipe se alejó a toda prisa, y cuando volvió a salir la bruja con la bebida, sólo halló al criado, que se había entretenido arreglando la silla.

-¡Lleva esto a tu señor! -le dijo.

Pero en el mismo momento se rompió la vasija y el veneno salpicó al caballo; tan virulento era, que el animal se desplomó muerto, como herido por un rayo. El criado echó a correr para dar cuenta a su amo de lo sucedido; pero, no queriendo perder la silla, volvió a buscarla. Al llegar junto al cadáver del caballo, encontró que un cuervo lo estaba devorando.

«¿Quién sabe si cazaré hoy algo mejor?», se dijo el criado; mató, pues, al cuervo y se lo metió en el zurrón.

Durante toda la jornada estuvieron errando por el bosque, sin encontrar la salida. Al anochecer dieron con una hospedería y entraron en ella. El criado dio el cuervo al posadero, a fin de que se lo guisara para cenar. Pero resultó que había ido a parar a una guarida de ladrones, y ya entrada la noche se presentaron doce bandidos que concibieron el propósito de asesinar y robar a los forasteros. Sin embargo, antes de llevarlo a la práctica se sentaron a la mesa, junto con el posadero y la bruja, y se comieron una sopa hecha con la carne del cuervo. Pero apenas hubieron tomado un par de cucharadas, cayeron todos muertos, pues el cuervo estaba contaminado con el veneno del caballo.

Ya no quedó en la casa sino la hija del posadero, que era una buena muchacha, inocente por completo de los crímenes de aquellos hombres. Abrió a los forasteros todas las puertas y les mostró los tesoros acumulados. Pero el príncipe le dijo que podía quedarse con todo, pues él nada quería de aquello, y siguió su camino con su criado.

Después de vagar mucho tiempo sin rumbo fijo, llegaron a una ciudad donde residía una orgullosa princesa, hija del Rey, que había mandado pregonar su decisión de casarse con el hombre que fuera capaz de plantearle un acertijo que ella no supiera descifrar, con la condición de que, si lo adivinaba, el pretendiente sería decapitado. Tenía tres días de tiempo para resolverlo; pero eran tan inteligente, que siempre lo había resuelto antes de aquel plazo. Eran ya nueve los pretendientes que habían sucumbido de aquel modo, cuando llegó el príncipe y, deslumbrado por su belleza, quiso poner en juego su vida. Se presentó a la doncella y le planteó su enigma:

-¿Qué es -le dijo- una cosa que no mató a ninguno y, sin embargo, mató a doce? En vano la princesa daba mil y mil vueltas a la cabeza, pero no acertaba a resolver el acertijo. Consultó su libro de enigmas, pero no encontró nada; había terminado sus recursos. No sabiendo ya qué hacer, mandó a su doncella que se introdujese a escondidas en el dormitorio del príncipe y se pusiera al acecho, pensando que tal vez hablaría en sueños y revelaría la respuesta del enigma. Pero el criado, que era muy listo, se metió en la cama en vez de su señor, y cuando se acercó la doncella, arrebatándole de un tirón el manto en que venía envuelta, la echó del aposento a palos. A la segunda noche, la princesa envió a su camarera a ver si tenía mejor suerte. Pero el criado le quitó también el manto y la echó a palos.

Creyó entonces el príncipe que la tercera noche estaría seguro, y se acostó en el lecho. Pero fue la propia princesa la que acudió, envuelta en una capa de color gris, y se sentó a su lado. Cuando creyó que dormía y soñaba, se puso a hablarle en voz queda, con la esperanza de que respondería en sueños, como muchos hacen. Pero él estaba despierto y lo oía todo perfectamente.

Preguntó ella:

-Uno mató a ninguno, ¿qué es esto?

Respondió él:

-Un cuervo que comió de un caballo envenenado y murió a su vez.

Siguió ella preguntando:

-Y mató, sin embargo, a doce, ¿qué es esto?

-Son doce bandidos, que se comieron el cuervo y murieron envenenados.

Sabiendo ya lo que quería, la princesa trató de escabullirse, pero el príncipe la sujetó por la capa, que ella hubo de abandonar. A la mañana, la hija del Rey anunció que había descifrado el enigma y, mandando venir a los doce jueces, dio la solución ante ellos. Pero el joven solicitó ser escuchado y dijo:

-Durante la noche la princesa se deslizó hasta mi lecho y me lo preguntó; sin esto, nunca habría acertado.

Dijeron los jueces:

-Danos una prueba.

Entonces el criado entró con los tres mantos, y cuando los jueces vieron el gris que solía llevar la princesa, fallaron la sentencia siguiente:

-Que este manto se borde en oro y plata; será el de la boda de ustedes.
Dicen que el amor tiene 4000 puertas y que sólo una de ellas esta abierta en la plaza del querer, y que los amantes han roto las farolas para poderse querer bien.

Avatar de Usuario
Frozen Fantasy
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 4051
Registrado: 11 Sep 2003, 13:16
Ubicación: Granada
Contactar:

Mensajepor Frozen Fantasy » 10 May 2005, 21:25

Pues en la pagina de Fran Reca (www.franreca.com) he encontrado muchos cuentos cortos, casi poesias, preciosos. Aquí os copio alguno:


Una vez, cuando la tierra surgió del fuego los dioses se disputaban
su sitio en el planeta. Era tal el caos que tan sólo reinaba la oscuridad y la locura.
Todo era una algarabía y nadie se ponía de acuerdo.
Un día los dioses del frío, del calor, del viento y de la luz se reunieron y
decidieron acabar con tanto desajuste.
Se subieron a lo alto de una montaña y tras dialogar largo tiempo acordaron un pacto.
Los dioses se dividieron el año en cuatro partes iguales.
El dios del viento se apropió de la primera,
hacía caer las hojas de los árboles, traía las nubes y con ellas las lluvias.
A su estación la llamó Otoño.
El dios del frío tomó otra parte y en ella instauró
la nieve, la escarcha y las heladas.
La suya se llamó Invierno.

El dios de la luz llenó su tiempo de flores, de cielos claros y pájaros cantores.
Sus días se denominaron Primavera.
Y el dios del calor se cobijó en la estación cálida y serena donde
el agua se movía despacio y el sol brillaba alto.
Y a su estación la llamó Verano.

Avatar de Usuario
Frozen Fantasy
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 4051
Registrado: 11 Sep 2003, 13:16
Ubicación: Granada
Contactar:

Mensajepor Frozen Fantasy » 10 May 2005, 21:28

Otro:


Un pájaro, cansado del viaje migratorio
se posó sobre una veleta.
Ésta se giró con el viento y el pájaro le preguntó:
"¿Cuál es tu oficio, veleta?"
"Indicar a los hombres de dónde proviene el viento"
-contestó la veleta- y tras meditar un rato replicó:
"¿Y el tuyo, pájaro?".
"Indicar a los hombres cuando ha llegado la primavera"
-contestó el pájaro.
Ambos se miraron durante largo tiempo y al fin la veleta proclamó:
"¿Y para qué sirven los hombres?".

Avatar de Usuario
Frozen Fantasy
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 4051
Registrado: 11 Sep 2003, 13:16
Ubicación: Granada
Contactar:

Mensajepor Frozen Fantasy » 10 May 2005, 21:31

Una cortita:


Entraron a robar en casa del hombre feliz
y se llevaron todo lo que había en la casa.
Pero no pudieron llevarse su sonrisa.

Avatar de Usuario
Frozen Fantasy
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 4051
Registrado: 11 Sep 2003, 13:16
Ubicación: Granada
Contactar:

Mensajepor Frozen Fantasy » 10 May 2005, 21:37

la ultima:

El niño preguntó: "¿Por qué no se caen las estrellas?".
El padre, ausente, respondió: "Porque sí".
El niño reflexionó y dijo: "Alguien las sujetará".
Entonces el padre preguntó: "¿y por qué crees eso?".
Y el niño respondió: "Porque sí".

Avatar de Usuario
Mo
fitipaldi .com #1
fitipaldi .com #1
Mensajes: 1432
Registrado: 09 Sep 2003, 17:07
Ubicación: LoS MaDRiLeS

Mensajepor Mo » 18 May 2005, 16:28

Me vuelvo a salir un poco de la línea de este foro y voy a colgar otro de los cuentos en verso, para niños perversos, de Roal Dahl.

LoS TReS CeRDiToS

El animal mejor que yo recuerdo
es, con mucho y sin duda alguna, el cerdo.
El cerdo es bestia lista, es bestia amable,
es bestia noble, hermosa y agradable.
Mas, como en toda regla hay excepción,
también hay algún cerdo tontorrón.
Dígame usted si no: ¿qué pensaría
si, paseando por el Bosque un día,
topara con un cerdo que trabaja
haciéndose una casa de... PAJA?.
El lobo, que esto lo vio, pensó : << Ese idiota
debe de estar fatal de la pelota...
¡ Cerdito, por favor, déjame entrar!.>>
<< ¡Ay no, que eres el lobo, de eso ni hablar!.>>
<< ¡Pues soplaré con más fuerza que el viento
y aplastaré tu casa en un momento!.>>
Y por más que rezó la criatura
el lobo destruyó su arquitectura.
<< ¡Qué afortunado soy! – pensó el bribón –
¡Veo la vida de color jamón!.>>
Porque de aquel cerdito, al fin y al cabo,
ni se salvó el hogar ni quedó el rabo.
* * *
El lobo siguió dando su paseo,
pero un rato después gritó : << ¿Qué veo?
¡Otro lechón adicto al bricolaje
haciéndose una casa de... RAMAJE!
¡Cerdito, por favor, déjame entrar!.>>
<< ¡Ay no, que eres el lobo, de eso ni hablar!.>>
<< ¡Pues soplaré con más fuerza que el viento
y aplastaré tu casa en un momento!.>>
Farfullo el lobo: << ¡Ya verás lechón!.>>
y se lanzó a soplar como un tifón.
El cerdo gritó: << ¡No hace tanto rato
que has desayunado! Hagamos un trato...>>
El lobo dijo: << ¡Harás lo que yo diga!.>>
Y pronto estuvo el cerdo en su barriga.
<< No ha sido mal almuerzo el que hemos hecho,
pero aun no estoy del todo satisfecho
- se dijo el lobo -. No me importaría
comerme otro cochino al mediodía>>.
De modo que, con paso subrepticio,
la fiera se acercó hasta otro edificio
en cuyo comedor otro marrano
trataba de ocultarse del villano.
La diferencia estaba en que el tercero,
de los tres era el menos majadreo
y que, por si las moscas, el muy pillo
se había hecho la casa de... LADRILLOS.
<< ¡Conmigo no podrás!.>> exclamó el cerdo.
<< ¡Tú debes de pensar que soy lerdo!
- le dijo el Lobo -. ¡No habrá quien impida
que tumbe de un soplido tu guarida!.>>
<< Nunca podrás soplar lo suficiente
para volar mansión tan resistente.>>,
le contestó el cochinillo con razón,
pues resistió la casa el ventarrón.
<< Si no la puedo hacer volar soplando,
la volaré con pólvora... y andando.>>,
dijo la bestia, y el lechón, sagaz
que aquello oyó, chilló: << ¡Serás capaz!.>>
y, lleno de zozobra y de congoja,
un número marcó: << ¿Familia Roja?.>>
<< Aló, ¿quién llama? – le contestó ella –
¡ Guarrete! ¿ Cómo estás?. Yo aquí, tan bella
como acostumbro, ¿ y tú?.>> << Caperu, escucha.
Ven aquí en cuanto salgas de la ducha.>>
<< ¿Qué pasa?.>> Preguntó Caperucita.
<< Que el Lobo quiere darme dinamita,
y como tú de Lobos sabes mucho,
quizá puedas dejarle sin cartuchos.>>
<< ¡ Querido marranín, porquete guapo!
Estaba proyectando irme de trapos,
así que, aunque me de cierta pereza,
iré en cuanto me seque la cabeza.>>
* * *
Poco después Caperu atravesaba
el Bosque de este cuento. El Lobo estaba
en medio del camino, con los dientes
brillando cual puñales relucientes,
los ojos como brasas encendidas,
todo él lleno de impulsos homicidas.
Pero Caperucita – ahora de pie –
volvió a sacarse el arma del corsé
y alcanzó al lobo en punto tan vital
que la lesión le resultó fatal.
El cerdo, que observaba ojo avizor,
gritó: << ¡Caperu es la mejor!.>>
* * *
¡ Ay, puerco ingenuo! Tu pecado fue
fiarte de la chica del corsé.
Porque Caperu luce últimamente
no sólo dos pellizas imponentes
de Lobo, sino un maletín de mano
hecho con la mejor PIEL DE MARRANO.

Besicos pa tos!!!!
a VeCeS áNGeL, a VeCeS DeMoNio... PeRo SieMPRe Yo

"eLLa eSTá SoLa eN eL HoRiZoNTe.
CaMiNo DieZ PaSoS Y eL HoRiZoNTe Se CoRRe DieZ PaSoS MáS aLLá.
¿PaRa Qué SiRVe La uToPía?.
PaRa eSo SiRVe: PaRa CaMiNaR."

Avatar de Usuario
Airia
fitipaldi implicado
fitipaldi implicado
Mensajes: 490
Registrado: 29 Feb 2004, 19:55

Mensajepor Airia » 19 May 2005, 21:35

Mo amo esos cuentos..son mu wenos..ya no m acuerdo d ninguno muy bien xo m gustaban muuuxo!!
La libertad, desgarrada pero erguida, se abre paso, como el trueno, contra el viento.
QuIeRo VoLvEr a SeR DuEñO de un MiLLón de BeSoS.. Imagen

Avatar de Usuario
{dml}
Moderador
Moderador
Mensajes: 3066
Registrado: 09 Sep 2003, 14:57
Ubicación: Caminito del almendro o cerca de Shibuya...(Aluxe, Madrid)
Contactar:

Mensajepor {dml} » 07 Jun 2005, 13:20

Si tenéis oportunidad de haceros con La melancólica muerte de Chico Ostra de Tim Burton no lo dudéis ni un segundo...Y si mi amiga Laura os recomienda un libro, tampoco lo dudéis xD
Aquí os dejo uno de los cuentos que vienen, lo pongo primero en inglés y luego traducido, porque, obviamente, en inglés suena mucho mejor...


Staring Girl

I once knew a girl
who would just stand there and stare.
At anyone or anything,
she seemed not to care.

Imagen

She'd stare at the ground
Imagen

She'd stare at the sky
Imagen

She'd stare at you for hours
and you'd never know why

Imagen

But after winning the local staring contest,
Imagen

she finally gave her eyes
a well-deserved rest

Imagen



La mirona

Yo conocí a una chavala
que no hacía sino mirar.
No había poder ni alcabala
que lo pudiera evitar.
¿Qué más le podía importar?
Sólo mirar y mirar

Se ponía a mirar el suelo.

Se ponía a mirar el cielo.

Horas y horas vé que vé
y nadie sabía por qué.

Pero después de ganar
todas las competiciones

dejó a sus ojos gozar
de unas buenas vacaciones



PD: Dedicado especialmente a Nora ^^
PD2: La traducción es la del libro, así q a mi no me contéis movidas, q es un poco mala xD
<<No hay barrera, cerradura, ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente>>
Virginia Woolf

MARDI GRAS, la revolución de los colores en Radio Distorsión

Poeta en resistencia

Mensajepor Poeta en resistencia » 19 Jun 2005, 13:24

EL TREN.

Decían que era un tren sin destino. Se encontraba dormido, casi arropado por la oscuridad que arrojaba la estación sin nombre, esa mancha en el mapa hacia donde se dirigían los que huían del mundo. Tras subir los fugados, el tren inició su marcha.
Desde un principio quedó claro que no era un tren corriente: cada uno de los pasajeros estaba aislado en su propia intimidad, de forma que nadie conocía a nadie. No había ventana alguna, y las puertas estaban cerradas por fuera. Además, el tren había prometido no parar nunca, y era esa la esperanza de aquel chico de ojos de cristal: la fuga a bordo de un tren que no conociese el descanso, que no interrumpiera su marcha por nada del mundo. Pronto dejaron de oír el canto de los pájaros, el murmullo tímido del viento.
Así, el tren atravesó huracanes, mares, campos de batalla. Pasaba a través de las trincheras sin inmutarse, casi en silencio, pero todas las promesas están destinadas a romperse: una noche sin luna el tren descarriló y los supervivientes no tuvieron más remedio que apearse frente a una ciudad a cuya entrada invitaba un gran puente de madera. El chico de ojos de cristal miró más allá de las luces y creyó encontrarse desnudo ante todo aquello. Aún en el desierto podían escucharse las jaurías, los disparos, los gritos: el fuego.
Se quedó mirando fijamente el puente y decidió no cruzarlo.

Poeta en resistencia.

Avatar de Usuario
Tunguska
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 4208
Registrado: 29 Ene 2005, 12:54
Ubicación: Zaragoza
Contactar:

Mensajepor Tunguska » 28 Jul 2005, 20:48

Buscando en el pasado encontré una pequeña historia que represente con un par de amigas en clase (todavía no me creo que yo hiciera algo así, pero creo que fue el único año que realmente me he sentido agusto en una clase...) así que le dimos vidilla al asunto y aunque al final acabamos riéndonos porque casi me caigo y les daba todo el rato en la cabeza con el palo que llevaba (yo hacía de aguador), al final estuvimos hablando del tema y fue una de las clases que más recuerdo de aquella epoca (eso si, yo estaba monísima con una especie de disfraz que me dejo la profe... y las tinajas también nos quedaron muy monas... una pena que no nos hicieramos ninguna foto). Así que me apetecía compartirla con vosotros.


Las grietas

Un cargador de agua de la India tenía dos grandes vasijas que colgaba de los extremos de un palo y que llevaba encima de los hombros.
Una de las vasijas tenía varias grietas, mientras que la otra era perfecta y conservaba todo el agua hasta el final del largo camino a pie desde el arroyo hasta la casa de su patrón, pero cuando llegaba, la vasija rota sólo tenía la mitad del agua.

Durante dos años copletos esto fue así diariamente.
Desde luego la vasija perfecta estaba muy orgullosa de sus logros, pues se sabía perfecta para los fines para los que fue creada. Pero la pobre vasija agrietada estaba muy avergonzada de su propia imperfección y se sentía miserable porque sólo podía hacer la mitad de todo lo que se suponía que era su obligación.

Después de dos años, la tinaja quebrada le habló al aguador así diciéndole: "estoy avergonzada y me quiero disculpar contigo porque debido a mis grietas sólo puedes entregar la mitad de mi carga y sólo obtienes la mitad del valor que deberías recibir".
El aguador, le dijo compasivamente: "cuando regresemos a la casa quiero que notes las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino".
Así lo hizo la tinaja. Y en efecto vio muchísimas flores hermosas a lo largo, pero de todos modos se sentía apenada porque al final, sólo quedaba dentro de sí la mitad del agua que debía llevar.

El aguador le dijo entonces: "¿Te diste cuenta de que las flores sólo crecen en tu lado del camino? Siempre he sabido de tus grietas y quise sacar el lado positivo de ello: sembré semillas de flores a lo largo de todo el camino por donde vas y todos los días las has regado. Y por dos años yo he podido recoger estas flores para decorar el altar de mi Maestro. Si no fueras exactamente como eres, con todo y tus defectos, no hubiera sido posible crear esta belleza".

Debemos saber que siempre existe la posibilidad de aprovechar las grietas para obtener buenos resultados.
http://spaces.msn.com/members/tunguskaspain

"Mira, hoy pondremos unos anzuelos, a ver si pica la felicidad." Manilo Kondomanolio Mandolakas

"Libertad, me veo obligado a perseguirte." Pepe Grillo

Lechuza

Mensajepor Lechuza » 05 Sep 2005, 17:29

El corazón mas hermoso


Un día un hombre joven se ubicó en el centro de un poblado y proclamó que él poseía el corazón más hermoso de toda la comarca. Una gran multitud se congregó a su alrededor y todos admiraron y confirmaron que su corazón era perfecto, pues no se observaban en él máculas ni rasguños.

Sí, coincidió el gentío que era el corazón más hermoso de todos los conocidos. Admirado, el joven se sintió más orgulloso aún, y con mayor fervor aseguró poseer el corazón más hermoso de todo el vasto lugar . De pronto, una persona señaló a un anciano y dijo: "¿Porqué dices eso, si tu corazón no es ni aproximadamente lindo comparado con el de ese hombre? Sorprendidos, la multitud y el joven miraron el corazón del viejo y vieron que, si bien latía vigorosamente, estaba cubierto de cicatrices y hasta existían zonas donde partes del corazón habían sido reemplazadas por otras que no encastraban perfectamente en el lugar, pues se veían bordes y aristas irregulares en su contorno. También había lugares con huecos donde faltaban trozos profundos. Entonces todas las personas tuvieron una gran confusión y pensaron - ¿como puede él decir que ese corazón es más hermoso?

El joven contempló el corazón del anciano y al ver su estado desgarbado, se echó a reír. "Debes estar bromeando," dijo. "Compara su corazón con el mío... El mío es perfecto. En cambio el suyo es un conjunto de cicatrices y dolor." "Es cierto," dijo el individuo, "tu corazón luce perfecto, pero yo jamás me involucraría contigo.... Escucha, cada cicatriz representa una persona a la cual entregó todo su amor. Arrancó porciones de su corazón para entregárselos a cada uno de aquellos que ha amado. Muchos a su vez, le han obsequiado una parte del suyo, que colocó en el lugar que quedó abierto. Como las piezas no eran iguales, quedaron los bordes por los cuales se alegra, porque al poseerlos vibra con el amor que han compartido." "Hubo oportunidades, en las cuales entregó un trozo de su corazón a alguien, pero esa persona no le ofreció un poco del suyo a cambio. De ahí quedaron los huecos... Dar amor es arriesgar, pero a pesar del dolor que esas heridas le producen al haber quedado abiertas, ellas hablan de la capacidad de amar de ese anciano, siempre esperanzado con el regreso de esos seres para que ocupen el vacío que han dejado en su corazón y logren así experimentar también ellos la alegría del Amor. "

"¿Comprendes ahora lo que es verdaderamente hermoso?"

El joven permaneció en silencio, lágrimas corrían por sus mejillas. Se acercó al anciano, arrancó una parte de su hermoso y joven corazón y se lo ofreció. El hombre senil lo recibió y lo colocó en su corazón, luego a su vez arrancó una porción del suyo ya viejo y maltrecho y con él tapó la herida abierta del joven. La pieza se amoldó, pero no a la perfección. Al no haber sido idénticos los trozos, se notaban los bordes. El joven miró su corazón que ya no era perfecto, pero lucía mucho más hermoso que antes, porque el intercambio de amor fluía en su interior.

Jusa

Mensajepor Jusa » 09 Sep 2005, 02:18

Hubo una vez un Rayo que cayó dos veces en el mismo sitio; pero encontró que ya la primera había hecho suficiente daño, que ya no era necesario, y se deprimió mucho.

Augusto Monterroso

llorch insonmico

Mensajepor llorch insonmico » 11 Sep 2005, 02:11

Solo queria poner esto q he encontrao un en blog, la verdad q me ha dejado sin palabras. Sin mas os lo copio:

- Hola, bien. ¿Y tú?
- Bien también. ¿Cómo te llamas?
- Pastilla Efervescente.
- Bonito nombre. ¿A qué te dedicas?
- Al principio soy sólido, luego me disuelvo y al final desaparezco.
- Vaya, veo que tenemos mucho en común.
- ¿En serio? ¿Tú crees? ¿Cómo te llamas?
- Amor.

a cuidarse!!

xaoxxx


Volver a “Poeta de mierda, de manos vacías”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados