Relatos

Avatar de Usuario
robert
Moderador
Moderador
Mensajes: 2839
Registrado: 10 Sep 2003, 13:10
Ubicación: Barcelona
Contactar:

Relatos

Mensajepor robert » 23 Oct 2003, 22:20

Buenas!

A peticion popular voy a crear el foro de relatos :lol:

Siento no poder iniciar el foro con un relato propio, quien dice relato, dice cualquier cosa que escribamos en prosa.

Espero que la idea tenga aceptacion.

Nos vemos en los bares

No os lo voy a decir jiji

Mensajepor No os lo voy a decir jiji » 23 Oct 2003, 22:23

Lo más agridulce q puede pasarle a alguien...

"¿Cúantas veces habias soñado con ello? Llevabas esperando este momento tanto, tanto tiempo... Y de repente su mirada te dijo que lo había esperado tanto tiempo como tú, sus ojos rebosaban fuego y dulzura, su dulzura siempre presente, y un escalofrío de placer y terror te recordó que tenía que ser estremecedor, único, inolvidable, tenía que dejar huella, y a pesar de que sus ojos se clavaron en tus labios y sus manos te agarraban la cabeza, intentando impedir una posible huída, conseguiste estrechar su cuerpo entre tus brazos, intentando dominar el temblor que se apoderaba de vuestros cuerpos.
Besaste su cuello, subiendo poco a poco al lóbulo de su oreja, notando como su piel se erizaba. Trazaste la curba de su mandibula despacito y, al llegar a la barbilla succionaste un poco y mordiste con suavidad. Acariciaste con tus labios todo su rostro y besaste tiernamente sus parpados, su frente y la punta de su nariz. Miraste su cara de ángel, tenía lo sojos cerrados y su boca estaba entreabierta, entregandotela, esperandote. Besaste sis ñabops cpm suavidad, los dibujaste, los notaste, los sentiste tan cálidos comos iempre los habías imaginado. Fue un beso largo, dulce, tierno, pero teñido también de miedo, melancolía y tristeza.
Bebiste las lágrimas q resbalaban por su cara y un largo abrazo, mojado con vuestros llantos, selló aquel momento tan esperado y a su vez tan temido. Un sentimiento de desesperación y desasosiego flotaba en el ambiente y os invadía, erais conscientes del cambio que aquello suponía, ahora era el momento de pensar si erais capaces de enfrentaros a él.
Una decisión tan importante como difícil: renunciar a aquellos sentimientos, ocultar aquellas sensaciones únicas o renunciar a los problemas que ello os suponía y con ese beso poner fin al comienzo de una nueva vida."

A lo mejor algún día reconozco la autoría de este texto, pero no ahora. Es demasiado personal...

kuxuka_81

Mensajepor kuxuka_81 » 23 Oct 2003, 22:24

Tal vez sea muy duro ke te dejen, no lo dudo y es mas lo se. Yo mismo lo he vivido. ¿Pero hay algo peor?
Yo creo ke sí, es ver como tu idilica relación se va cayendo por su propio peso, ver como todo aquel castillo de espectativas y sueños que empezaste a construir a su lado no se sostiene. Poco a poco se va tambaleando hasta que finalmente se cae a tus pies y x mucho ke tu lo intentes no puedes hacer nada, no puedes detener su vertiginosa caida.
Todo empieza a desmoronarse, tu amor poco a poco se convierte en afecto o incluso en odio, aquello que antes te hacía gracia ahora te molesta, ya no existe la pasión, solo hay rencor.
Los abrazos han dado paso a los gritos, los besos a las lagrimas y la complicidad a el enfado sin medida.
Es entonces cuando paras en el camino he intentas reflexionar. ¿Que ha pasado? y lo ke mas te duele es ke por mas ke intentas encontrar un motivo no lo hayas, no lo logras entender solo sabes una cosa, debes acabar con aquello antes de que uno de los dos se autodestruya.
Tomas esa fatal decisión cual condenando a muerte ya que vas a matar su corazón.
Kedais, os mirais a los ojos y es entonces cuando descubres ke la seguridad que tenias delante del espejo se tambalea, ke todo lo ke le ibas a decir desaparece de tu mente y ke sientes ke no puedes moverte.
Esa situacion es inaguantable, asi ke bajas la vista y en ese momento cobarde ke no la miras cual asesino matando x la espalda sueltas la puñalada mortal.
Oyes sus sollozos y notas como su corazón se parte al compas del tuyo. Te sientes hundir, kieres pensar ke hay solución, ke hay ke darse otra oportunidad pero sabes ke eso solo haría que el final fuese peor, asi que te giras y te marchas cabeza gacha aguantando las lagrimas mientras dejas ke ella se mezcle con las sombras de la tristeza y la desesperación.
Y ahora me pregunto:
¿Hay algo peor?

kuxuka_81

El último adiós

Mensajepor kuxuka_81 » 23 Oct 2003, 22:25

He visto mi ultimo amanecer y en el no pude sino sentir el frio viento de la mañana, en vez la calidez de tu cuerpo junto a mi.
Se ke no volveras, ¡Pero Dios!, te hecho tanto de menos. Cada una de tus miradas, cada uno de sus besos, cada una de tus palabras........, todo aquello que antes me llenó de paz ahora regresa a mi para causarme ese agudo dolor llamado soledad.
Todos los recuerdos son ahora pequeñas punzadas de dolor que se clavan en mi corazón haciendo que cada día sienta mas dolor por su latir.
Se que no volveras pero aun asi te añoro como el primer día. Cada uno de los momentos juntos es ahora recordado como cualquier condenado a muerte recuerda la libertad, aquello que una vez tuvo y no supo valorar, y ahora en su ausencia sabre ke jamas regresara.
Por eso lo tengo decidido, no puedo continuar, las piedras del camino son cada vez mayores y mis pies estan cada dia que pasa mas cansado. La soledad se ha aferrado tanto a mi alma que se ha hecho su compañera mas intima, esa mala consejera que hace que todo te parezca horrible, que hasta el día mas soleado carezca de calor para ti, saber ke ya nada te hara feliz.
Por eso he decidido kedarme aki, dejar de luchar. Suena cobarde pero es asi, prefiero ke la negra muerte me recoja y acabe x fin con este sufriento.
Simplente Adios

Avatar de Usuario
Aprendiz
fitipaldi implicado
fitipaldi implicado
Mensajes: 472
Registrado: 09 Sep 2003, 22:53
Ubicación: En camino...

Mensajepor Aprendiz » 23 Oct 2003, 22:49

Bueno esto es una idea que me ha venido a la mente en una conversacion con unos amigos esta tarde, es muy malo pero bueno, espero que me sepan perdonar y no me odien por ultrajar este foro. kuxuka un aplauso. escritor/a anonim@ adelante.

Aqui estoy de nuevo ante ti. Estoy seguro de lo que quiero decirte, lo he escrito en un papel y lo he leido tres veces. Quiero decirte muchisimas cosas. En ese papel he escrito que la ultima noche que pasamos juntos fui la mejor de todas las de mi vida, quiero decirte tambien que creo te quiero, de verdad. Antes nunca habia sentido algo asi, sabes a lo que me refiero, porque te he contado que he estado con otras chicas pero con ninguna me he sentido tan feliz, tan completo. Perdoname si utilizo frases cortas, pero es que estoy muy nervioso, porque para mi es muy importante todo esto, ya sabes, hablar contigo hoy. No se como decirte esto, bueno intentaré ir al grano, ya te he dicho que te quiero, te quiero tal como eres, a toda ti. Bueno estoy dando algunos rodeos pero entiendeme. A ver lo intentré de nuevo, paseemos si quieres, quiza asi se me haga mas facil.

¿Ya has hablado con tus padres verdad? Ya supongo lo que te han dicho. Bueno pues eso que he escrito en ese papel que cada vez que me das la mano con esa ternura me derrites, te lo juro no te lo digo por cumplir lo digo muy en serio, y cada vez que me besas me deshago, si como dice la cancion, jaja.. uuuf que dificil. Sientate en el banco anda, que no tienes que hacer esfuerzos.

Bueno perdona todo este rollo, y mi cara de seriedad ahora, dame tu mano, deja que la agarre fuerte. Quiero decirte... bueno quiero decirte que te quiero y tambien al hijo que llevas dentro, no quiero por nada del mundo que te arriesgues, no abortes por dios. Os quiero a los dos. Bufff ahora solo me falta dejar de decirselo al espejo, ir a buscarte y decirtelo a ti.
Si alguien llega a victoria que me espere alli y se saque dos tequilas

Avatar de Usuario
{dml}
Moderador
Moderador
Mensajes: 3066
Registrado: 09 Sep 2003, 14:57
Ubicación: Caminito del almendro o cerca de Shibuya...(Aluxe, Madrid)
Contactar:

Mensajepor {dml} » 23 Oct 2003, 23:22

A tomar por culo el anonimato, fitipaldis, q era yo la de "no os lo pienso decir, jiji". Al principio no lo dije por vergüenza, y cuando quise rectificar xq era una tontería había gente q estaba intrigadilla y seguí con la broma, ha sido gracioso jeje...

Esto q voy a poner ahora tiene como un mes, es la primera parte de lo q supuestamente iban a ser tres, pero entré en una especie de estado vegetativo, o un coma de pura desesperación, parecía un personaje de la noche de los muertos vivientes, pero más real.
Posiblemente sea la rayada más grande q se ha puesto aquí, advierto, a mi el contenido me parece ni más ni menos q lo de siempre, lo típico q se puede esperar de mi, pero lo q es la estructura es un lío q me inventé un día.
Disculpen las molestias y no olviden las gafas anti-gilipolleces.

DESTILANDO UN CORAZÓN ROTO (HISTORIA DE UN PERRO)

Destilé un corazón roto, el mío casualmente, en el que las piezas ya no encajan y todas llevan tu nombre grabado a fuego. Y a fuego lo intenté calentar, pero nunca ardieron las cenizas del basurero...
He intentado analizar la sangre de cada herida, cada lágrima que lloró este perro en el que me he convertido. Perrito de tus faldas, de tus besos y de tu cariño; maldito perro pulgoso, tan rastrero que perdió hasta la dignidad y el orgullo por el camino.
Que me perdone Don Joaquín (Sabina), pero yo te seguiré ladrando, princesa...



1 - RABIA (PERRO MALTRATADO)

Informe médico: daños psicológicos graves, con repercusiones físicas y muchas ganas de explotar.

Me viniste a buscar, me llevaste de la correa y me plantaste cara. ¿Y ahora qué? Valiente perro callejero... Con la cabeza agachada y el rabo entre las piernas me dispongo a hablarte, pues el fuego de tu mirada hoy quema. Duras palabras embadurnadas con miel, para q las tragues mejor, que yo también puedo ser mala... Y comenzaron los reproches.
Si me dices “te necesito” y tus palabras hacen eco sólo dentro de sí mismas por lo vacías que están, ¿tú pretendes q te crea?
Si me dices “te extraño” y cuando estoy a tu lado soy yo la que te echa de menos, ¿tú pretendes que te crea?

Tu presencia ciega mi vista,
tus palabras me envenenan,
tus actos me quitan la vida.


“Qué rojos son tus labios,
qué negras tus mentiras.
Me estoy volviendo loco,
no encuentro la salida...”



A ver si lo continúo, faltan el 2 y el 3. Ya lo iré colgando.

Aprendiz, ojala nunca se te acabe la tinta...

Besiyos
-la dml-
---------------------------------------------------
QUÉ PUEDO SABER YO? SOLO TINTA MALHERIDA, VERSO ARRABALERO SOY...

Avatar de Usuario
Zabío
Moderador
Moderador
Mensajes: 1657
Registrado: 09 Sep 2003, 16:38
Ubicación: Bilbau

Mensajepor Zabío » 24 Oct 2003, 00:36

Madre mía, qué vértigo me da esto de los relatos, y yo que nunca me vi en un sitio como este. No, la verdad es que nunca probé a escribir un relato en prosa, por eso no me critiquéis muy mal, que uno es un principiante. Quién sabe, a lo mejor me acabo aficionando y todo.
Va: :oops: :oops:

__________________________________

Fueron las escaleras de principio a final, de arriba abajo, las que rompieron las cuerdas de miles de sinsabores. En un andén preñado de estrés, la armonía se dio el gustazo de su vida empapando mis roídos zapatos en su espeso semen calándome hasta los huesos de los huesos. Y un tren y unas ganas locas, inocentes, jóvenes, de compartir la generosidad. Un sinfín de paradas y apéame en la siguiente, vuela al cielo y bájame la nube más hermosa, que quiero hacerla de nuevo.
Corría la tarde más aprisa que unos 100 metros de Carl Lewis ignorado o ensalzado, con caspa o sin ella. Y pudo más el alcohol que mi sangre y vomitaron las paredes pedazos de alma mirándome fijamente a esos ojos encendidos que Dios me dio al nacer, cuando aún creía en Dios. Ya nada más me quedan neuronas para acordarme del sabor de un beso y de algún “te quiero” en idiomas inventados, y fueron precisamente mis ángeles y apóstoles quienes me pidieron otra copa más y me lavaron los pies aquella noche, cuando ya no creía en Dios.
Y no voy a contar más de aquello, compañeros, preguntádselo a la primavera, que siempre fue más lista que un servidor, que perdía los pañales por el camino.
Porque de la misma forma que giran los planetas y la angustia se disfraza de júbilo en los carnavales del espíritu (que no Santo, pues hoy no creo en Dios), el tiempo me firmó el contrato indefinido más juicioso y no tuve más huevos que invitarle al festín.
Sin saber cómo ni a dónde se fue un verano. Estrellas fugaces, estrellas estáticas, estrellas del derecho y del revés y del revés y del derecho, estrellas mojadas y estrellas sin planchar.
Y entre tanto, nunca pude escribir lo que los ojos de todo el mundo querría leer; y fueron pasando las nubes y la televisión daba más mierda; y a cualquier cosa le llaman poeta y, joder, yo soy más feliz ahora que cuando creía en Dios; y le fui preguntando a la gente por calles desconocidas; y me pasé cien vidas enteras enamorado, poniéndole los cuernos al sexo en la rutina menos habitual; y lloré, no creáis que no, una y mil veces; y fregué las lágrimas y hoy tengo un desierto para mí solo; y más contento que cualquiera por estar más triste que nadie.


Dejadme tirar un beso al aire, para que lo recoja aquella que quiso esperar una tarde a que yo bajara unas escaleras de principio a final para decirme hoy que es feliz.
(24 de octubre de 2003).


:arrow: Saludos

Avatar de Usuario
meigalucia
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 3440
Registrado: 23 Oct 2003, 18:05
Ubicación: la mancha manchega...........
Contactar:

YO TE BUSQUÉ, NO TU A MI.

Mensajepor meigalucia » 24 Oct 2003, 12:25

Hola amigos. Es la primera vez que escribo un relato. No penseis que estoy loca, es que hoy he tenido una mala experiencia.

YO TE BUSQUÉ, NO TU A MI.

Lo pensamos muchas veces, no sabíamos que hacer, pero al final lo decidimos. Compraremos un perro, para que nos haga un poco de compañía y nos quite el aburrimiento. Miguel visitó muchas tiendas de animales, con preciosos perritos de raza que costaban un ojo de la cara, y nosotros, digamos que no tenemos ojos. Así que fuimos a la perrera.

Mi primera impresión fue muy mala. Pasé a un patio lleno de perros enormes, y yo, acojonadita, me agarré a Miguel y al chico de la perrera... ¿y si me muerden? ¡se están acercando a mi!
-Sólo quieren una caricia,- me contestó el chico.
Toqué las cabezas de un galgo y un mastín, y se largaron.

Nosotros necesitábamos un perro pequeño, ya que no tenemos mucho espacio. Miramos por el patio, y no vimos ninguno.
-¡No! Éste es el patio de las razas grandes. Tenemos otro con perros pequeños, y otro con gatos.

Yo quedé alucinada con tanto animal abandonado. Vimos una perrita pequeña, marrón, y ratonera. Se agarró a mi pierna con ojos tristes y me chupó el pie. Nos la quedamos.

Hace ya 3 años. La perra que era callejera y triste, se ha convertido en nuestra fiel compañera de viajes, comidas, películas en el sofá, y salidas al campo. Llora cuando lloramos, rie cuando reimos, y nos ladra cuando discutimos. Y creo que es muy feliz.

Hoy, cuando venía al trabajo he encontrado un perro. Tenía una cuerda en el cuello y una pata rota. Lo he subido a mi coche, y no me ha mordido. Lo he curado junto con la veterinaria. Y no me ha mordido!

Así que propongo que alguien me de una buena razón para abandonar a un animal. Yo no encuentro ninguna.
No soy perfecto, nada lo intento, busco un camino que se una al tuyo para seguir juntos el resto. Mejor si no es recto, y que haya afecto, dame la mano, y si hay un bache, arreglamos el defecto.

Avatar de Usuario
Mo
fitipaldi .com #1
fitipaldi .com #1
Mensajes: 1432
Registrado: 09 Sep 2003, 17:07
Ubicación: LoS MaDRiLeS

Mensajepor Mo » 25 Oct 2003, 00:08

Antes de nada deciros k me ha surgido una duda terrible :roll: jajaja, xk como yo escribo se podría considerar como relato brevísimo y no sé si apartir de ahora las he de colgar aki o en el foro de poetas :? .
Bueno, me he decidio a colgar algo bastante largo, no me maten!!!!! ya k en el otro cuelgo los breves, pos en este los largos.

AL oTRo LaDo

Empujo suavemente la puerta del portal y me acerco a las escaleras que me conducirán al primer piso, tu piso.
Mis zapatos emiten un leve sonido al andar. Están llenos de agua debido a la lluvia que ha caído sobre mí mientras miraba tú balcón desde la calle.
El descansillo, algo tan simple como eso, me va robando las fuerzas a cada paso que doy y tengo que detenerme. Me apoyo en la pared y pierdo un rato mi mirada por techo. Observo que de este cuelga un cable y en su extremo una bombilla amarillenta y cuarteada por el paso de los años, mecida por un leve y molesto parpadeo.
Escucho unos pasos y se me corta la respiración. Cada vez son más intensos y las piernas comienzan a flaquearme, en breves segundos descubriré quien baja.
La anciana se detiene ante mi y me observa. Abro demasiado los ojos y trato de esbozar una sonrisa pero en su lugar me sale una mueca.
La duda me embarga de nuevo. ¿ Por qué me ha examinado así?. Trato de verme desde fuera: un hombre joven, pálido, empapado, apoyado en la pared, con la mirada ida y con un gesto retorcido... creo que no debería de estar aquí. Me yergo, noto como mi corazón se ha fugado de mi cuerpo y a grandes zancadas, alcanzo la puerta. Al abrirla, una oleada de viento cargada de agua me lanza bruscamente un periódico a la cara.
Tras lograr despegármelo de la piel, decido ojearlo un poco a ver si logro tranquilizarme. Me vuelvo frenético: tiene fecha de hoy pero... ¡¡¡está en blanco!!!. Paso y paso las páginas y no poseen noticia alguna, hasta que llego a la última. En negrita y a un tamaño considerable, mis ojos se posan sobre la frase, sobre la única información que tiene: “ CUANDO SE QUIERE DAR AMOR HAY UN RIESGO: EL DE RECIBIRLO”.
Me dejo caer sobre la pared y lentamente me voy resbalando hasta que toco el suelo, hundo la cabeza entre las piernas y en mi cerebro empiezan a bullir miles de ideas. Sí, lo quiero, quiero entregar este sentimiento que me corroe vivo por no ser entregado, por calentar con mis silencios, por mirar en sus ojos y poder ver más alla de su brillo, pero realmente no sé si estoy preparado para recibirlo. Voy pidiendo a gritos que me quieran pero a quien lo intenta, le devuelvo una glacial caricia que les invita, de manera descortés, a dejarme por imposible.
No sé porqué extraña razón me envalentono, algo me dice que debo arriesgar.
Guardo el periódico en el bolsillo del abrigo, respiro hondo y exhalo un suspiro silencioso, ahogado entre estas cuatro tormentosas paredes
Vuelvo a mirar el reloj. Son las 12. Me pongo en pie, deshago el camino andado y subo corriendo los escalones siguiendo el ritmo marcado por mis latidos.
Me acerco despacito y trato de distinguir algo a través de la mirilla. Veo luces y sombras que danzan juntas y sé que estás ahí; lo sé porque esta tarde hemos hablado y me has dicho que no pensabas salir.
Recorro lentamente con la mirada el trayecto que hay entre el timbre y la puerta.
Fijo la vista en mi mano derecha y con la izquierda voy quitándome lentamente el guante, dedo por dedo hasta sacarlo por completo.
Primero acaricio el timbre. Me detengo sobre el. Un milímetro más de presión y en cuestión de segundos escucharía como te acercas. Luego rozo con los nudillos tu puerta, un leve golpe y descubrirías que hay alguien tras ella. Y vuelta a empezar.
Mi cuerpo realizaba sistemáticamente los mismos movimientos, una y otra vez.
Quizás este sentimiento indescriptible es lo que me impedía pensar en algo que no fueras tú. Amarrado delante de tu puerta, mi sudor se confundía con la lluvia en mi frente, pero el arrebato fue incontrolable. Estrujé el pomo y empecé a tirar con fuerza, mientras lo giraba de un lado a otro hasta que la cordura, esa vieja amiga que con su simple presencia anula los sentimientos, hizo su aparición, golpeando, de manera delicada, mi hombro.
Y así me quedé un rato, paralizado, cogido al pomo como si a través de él hubiera recibido una descarga. Completamente en tensión.
Cuando logré soltarme, sentí un inmenso dolor en la mandíbula y otro aliento de vida se volvió a escapar de mi cuerpo, dejándome, si cabe, más vacío y estúpido de lo que ya me sentía.
Me senté en el primer escalón del tramo que subía al segundo piso. Rebusqué entre mis bolsillos el paquete de tabaco y el mechero. Saqué un cigarro y me lo llevé a la boca. Estaba flácido, húmedo, blando... y me sentí como el. Sentí que mi vida era una broma de mal gusto, que mi guión estaba escupido en papel de calco por un escritor borracho en su plenitud más decadente, descargando así, su rabia y su frustración.
¿Qué era lo que estaba haciendo? No; auque recitara a su oído lo más hermoso de Neruda, aunque vomitara mis míseros versos, aunque sacara desde lo más profundo de mi alma mi ennegrecido, carbonizado y llagado corazón para regalárselo ( pues es lo que soy y es lo único que poseo), aunque bañara mis sentimientos con los colores del futuro, aunque le obsequiara con mi vida envuelta en una pequeña cajita adornada con un precioso lazo azul, aunque me desease... no seríamos jamás dos cuerpos con una sola alma, pues en un extremo de la cuerda está ella, en el otro está él y yo estoy colgando, a dos milímetros de la puerta del abismo, de sus cordones del zapato.
Toco el cigarro y parece que por fin se ha secado un poco, así que abro lentamente mi zippo, y lo prendo. El leve olor a gasolina trastoca mis pensamientos y me lleva hasta una imagen: la escena ha sido igual que la liberación de todos los males de la caja que Zeus le regaló a Pandora. La tentación de abrir el mechero de nuevo, de ver la llama bailando ante mis ojos, de desatar la magia de este elemento tan poderoso, va creciendo a pasos agigantados en mi interior.
Deposito el mechero con cuidado en el suelo, saco el periódico y lo prenso hasta convertirlo en una pequeña bola. Me levanto, observo de nuevo por la mirilla, deposito la bolita en el suelo y acerco lentamente el mechero hasta que excarcelo el fuego de su pequeña prisión y este comienza a devorar el papel.
Salgo corriendo dejando atrás, ante esa puerta, mi última gota de sensatez, mis últimos sueños, toda mi locura, infinitos besos que no te daré nunca... es decir, dejándome atrás, sentado en esos escalones, a mí mismo.
Y corrí, corrí como alma que lleva el diablo hasta mi casa, abrí la puerta ( no recuerdo si, quiera haberla cerrado), me quité la ropa y me escondí para toda la vida entre los confortables y cálidos pliegues de las sábanas de mi cama.

........

Aún sueño contigo y siempre es lo mismo. Mi mente rebobina la cinta de los recuerdos hasta aquel día y veo que una parte de mí sale corriendo de tu casa, mientras que la otra se queda sentada descansando. Seguidamente se abre la puerta de tu casa y sales tu, preciosa, como siempre, con el pelo recogido de manera descuidada en una coleta alta y con tu inmenso pijama, a apagar el fuego. Te agachas, miras entre los pequeños escombros de la bolita de papel y descubres que un pedacito no se ha quemado y lees. Lees “ Cuando se quiere dar amor hay un riesgo: el de recibirlo” y con lágrimas en los ojos, entras en casa. Ya se sabe como es esto de los sueños, así que de una manera inexplicable, la siguiente escena la veo sentado desde la luna y cada vez que la recuerdo, el miedo me clava sus zarpas para recordarme mi gran estupidez.
Mientras que yo corro calle arriba, corres las cortinas de tu balcón, y en un susurro inaudible, salen de tus labios las palabras “ ojalá hubieras llamado"

Saluditos para todos y perdon por la largura :!:
a VeCeS áNGeL, a VeCeS DeMoNio... PeRo SieMPRe Yo

"eLLa eSTá SoLa eN eL HoRiZoNTe.
CaMiNo DieZ PaSoS Y eL HoRiZoNTe Se CoRRe DieZ PaSoS MáS aLLá.
¿PaRa Qué SiRVe La uToPía?.
PaRa eSo SiRVe: PaRa CaMiNaR."

mikeltxo.

VUELTA AL INCIO PARA VOLVER A EMPEZAR

Mensajepor mikeltxo. » 25 Oct 2003, 14:56

Otra vez me invade la soledad, aki estoy yo, solo. Apoyado en la barra del último bar ke aun deja ke los perdidos como busken su pekeño paraiso sumergidos en el alcohol.
Miro alrededor y solo veo soledad, no veo sentimiento, no veo amor simplemente es la soledad la ke sentada a mi lado se burla de mi patetica situacion.
Sientes envidia de todos akellos ke una noxe mas dormiran caliente, ke tendran a alguien a kien abrazar, a kien kerer, a kien desear........
A mi solo me keda el anonimato de una extraña cama ke no volvere a ver tras la llegada del sol, eso claro si el viento sopla a favor.
Por eso maldigo a todo aquellos ke teniendo el amor, no disfruten de ello sino ke sigan con sus grises vidas sin pararse a pensar sikiera ke alguien piensa en ellos, ke para alguien eres especial, yo era asi hasta ke perdi la oportunidad y ahora ya es tarde, tarde para volver.
Dicen ke el tiempo es la cura, pero creo ke mas bien es el castigo, x mucho ke la soledad sea mi compañera jamas me podre acostumbrar a ella, es..........demasiado peso para mi.
Este es mi último trago, debo salir de mi refugio y volver a mi fria casa a sabiendas ke todo mañana sera igual
_________________
En brazos de la soledad
vendió su alma al diablo,
y aquí tu y yo brindando por un adiós.
Vamos a engañarnos y dime mi cielo
que esto va a durar siempre,
perderme en tus brazos dulce locura
tu mi droga mas dura.

Avatar de Usuario
asangarcia
fitipaldi .com #1
fitipaldi .com #1
Mensajes: 1017
Registrado: 09 Sep 2003, 20:11
Ubicación: Medina Sidonia
Contactar:

Mensajepor asangarcia » 25 Oct 2003, 17:13

Hoy tengo ganas... no, más bien tenía, han desaparecido, es un dia de esos de los que te despiertas pensando que lo tienes que aprovechar, desde el principio, que vas a rendir, pero lo primero que ves al abrir tu ventana con una sonrisa en la cara y con el ánimo a tope (cosa anormal en mi), es un espesor extraño, las nubes están más densa, no veo el al sol, que a veces es mi enemigo, pero que será una relación de amor-odio, porque no lo veo y sufro... ha empezado a llover. Sin pensarlo me vuelvo a la cama y me acurruco para simular un amor que no tengo, le doy vueltas al coco, intento dormir para así poder despertar de nuevo con las mismas ilusiones que tenía hace un rato, pero ya no puedo. Cojo la guitarra, mi gran compañera, que nunca me falla, pero siempre me sale la misma canción, tres notas sin pies ni cabeza que no me transmiten nada. Joder, que coño pasa, porqué se me quitaron las ganas? no se...
Entonces empiezo a buscar un por qué, me siento que no estoy, como un payaso en un circo al que no ha ido nadie, como un Dios al que han dejado de creer, como un rey en su buscada república. Y se que esto no es vida, así que me concentro un rato para poder pensar que tengo que volver a dormir, y volver a despertar con las mismas ganas que tenía antes, me impongo que la próxima vez que coja la guitarra tendré prohibido tocar esas tres notas, malditas, que no me dejan pensar... Así que os dejo y me voy a dormir un rato...
Sigo aquí, esquivo a la soledad,
a veces me va bien..., a veces voy fatal

Invitado

Re: Relatos

Mensajepor Invitado » 28 Oct 2003, 00:09

Kaixo, tengo una pekeña keja o bueno observacion. Me preguntaria si se pudiese hacer un foro de relatos como esta hecho el de poesia me imagino ke costara muxo trabajo pero es k no se sino esto me parece desordenado y creo ke un huekecillo mayor estaria bien

Avatar de Usuario
Mo
fitipaldi .com #1
fitipaldi .com #1
Mensajes: 1432
Registrado: 09 Sep 2003, 17:07
Ubicación: LoS MaDRiLeS

Mensajepor Mo » 28 Oct 2003, 14:40

Antes de ná: Demel!!!!!!!! kiero leer ya la segunda y tercera parte de " Destilando un corazón roto ( historia de un perro)" ya te dije en su momento k me encantó y Zabío, da igual k escupas en prosa o en verso, el arte te sale x cualkier lado.

En fin, dejo akí otra de mis multiples chorradas k me salen a lo largo del día. No se aburran leyendo :wink:

MuDa

El sol calienta mi piel marchita. Está seca y pide a gritos un poco de agua.
Cómo vamos perdiendo con el paso de los años; antes, aguantaba horas y horas bajo el calor abrasador y ahora, solo puedo estar media hora antes de que mi cuerpo se ponga a gritar desesperado para que riegue cada poro, calmando así su sed.
Me incorporo con extremada lentitud, mientras que poso una pierna en el suelo seguida de la otra.
Con la mirada perdida en el infinito, decido cerrar los ojos. Tras estar así un rato, me quito con cuidado las gafas de sol, y a tientas, las deposito en la tumbona.
La luz pasa con una delicadeza inusual a través de mis párpados y lentamente, voy subiendo mis pequeñas ventanas para poder ver de nuevo el extraño mundo en el que me ha tocado vivir.
Me encamino hacia la piscina mientras que escucho lo que nadie oirá jamás: los sonidos que emite mi alma a medida que se va escurriendo. Me paro, la vuelvo a colocar en su sitio y sigo caminando, pero no importa, ella sigue deslizándose.
Me siento en el borde e introduzco los pies. Una vez que me he acostumbrado a la temperatura, voy metiéndome lentamente hasta que el agua me llega al cuello.
Es una de las pocas cosas que aun me proporcionan cierta felicidad, el sentir el agua fría subiendo milímetro a milímetro por mi cuerpo, refrescándolo y viendo como juega, mecida por el leve viento que hace, dibujando pequeñas formas sin sentido sobre mi piel.
Tras nadar un rato, salgo y me envuelvo en la toalla.
Observo mis manos; están arrugadas y ajadas de tanto trabajar para ti. Durante años he seguido tus pasos, he bebido tus vientos, he cerrado los ojos ante tus mentiras, me he tragado las lágrimas de cada golpe que me has dado y he engañado a todo el mundo, incluso a mi misma, diciendo que era la mujer más feliz del mundo.
Oigo como me llamas y la ira y la rabia inundan todo mi ser. Me encantaría contestarte y mandarte a la mierda. Realmente aun no sé porque sigues llamándome, sabes que esté donde esté, no voy a poder responderte.
Me llevo la mano al cuello y rozo la cicatriz que me quedó, que me recuerda cada día que por ahí expiró mi último sonido, que por ahí perdí mi voz, mi identidad.... sumiéndome, para siempre, en el más absoluto silencio, dejándome muda para toda la eternidad.
Como si fuera una hormiguita que va subiendo tramo a tramo desde mis pies hasta mi cabeza, empiezo a notar que, un sentimiento que creía perdido llamado fortaleza, me va empapando, va atravesando mi piel hasta llegar a mis venas y ellas, se encargan de transmitirlo.
Me pongo de pie y con una inusual alegría, me dirijo hacia el balcón. Me coloco al otro lado, mirando hacia las sombras de la cuidad y espero a que vengas a buscarme.
Y ahí estás, sabía que no me ibas a fallar. Mientras que te acercas, me agarro con mis ojos a los tuyos y aunque no me oigas, sabes que es lo que te estoy gritando desde el fondo de mi alma.
Suelto mis dedos uno a uno y me dejo caer, sabiendo, que es la primera decisión que tomo y la última que tomaré, sobre la que no tienes poder alguno.

Saluditos pa tos
a VeCeS áNGeL, a VeCeS DeMoNio... PeRo SieMPRe Yo



"eLLa eSTá SoLa eN eL HoRiZoNTe.

CaMiNo DieZ PaSoS Y eL HoRiZoNTe Se CoRRe DieZ PaSoS MáS aLLá.

¿PaRa Qué SiRVe La uToPía?.

PaRa eSo SiRVe: PaRa CaMiNaR."

Avatar de Usuario
robert
Moderador
Moderador
Mensajes: 2839
Registrado: 10 Sep 2003, 13:10
Ubicación: Barcelona
Contactar:

Mensajepor robert » 28 Oct 2003, 16:47

Buenas!

Por qué será que después de unas pintas de Murphy's escribo un poco mejor? Tampoco demasiado pero bueno, un poco...Pues eso, aquí va:

Me han recordado el día que volví a nacer. No sé, quizás fue el día en que morí. Vamos, estoy seguro de que fue el día en que morí. Quiero creer que también volví a nacer. Fue el día en que me mataste, cogiste el puñal más grande que tenías y me lo clavaste hasta el fondo. Ese fue el día en que morí. Luego pediste unas tímidas disculpas pero yo ya había muerto. Nada volvió a ser lo mismo: el Sol brillaba diferente, la Luna contestaba a otras preguntas, las estrellas ya no forman tu silueta. Y ahora, después de tantos meses ni siquiera me hablas. Sí, me diriges la palabra pero no me hablas, ni siquiera soy tu amigo. Siento que vuelvo a morir. ¿Es posible morir dos veces? Sólo si estás vivo puedes morir.

Y pensar que un día creí que creías en mí...




Nos vemos en los bares

cArlos

kemando un korazón

Mensajepor cArlos » 28 Oct 2003, 22:52

Era tarde y "el" se encontraba frente a la ventana contemplando el apagado paisaje(no solo porke era de noche sino porke produzía gran sensazión de abandono contemplarlo, con esos delgados árboles, esas sekas hierbas, ese río sin agua...)y kansado ya de lamentarse frente a éste dezidió salir a al balkón a hablar kon la luna. Se sentía triste. Más k triste. Su rostro era el reflejo de mil y una penas. Zerró los ojos e imaginó un paisaje alegre, kon dulzes flores bañadas por el reflejo del sol, prados verdes, rios repletos de impaziente agua por bajar....pero poko duró esta visión. De repente empezó a kemarse el alegre paisaje y kon el se kemó su korazón.


Volver a “Poeta de mierda, de manos vacías”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado