Relatos

Avatar de Usuario
Modro
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 13313
Registrado: 08 Nov 2003, 19:16
Ubicación: La villa del adelantado - Asturies
Contactar:

Mensajepor Modro » 23 May 2005, 20:25

pues aki va uno dedica a una murcianika muy especial...:lol:

Hacia murcia

Y pensar que apenas te conozco,y has conseguido llegar a rincones inimaginables,a sitios donde muy pocas personas han sido capaz de llegar,y las que han llegado siguen hay,yo estare aqui para compartir tus buenos dias,para apoyarte en los malos,para ser el trago de cerveza cuando tengas sed,la nicotina que calme tus nervios,la luz en la oscuridad,espero no fallarte jamas,porque me doleria,espero que te quedes ami lado para siempre,que aunque la distancia sea muy grande,nos veamos todas las noxes reflejados en la luna y todas las mañanas cegados por el sol,que tu comtemples por las noches a una estrella y yo mirare la misma,que cada vez nos conozcamos mas,y que podamos tener una amistad fuerte y duradera,que nunca nos importe la gente de alrededor,solo nosotros,que cada dia sea especial por todo las personas que nos quieren,pero sobre todo por seguir teniendonos el uno al otropor tener los mismos sueños y compartirlos,seguir soñando despiertos con un mundo mejor,luchar por conseguirlo,y nunca decaer en el intento,que seamos el uno el aliento del otro,el brazo que nos levanta del suelo,dejarnos llevar por la locura sin pensar en las consecuencias,la libertad tiene un precio caro,pero si conseguimos alzar el vuelo jamas nos podran parar...


DHANY MODRO
23-05-05
Damos la cara po´la oficialidá
Imagen
Imagen

cronopio
fitipaldi .com
fitipaldi .com
Mensajes: 823
Registrado: 11 May 2004, 10:35
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensajepor cronopio » 25 May 2005, 01:55

-El Séptimo Sello-
Última edición por cronopio el 06 Nov 2011, 23:39, editado 1 vez en total.
"He visto tu cara ardiendo en un lienzo de agua, y me he sumergido en un sueño sin poderte tocar, formando un mosaico de sombras, buscando a ciegas lo que sé que no está."

orsan

Mensajepor orsan » 03 Jun 2005, 21:20

-El hombre sin sonrisa-

Una tarde de verano cualquiera,muchos diran que no es verano pero se engañan,los engañan los sentidos esa mania del hombre de marcar y clasificar todo dentro de un envase para intentar retener su esencia,el calor es insoportable,segun como se mire en otro punto de la misma ciudad otro se vera alumbrado por esos rayitos de sol que entran por su ventana,como siempre son las circunstancias materiales las que marcan nuestros pensamientos y no al reves.
Cristina esta sentada delante del piano,repasa su leccion mientras deja fluir todo tipo de pensamientos,recuerdos,desxeos,ilusiones,cada vez que se sienta delante del piano y sube la persiana se deja llevar por los sentidos,consigue por fin desembarazarse de esa timidez que la atormenta en su vida real,aqui puede ser como ella quiera.
Canturrea el "para elisa" mientras pienso en ese chico,la convrsacion de anoche consigiuio llenarla como nunca;por una parte quiere volver a hablar con el y seguir rodenandose de sus palabras de la misma forma que eleva hasta el infinito la capacidad de este chico para responder a todo;pero por otrp teme que no sea como la primera vez,siempre pasa igual las perspectivas que tenemos de la gente raramente se cumplen y Cristina teme porque se pase este momento.
Algunos hablan de un estado de imbecilidad transitoria,ella relamente siempre le costo experesar sus sentimientos delante de otro,!como para ser capaz de clasificarlos!.

Se ha cansado de repasar,ahora ojea uno de los albumes de fotos clocados en la habitacion,ve las fotos de su infancia con su mejor amiga,la que aun conserva y la que siempre le dice que no es capaz de expresar lo que siente,Cristina a veces le hubiera gustado ser de otra forma,decir las cosas de manera distinta,pasar por la vida de forma mas "superficial" pero sabe que esto ya es imposible,se resigna y se deja vencer por el calor.
La vida de este chica no es diferente a la de los demas,Cristina no es capaz de exteriorizar sus sentimientos en publico apenas es capaz de arrancarlos y plasmarlos en un papel que se borra continumnte con cosas inservibles,recuerdos inutiles,mientras ques us sentimientos pasan de largo y ella sabe muy bien que no volveran.

Ya es de noche,Cristina se dispone a salir con sus nuevos amigos,se siente sola dentro de una gente mayor que ella y donde la confianza establecida es superior,su unico apoyo es su amiga,insufciente por otra parte para tener la valentia de acercarse a el y preguntarle ¿que tal? o intentar tener una de esas coversaciones que le hacen tan feliz,apenas es capaz de insinuarle que piensa en el,no de una forma obsesiva y degradente sino de una forma superior,una forma de mejorar dia a dia y de ser capaz de llenar ese vacio que siempre ha poblado su vida.
Es importante que el lector no se engalñe,esta no es una situacion de enamoramiento al uso,como las que vemos en las peliculas americanas,se trata de un proceso de interiorizacion se trata de un proceso de asimilacion por parte de la chica a su forma de ser,ella encontro el zapato,su molde perfecto para pode crecer como persona,y en el fondo no quiere dejarlo escapar.Pero es esa misma forma de ser la que le impide sentir mas y mejor,la que le impide decirselo ,es mas la que le impide asumirlo.

Cristina conocio al "hombre sin sonrisa"asi lo llman porque es capaz de agitar la conciencia mas alentada,es capaz de cerrar la herida mas vieja,nos paso a todos y forma parte del crecimiento del hombre fuera de los limites animales,Cristina no quiere pasar toda su vida con el,simplemente quiere aprender de el,aprender a no reir cuando hay que hacerlo,aprender a sentir sin necesidad de que lad circunstancias materiales se lo dicten,Cristina estaa prendiendo a amar,pero no aprende a amar cualquier cosa,esta aprendiendo a amar su vida.

Invitado

Mensajepor Invitado » 03 Jun 2005, 22:35

Los años han pasado por su vida,Cristina ahora colecciona recuerdos muy dentro de si,pero algo le ha hecho volver a reparar en la vida,esa monstruosidad que llaman "vida"y no es mas que un estado catatonico de negacion de l ser humano.
Cristina elabora ahora su vida,la orquesta como antes ponia los dedos en el piano,ya no recuerda al "hombre sin sonrisa"su vida se desplaza lentamente por el cauce de un rio que le indicaron de joven,sus valores se quedan absoletos ante la capacidad de proyeccion de sus hijos,se siente sola.

Todas las noches cuando su marido fuerme,ella se despierta ensimismada y lo abraza muy fuerte,quiere abarazar su vida,quiere abrazar sus recuerdods y aquellos años en los que todavia era capaz de sentir,no se resigna a que nada sea igual no quiere volver a resignarse una y otra vez a dejar transcurrir su vida hasta que sean cenizas.

Cristina sale de casa,sin rumbo fijo,dentro de una orbe donde todos saben lo que tienen que hacer,donde todos llevan rumbo fijo,al contrario que ellos Cristina camina desorientada,sin nervios y sin prisas pero segura sin detenerse,no sabe donde se dirige pero tampoco sabe donde parar,pero pronto se da cuenta de algo,el error pque ha marcado toda su existencia,busca fuera loq ue solo podra encontra dentro.

Su juventud,sus amigos,sus recuerdos,solo se encuentran dentro de ella,es capaz si se lo propone de volver a escribir con la misma vehemencia que antaño paginas y paginas de su vida,paginas en blanco que esta dispuesta a rellenar.

El no se lo toma bien,no encuentra la causa a este cambio en ella,Cristina no es capaz de explicarselo lo abraza fuerte intentando retener hasta el ultimo suspiro una lagrima qud e el punto y final a una etapa de su " vida"o seria mejor decir de su "no vida".

Cristina se siente libre por primer avez en años,pero pronto descubre que nunca es capaz de discernir su eligio el camino correcto,Cristina se desespera,maulla,llora y siente que nunca nada volvera a ser igual.

¿Donde estara el hombre sin sonrisa"?recuerdos y solo recuerdos,que todos sabemos que nunca volveran,hasta que se vuelva a cerrar el circulo.

Invitado

Mensajepor Invitado » 04 Jun 2005, 10:45

Orsan...otra vez t lo digo,Cristina no solo me recuerda a ti(sobretodo en 1detalle),tambien me recuerda a mi, aunq supongo q es normal,q la mayoria nos podemos sentir identifikados...
Luego habare cntigo,pero me ha gustado mucho(y no es mentira)
El hombre sin sonrisa...su molde perfecto para poder crecer como persona...simplemente kiere aprender...

De verdad me ha enkantado

cronopio
fitipaldi .com
fitipaldi .com
Mensajes: 823
Registrado: 11 May 2004, 10:35
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensajepor cronopio » 04 Jun 2005, 13:22

¿Por qué será tan complicado decidirse por un título para el relato? :roll: :?
Última edición por cronopio el 06 Nov 2011, 23:39, editado 1 vez en total.
"He visto tu cara ardiendo en un lienzo de agua, y me he sumergido en un sueño sin poderte tocar, formando un mosaico de sombras, buscando a ciegas lo que sé que no está."

orsan

Mensajepor orsan » 04 Jun 2005, 22:11

-Mañana sera otro dia-

Hay veces que nos equivocamos con las persons,creemos que son de una manera distinta a cmo se muestran,pensamos que sienten distinto a como de verdad sienten,este es un defecto de muchas personas,pero sobre todo de una,de Cristina.

Cristina se levanto de la cama,apago el despertador,todos los dias le parecene igual por eso nunca sabe la fecha cuando se la preegunto su jefe,se ducha,este es el mejor momento del dia deja correr el agua por su cuerpo abranzdola y sintiendose feliz como no se sentira mas en todo el dia.
Cristina coge el metro,y rcuerda aquel panfleto que le dieron "ver,oir y callar" le parecio una supina tonteria,sueños de un adolescente frustado por no encontrar su camino en la vida,su familia siempre le indico el camino a seguir nunca tuvo dudas sobre el,estudio consiguio la nota para estudiar Medicina y ahora trabaja en un prestigioso laboatoria del centro de la ciudad,pero hpy Cristina se pregunta si relamente el chico que elaboro aquel panfleto no era alguien como ella,siempre yendo po el camino correcto y siendo capaz< de detectar las causas de todos los problemas para a la hora de la verdad no encontrar las causas de su vida.
Hay tantas definiciones de "vida"como persopnas pueblan nuestro mundo,ella es consicnete de ello y por eso nunca se sobsesiono ni perdio el tiempo buscando la respuesta a semejantes preguntas,ahora de repente todas se le amontonan en el subsconciente,hace tiempo que no duerme bien,tiene sueños la mar de rocambolescos,ella siempre durmio bien,tambien empezo a fumar,siente una ansiedad que nunca sintio,no sabe qiue le pasa.Sus amigos hablan de que es cosa del matrimonio,los nervios de la boda le duran aun,incluso un especialista amigo suyo se lo aseguro la otra noche mientras cenaban en su casa,pero ella no esta ya segura de nada.

Pasa por delante de un mendigo,le da unas monedas,siempre critico a esta gente,segun ella no trabajaban porque no querian,nuestro sistema es perfecto quien quiere trabajar lo consigue,pero claro con esfuerzo;incluso ya ni eso tiene claro,decide que pasarea el fin de semana en el campo,intentare relajarse y disfrutar de la naturaleza,su gran pasion.

El dia paso rapido,y ahora come con su mejor amiga,esta le cuenta anecdotas de su profesion,es psicologa y tiene los casos mas raros,prrsonas que querne desengancharse del hachis o el tabaco,Cristina no se rie no tiene fuerzas,el mundo se le cayo encima,se disculpa educadamente y marcha a casa a darse el segundo baño del dia.
Este baño no surtio el efecto del matinal,se ecneuntraun mas nerviosa,intento forzar a su cuerpo a relajarse,no puede conseguirlo,se echa en la cama e intenta pensar en algo que la relaje,no lo consigue.
Sale a la calle,el aire fresco le da en la frengte y se emzcla con el sudor,busca un bar un sitio tranquilo donde leer,decide ir al bar donde conocio a Francis,pero el bar ya no esta ahora han puesto una inmobiliaria,Cristina decide dejarse vencer,no consigue que nada le salga bien hoy.

Mañana sera otro dia,se dice.Pero ya nunca fue igual,Cristina seguia nerviosa,habia tomado conciencia de la sociedad,ya nada se escapaba de su mirada,mucho mas atenta e inquisitiva que antes,ya no se iba a comer con su mejor amiga,ni siquiera vivia ya en el piso con Francis,Cristina habia decidido volver a vivir sola y posponer la boda,pero no sabia donde estaba la respuesta a su situacion,no entnedia el porque.
Se dejo vencer por el sueño,mañana sera otro dia

orsan

Mensajepor orsan » 06 Jun 2005, 18:23

-Inquietud-

Segun el diccionario de la Real Academia de la Lengua,se define inquietud como la falta de quietud o de sosiego,teniendo por tanto como sinonimios palabras como nerviosismo o estres.
Pero para Cristona,inquietud significa otra cosa,para ella inquietud es la palabra que designa sus estados de animo,su vida,su existencia.
Cristina nunca supo lo que quiso,esto contrasta con la firmeza de su voz o lo inquebrantable de sus afirmaciones,pero en el fondo ella nunca supo lo que quiso.

Ahora encontro esta palabra escrito en un libro antiguo,fue un libro que leyo de adoscente y le encanto,le gustaba mucho la prosa de Saramago,y sin duda este era de sus favoritos.Ella siente el peso del libro en sus manos,pasa las paginas aleatoriamente buscando una lectura que le recuerde las sensacones que sintio al leerlo,entonces encontro una palabra escrita en el margen del libro,ella misma la escribiria en lapiz hace años.
Cristina se queda pesnativa,siente que recobra de nuevo la ilusion y el despertar de su cnciencia,hace tiempo que perdio el rumbo de su existencia e hizo confluir forzsamente sus deseos con su presente para dar asi una falsa imprsion de felicidad,pero ahora Cristina vio de nuevo esa palabra la que nunca supo definir de forma completa,la que ni siquiera "el hombre sin sonrisa" le pudo descifrar.
Ahora Cristina fija su vista en el entorno donde se situa la palabra ,es la ultima pagina del libro,se trata de una edicion de bolsillo,le sorprende la felixibilida de la tapa,que se puede doblar completamente,asi lee el encabezado de la pagina,y finalmente repara en las mayusculas que intenta atraer al espectador a su regazo:"EN BREVE APERTURA AL PUBLICO DE LA CAVERNA DE PLATON,ATRACCION EXCLUSIVA,UNICA EN EL MUNDO.COMPRE YA SU ENTRADA"

Cristina entiende poruqe coloco esa palabra en esta pagina del libro,sintio vacio,desaliento,soledad,miedo,INQUIETUD...al leer la inscripcion en el libro perteneciente a un centro comerciale,entonces recordo porque le gustaba tanto ese libro,se sentia profundamente cercana a Cripiano Algor,alfarero de profesion y jubilado a causa de la apertura de un centro comercial.Ella era consicente de que la vejez de Cipriano no estaba en sus ojos,ni en su piel completamnete desgastada ni en sus manos alatargadas por la falta de actividad, sino en sus ideas;el mundo giraba mucho mas deprisa de loq ue su mente era capaz de adivinar,igual le pasaba a Cristina se sentia abrumada por descubirmientos medicos,con mejoras sanitarias,con panaceas que la atolondraban de una manera peyorativa,se sentia insultada cuando un nuevo descubirmiento medico veia la luz,se sentia traicionada por la ciencia.

Cristina repasaba ahora la lectura del libro,descrubrio diferentes psicologias que veia olvidadas,descubrio de donde provenia su pasion por el campo:"Las colinas doradas, los verdes pinos, las polvorientas encinas" y repaso con ternura sus incios en el mundo,redescubrio la historia de amor sincero y leal entre Marcial y Marta,esa complicidad entre Cipriano u su hija,Marta,esos recurdos de tantas noches perdidas intentando cambiar el mundo.

Cristina de subito se sintio sola,tan sola como nunca se hubiera sentido tan sola como jamas se sentira,se sintio sola frente al tiempo eses asesino de conciencias,ese traidor incorrupto a cualquier fuerza material que se le ofrezca en definitiva como la cronica de una liberacion paulatina de las de las nieblas de animalidad, pero Cristina queria ser animal,queria con todas sus fuerzas evitar el paso del tiempo y con el la conversion del presente en pasdo,y del futuro en presente queria en definitivo romper el reloj de arena,queria instaruar la quietud.

Muchas veces se ha relacionado quietud,con orden,razon,cordura pero se les olvida mencionar que la quietud no existe sino hay inquietud,la belleza no existe sino hay imperfeccion,que la verdad no existe sin en ella no radica la mentira,en definitiva se olvidaron de enseñarnos a sentir tanto en lo bueno como en lo malo.Cristina fue educado en la "quietud"recibio una educacion apolinea(recta,ordenada,cuerda)por eso tenia tanto miedo a la inquietud,a loq ue no poddia demostrar a aaquello que permanecia superior al ser humano,por eso queria parar el tiempo,era uno de los pocos elementos que el hombre no puede controlar.
El arco voltaico elimnio gran parte de inquietud en los hombres de este tiempo,crearon una estructura capaz de guiar y dirigir la electricidad de tal forma que se conviertiera en aliada en vez de enemiga,pero nunca el hombre pudo convertir el tiempo en un amigo,el tiempo siempre consiguio escabullirse de los designios humanos es mas consiguio que estos dependieran de el para establecer su convivencia,consiguio dominar a hombre.

Cristina tenia de pequeña este tipo de pensamientos,penso que en esto residia algun tipo de transtorno pisiquico que pronto fue tratadono se dio cuenta que no era mas que el espiritu de una mujera que queria elevarse pore ncima de las limitaciones del cuerpo.

Cristina cerro el libro de golpe,se sentia mal,estaba mareada,y notaba las pulsaciones de su corazon,la cabeza le iba a estallar,recogio el libro y lo coloco en la estanteria,antes de salir de la habitacion le dedico un ultimo vistazo,un vistazo de INQUIETUD.

orsan

Mensajepor orsan » 07 Jun 2005, 19:13

-Imaginacion-

A veces imaginamos que muere un ser querido,nos vemos embutidos en ese dolor,nos vemos incluso pronunciando un discurso en el dia de su entierro.No hacemos con esto mas que alimentar nuetsro ego,si tuvieramios el suficiente poder seriamos capaces de forzar a los demas a arrodillarse ante nuestra imagen,a rezar por noosotros,seriamos capaces de robarles sus sentimientos,para ser mas,para creernos mejores que ellos.La maldad del hombre no es algo nuevo,es algo tan viejo como su supina ignorancia,nos llenamos la boca hablando de nuestra capacidad de raciocinio,de nuestro caminar erguido,nos creemos mejores que aquellos animales que nos proporcionan el alimento necesario para subsistir,que nos proporcionan los lementos necesarios para que el ciclo de vida siga su curso,en definitibva alla por donde vamos demostramos que solo hay algo mas grande que el cerebro de un hombre,y es su ego.

Cristina se encontraba en el velatorio de su abuelo,hacia mas de un año que no lo veia,simepre estaba ocupada intentado arreglar el mundo o buscando la vacuna de la mas maligna de las enfermedades,pero sin un minuto para ver a ese viejo que la hacia reir de pequeña,ni un solo minuto fue capaz de acercarse a su cama a deserale un "buenas noches",ni darle un beso y decirle un simple "gracias",su abuelo no fue un santo,seguramnte si un adjetivo lo definiria correctamente seria el de bravucon,siempre echo espuma por la boca para quedar luego en nada,pero Cristina le tenia cariño,le gustaba su cara de niño cuando ella le hablaba de sucesos recientes de nuestra hirtoira,le encantaba su interes siempre que se trataban tenmas futbolisticos,y valoraba su decendcia y respeto hacia los demas.
Su familia no era de la misma opinion que ella,lo consideraban un borracho, un pesado y un hipocondricaco, cuando llamaron a su madre de la clinica,ella ni se inmuto era el tercer aviso en dos semanas,seguramente habria decidido no tomarse la comida o aferrarse a la cama para impedir que le hicieran los electros,como otras veces.Pero cuando su madre lo encontro, ya estaba frio,hacia dos horas que su abuelo ya no respiraba,habia sido subito,de repeente,sin previo aviso como todos los milagros de la vida, que surgen de forma espontanea y violenta;las enfermeras dijeron que aun se estremecian de la fuerza que aun atesoraba en sus brazos,se agarro fuertemente a su cama y consiguio volcarla,se intentaba aferrar a la vida.
Cristina lo pemnso friamente, la vida de su abuelo se fue apagando poco a poco,hace cinco años empezaron los problemas graves de la salud que lo hicieron internar en el hospital y hasta ahora todo habian sido achaques y vida en los centros sanitarios, ella en la lozania de su vida no podia comprender que era lo que tanto le costaba perder a su abuelo y que era motivo de eesa fuerza que desplegaba cada vezq ue la muerte pasaba a llevarselo,en esa vigorosa juventud,en pleno festin hormonal,ella no comprendia que valor tenia una vida como la de su abuelo,carente de actividad,o de cualquier estimulo que la volveria util,seguramente Cristina comprendiera mejor la situacion de su abuelo,si la hubieran puesto alguna vez en la encrucijada de dejar de sentir,definitivamente lo unico que separaba a su abuelo y a la muerte,eran los sentimientos,es decir la capacidad de seguir sintiendo, estaba enganchado a la vida,como un dorgadicto busca su papela para colocarse y volver a sentir lo mismo que la primera vez que se pincho o como una mujer quiere tener un hijo para volver a asisitir al milagro de la vida.

Cristina paso a la habitacion donde su abuelo yacia en un ataud,era de piedra tallada y tenia una inscripcion dentro"Solamente la ardiente paciencia hará que conquistemos una espléndida felicidad", ella habia escuchado muchas veces esa frase de boca de su madre,a ella le encantaban los poemas de Neruda,Cristina avanzo en la cola del velatorio ahora se encontraba frente a su abuelo,podia notar las marcas de los dientes en el labio,seguramente al hacer fuerza para intentar resistir el envite de la muerte, tambien vio las ligaduras en las amnos, debieron atarlo a la cama para impedir que rompiera todo el mobiliario del centro hospitalario donde paso sus ultimos dias.Ahora Cristina se fijo en sus huesos,calcificados y devastados por el paso del tiempo;los huesos de su cara formaban parte del paisaje natural de esta,sus pomulos habian sisdo consumidos por la vejez que le llego en forma de cancer pulmonar,vestia un traje elegante,no recordo haberlo vuisto en vida nunca con el,pero sabia que formaba parte de su coleccion,su abuelo tenia un armario privilegiado,era mi coqueto no pasaba semanaq ue no comparar un traje,siempre de sastre y ehco a medida,la verdad es que tenia buena planta,tenia que haber sido apuesto de joven, debia haber poseido un encanto especial hasta la cincuentena.
Cristina salio de la sala,su gesto seguia hieratico,le era casi imposible expresar sentimientos cuando ella pretendia,es mas tampoco podia cuando los sentia,no se mentia apenas sintio dolor por la perdida de su abuelo,niunca la ghubiera considerado una perdida,su abuelo murio justo el dia que ella dejo de poder ahablar con el,el dia que le tiempo se lo llevo para siempre y borrro de su memoria cualquier recuerdo,cualquier hilo que pudiera tener conexion con su nieta,desde entonces ya no era su abuelo.Eso ocurrio ahce teimpo ya,sus caminos un dia cruzados se sepraraaon ams y mas,hasta considerarse simples extraños y conocer uno del otro no mas que lo extensible a la superficie.
Cristina no se sentia mal por ello,lo hizo lo mejor que pudo;siempre le molesto la actitud de su familia ante la situacion,como si fuera una plaga divina o un dolor de muelas sin solucion.Ellos intuian un castigo divino

"Hasta siempre"

Layma
fitipaldi .com #1
fitipaldi .com #1
Mensajes: 2426
Registrado: 13 Dic 2003, 23:34
Ubicación: Sevilla

Mensajepor Layma » 24 Jun 2005, 01:49

Es parte ficción, parte confesión por lo que he creído que el lugar más oportuno era aquí, en relatos.

-Había jurado que no se trataba de amor-

Veintitrés de junio y las veinte horas marcaba el reloj cuando por fin me he sentido con fuerzas para dejar definitivamente, para siempre, con un categórico sin retorno, mi vida, mi casa… Todo, todo lo que hasta ahora ha marcado mi existencia. Cargada con algo de dinero y una bolsa que esconde un puñado de ropa, elegida al azar, con los ojos cerrados, impulsada por la loca idea de que no podía marcharme sin nada. ¡Cómo si un puñado de ropa fuera a salvarme la vida! Y sabiendo que de haberme detenido a pensarlo un solo instante, de nada me hubiera servido el arrebato inicial de valor que me hizo levantarme y emprender la marcha.

Mi existencia no ha sido ni mejor ni peor que la de cualquier otro ser humano, sólo que… no es la que yo siempre quise para mí.
Nací, crecí y luché por conseguir una vida que por razones que ahora se me hacen tan patentes, tan reales, nunca alcancé. Pero eso lo sé ahora, con una claridad que me asusta y que me ha asustado durante meses mientras iba tomando forma de manera inconscientemente consciente, después de vivir en el engaño, convenciéndome a mí misma con excusas tontas que me creía con tanta facilidad, que me sorprendo de mi ingenuidad, de mi inocencia pero también de mi falta de valor para dejar una vida cómoda a los ojos de los demás pero incómoda a los míos, ciegos por el miedo de un futuro incierto, lejos de lo que ahora me da seguridad pero no felicidad.

Las veinte horas y cerrando tras de mí todo mi pasado, salgo de casa sólo con la idea clara de que debía marchar, sin saber cómo lo haré a partir de ahora, sin saber si lo que pretendo es posible.

Anoche busqué en ti la despedida, o acaso la reconciliación. Tus dedos se colaron bajo mis bragas y estuve a punto de abandonar de nuevo mi decisión.

Una casa, una minúscula casa perdida entre altas montañas, lejos de esta civilización, de todo lo que día a día me ha pedido cuentas de cada uno de mis actos, lejos de mis propios engaños, lejos de todos a los que dar unas explicaciones que sueño con no tener que volver a dar. Lejos muy lejos, sin dejar rastro, sin despedirme de nadie, sólo de ti que no eres otro que yo misma, sin escribir siquiera una nota. ¿Para qué? Detenerme a escribirla habría sido como abrir los ojos a la hora de elegir mi equipaje. Una excusa más para dar marcha atrás y tomar la salida más fácil pero no la más adecuada.
Sin mirar atrás, sin siquiera mirar por una última vez ni un trocito de lo que fue mi ayer, que no es más que yo misma, me voy, cerrando tras de mí una hoja que alguna vez estuvo en blanco y que hoy llena de letras amargas, dará paso a otra igual de inmaculada que ella, el día que empecé a llenarla con letras rápidas, torcidas e hirientes, hace de eso más de mil años. Sólo que ahora esta hoja cobijará una escritura más pausada, más coherente con mis sueños. Una letra ante todo y sobre todo temblorosa, porque no negaré que estoy asustada.

Para todos los que dejo atrás es posible que no haya consuelo, es posible que me extrañen eternamente, incluso es posible que me busquen durante semanas, durante meses, durante años pero… ya he dado el primer paso, un primer paso que no desandaré. Un paso que ha sido como saltar por encima de un océano de agua, como cruzar un abismo sin fondo, armada por un valor que se pierde en cuanto se llega al otro lado, para que así no puedas volver atrás.

Y por fin, cerré los ojos, y emprendí el viaje de vuelta, de vuelta a mi misma, y me alojé en lo más profundo de mi imaginación, en la casita perdida entre montañas y allí bebí de mis recuerdos. Y fué con esta misma mano sobre el pecho con la que juré que aquello no era huir del amor... No sé cuantos momentos verdaderos le dí, tampoco recuerdo el dolor que dejaba su aroma en mis sábanas, pero era tan bonito verlo regresar, asi, como pidiendo perdón, como una caballero rondando a su reina, sólo por colarse de nuevo entre mis bragas... Y dejé de creer en él la noche que dejó de mentirme...

Todas las tardes de domingo lo recordaría, riéndome en mi propia complicidad, la que se quedó en su boca. Supo embriargarse con el sabor de mis lágrimas y dibujó mis ojos con el color de su sangre... para que no me vaya jamás de su memoria.

Y cualquier final en esta historia sería divino porque la historia empieza con cada final y termina siempre cada vez que despierto de mi sueño. Mientras todo sigue afuera como siempre... Yo ya he partido hacia mi misma... Él se vuelve más real y yo... yo había jurado que no se trataba de amor y que jamás regresaría.
"Nació con el don de la risa y con la intuición de que el mundo estaba loco. Y ese fue todo su patrimonio..."

*Somos lo que decimos...*

Layma
fitipaldi .com #1
fitipaldi .com #1
Mensajes: 2426
Registrado: 13 Dic 2003, 23:34
Ubicación: Sevilla

Mensajepor Layma » 28 Jun 2005, 01:31

Perdón por ser tan seguida, prometo no extenderme, es sólo un grito en forma de relato(y ni siquiera eso), que pasará fugaz si es posible, pero no sin dejar un regusto amargo en el cielo de mi boca...


-Dejamé que te quiera-

En el sueño yo era una niña. Sólo por eso ya tenía la sensación de que se convertiría en pesadilla. La mano de alguien me conducía, levanté los ojos, era mi madre. Le señalé los panteones y pregunté si en esas casitas vivía alguien.
Mi madre no contestaba, yo creía oirle repetir entre murmullos: Vanidad de los vivos... Orgullo de los vivos...

En la ubicuidad del sueño estábamos ya en otro lugar.

-Nosotros no tenemos panteón - me gritaba mi hermano mientras me deshacia el lazo del pelo y salía corriendo entre las tumbas.
-Ése es un panteón militar- dijo una voz; no lo dijo pero yo lo sabía. Estaba más cuidado que los otros, con las cruces iguales de hierro negro y las tumbas encaladas... Y de repente, alli estaba mi padre, tumbada, sonriente, en el primer piso de los nichos. Alargué la mano, besé la lápida...
- ¿Te han puesto tan bajito para que yo te alcance?-
- No, porque era más barato- Era la voz de mi hermano, pero no estaba él. Estaban dos jóvenes mamás empujando cochecitos de niño.

La hierba descuidada crecía por todas partes. Yo, con el pecho fuera le daba de mamar a mi hijo. Estaba sóla y avanzaba casi sin pisar la hierba, como si no pesase. El niño mamaba vorazmente, igual que si de eso dependiera todo... Y dependía... Yo me había sentado en el cementerio infantil. Allí estaban algunos que habrían muerto ya aunque hubiesen vivido ochenta años. Unos niños muy arrugados se acercaban a mirar al mío: la niña María Luisa, el niño Miguel Ángel... Entre las tumbitas ilegibles saltaba un perrillo sin mover la hierba alta... La niña Pilar, de tres meses... Y "El niño feto", "La niña feto", no decían más... Yo no tenía a mi niño entre los brazos ya, pero seguía con el pecho fuera, y más tarde sentía frió, estaba desnuda... como siempre desnuda. Era tan desolador, allí tan pequeños, tan sólos, tan duros, tan fríos... cómo yo, desnuda, dura, fría, sin corazón latiendo bajo mi pecho, mirando por una mirilla... Me oí gritar...
Sólo cuando empecé a ver cuerpos de niños troceados, ropas de niños ensangrentadas, cabezas de muñecos que tenían vida y que rodaban junto a cuerpos decapitados, brazos y pies de niños apilados, pequeñas manos, ojos llenos de terror... Sólo entonces necesité volver a la realidad para huir, o a otra realidad menos dañina que aquella, o a otra ficción, con tal de escapar. Y yo gritaba... Me oía gritar.

Fué entonces cuando abrí los ojos, estaba aturdida. Estaba en el dormitorio de mi apartamento. Vi al fondo sentada a mi madre, con la rigidez de alguien que acaba de sentarse. Quién sabe cuánto tiempo llevaríamos en ese cuarto, tan juntas y tan enemigas. Se levantó y detrás entro él, escuché el ruido de cerrase la puerta de entrada.
Me acariciaba el pelo, la frente, las mejillas. Hice el gesto consciente de girar la cabeza hacia otro lado. Entonces me acarició la nuca, el cuello, la oreja... Dibujaba con su dedos flores en mi espalda. Estaban cayéndoseme las lágrimas de los ojos, caían sobre mi sien, sobre mi nariz; lo supe porque me las borraba con los dedos, y se paraba en el hueso de mi pómulo y dibujaba el perfil de la mejilla hasta la boca.
- No- dije- !No¡
- Déjame que te quiera - murmuraba cerca de mi oido.

Yo había aprendido que las batallas morales se libran a solas, me quedaba por aprender en carne propia que las de la pasión hay que reñirlas con un aliado, a no ser que se tengan que reñir con un verdugo... Ay!. Y es esa ambigüedad la que conduce a que nunca estemos ciertos definitivamente de si hemos ganado o perdido la batalla...
- Dejamé que te quiera - seguía murmurando.- Tu y yo somos el paraiso. Tu y yo somos bastante.

Pensé en ese momento que los amores tan fuertes nunca duran, aunque, ¿qué tiene que ver mi felicidad o mi desgracia con el tiempo? ¿Qué es durar?.

-Dejamé que te quiera - seguía resonando en mi cabeza. Yo había cerrado de nuevo los ojos, de nuevo me abandonaba a soñar.
"Nació con el don de la risa y con la intuición de que el mundo estaba loco. Y ese fue todo su patrimonio..."



*Somos lo que decimos...*

Avatar de Usuario
brujita_alc
fitipaldi .com
fitipaldi .com
Mensajes: 894
Registrado: 15 Oct 2004, 13:58
Ubicación: Alicante
Contactar:

Mensajepor brujita_alc » 08 Jul 2005, 01:12

Adiós, good bye, au-revoire, hasta la vista, hasta siempre, hasta luego... Cambia la forma pero no el contenido, una despedida nunca es del todo definitiva. La posibilidad del regreso, por muy remota que sea, siempre está presente y gracias a esa certeza se mantienen a flote las esperanzas e ilusiones. Salvo excepciones.

:arrow: Epílogo

Sintió la necesidad de huir, de abandonar a toda costa aquella habitación. Pero en lugar de levantarse y echar a correr mantuvo la cabeza apoyada contra el respaldo de la cama, los brazos inertes a cada lado del cuerpo y la mirada perdida en algún punto inconcreto del cielo que se dibujaba tras el cristal del sucio ventanal.
Entre los dedos todavía sostenía débilmente aquel trozo de papel y a escasos centímetros de la otra mano permanecía vacío el bote que, sin ella esperarlo, estaba cambiando el rumbo de su vida.
El perro cuya custodia ahora ya no tendría que compartir se acercó a sus rodillas y le miró atento, esperando alguna señal. Cuando el chucho empezó a olisquearle la entrepierna Marta despertó de su inopia, de aquella terrible pesadilla que aún no concebía como parte de su realidad.
- No puede ser cierto.- la joven apretó la nota en el puño, hasta clavarse las uñas.
El aroma pestilente que le había producido arcadas minutos antes se había desvanecido y ahora sólo se centraba en el terrible calor que le producía el sol de aquel agotador día de julio.
- ¿Sabes?- pensó en voz alta, dirigiéndose al cuerpo sin vida que yacía en la cama, a sus espaldas.- Nunca te creí capaz de hacer algo así. O sí. Es como si no te conociera.

Las lágrimas contenidas no salieron de su escondite, prefirieron volver al lugar de donde habían nacido, tal vez en algún rincón que el cerebro concede al olvido. Allí estarían mejor, a salvo de cualquier reprimenda.
- No es que sienta dolor o lástima. – ella proseguía con su diálogo con el cristal.- Pero no siento nada. Nadie es imprescindible en la vida de los demás. Salvo Bobby. – soltó una risita- En fin, ya sabes, debió ser el único animal sobre la faz de la tierra que sintiera verdadero aprecio por ti. Le dabas de comer, al fin y al cabo.
Por un momento por su mente asomó la sombra de una duda. No estaba segura de haberle amado alguna vez.
- Creo que si no lo hubieras hecho tú, habría terminado haciéndolo yo.- Se tomó unos segundos de reflexión y con una media sonrisa, como si de repente hubiera reparado en algún juego de palabras, o un malentendido, añadió: - Por supuesto que no me estoy refiriendo a ponerme morada de esas pastillitas que tanto te gustan, no. Si no te hubieras matado tú me habría encargado yo misma de hacerlo. Aunque en parte he contribuido.

Marta, por primera vez desde que sus piernas flaquearon y se derrumbó sobre el frío terrazo volvió su cara sobre su difunto ex.
- Siempre fuiste un excéntrico Enri. Mírate ahora.

Realmente la escena era dantesca. El muchacho, cuyo rostro había empezado a adquirir un tono amarillento y al que ya habían empezado a acudir algunas moscas, se encontraba en una postura realmente ridícula sobre la cama. Un brazo torcido, dirigido hacia la mesilla de noche, allí donde Marta encontró el bote vacío y el cuerpo cubierto únicamente por unos boxer de Calvin Klein pasados de moda y con la goma cedida.
La joven resopló, en un vano intento de despejar su frente de un flequillo que hacía tiempo que había dejado de ser tal, pero a cuya ausencia aún no se había acostumbrado.
- No sé qué voy a hacer contigo – Y miró el cadáver con la cara que una madre le pondría a un niño travieso.

Marta se quedó prendida de ese gesto. Tardó un par de minutos o tres en levantarse, estiró su falda, recogió el bolso y algunas pertenencias suyas que encontró en la casa. Rebuscó en los cajones de la cocina, de los muebles del salón y de los aseos, metiendo diversos utensilios y prendas en grandes bolsas de basura.
Al cabo de un rato volvió a la habitación.
- Veo que sigues ahí.- Enri, curiosamente, seguía sin inmutarse.- deberías darte una ducha. Bueno, eso mejor se lo dejamos al forense, creo haber visto en alguna película que también hacen esas cosas. – La chica se quedó fingidamente pensativa- Lo siento amor, pero esta vez no seré yo.- Volvió a utilizar aquel gesto de madre sobreprotectora.- Me voy. No estarás solo mucho tiempo, pronto olerán tu ausencia.- se rió para sus adentros ante el improvisado ingenio que se le acababa de ocurrir.- Si pudiera sabes que lo haría pero me temo que pesas demasiado. No podría cargar contigo mucho tiempo. Que lo hagan otros.

Marta giró sobre sus talones dándole la espalda al cuerpo inerte pero al instante rectificó y añadió un último apunte.
- Por cierto, Bobby se viene conmigo. Pero la casa… mejor te la quedas tú.



Rak
"Mirad por la ventana y tal vez podáis ver al ángel que espera sus alas sentado en el andén..."

Avatar de Usuario
arancha
fitipaldi avezado
fitipaldi avezado
Mensajes: 75
Registrado: 16 Jun 2005, 21:11
Ubicación: en un lugar de la manxa de cuyo nombre si m acuerdo....Guadalajara!
Contactar:

Mensajepor arancha » 11 Jul 2005, 01:21

Todos tenemos en nuestra cabeza un pequeño bosque llamado IMAGINACIÓN.
Mi bosque se llama Bitelchus(como una peli uqe recorde al ver hace un tiempo con uno de los peques de mis primos), es un bosuqe precioso, lleno de arboles frondosos con bellos colores y flores con numerosos olores. Allí viven las adas, que se encargan de dar vida a mi imaginación pero hace tiempo comenzaron a enfermar, sus colores bellos y brillantes comenzaron a apagarse, las flores se desicieron de su suave olor, los arboles perdieron su gran explendor.
Todo ese bello bosque se convirtió en una horrible ciénaga, donde los trolls comenzaron su debastación.
Al fondo veo una pequeña luz, comentarios de preocupación ronda el ambiente, nadie quiere dejar ese lugar, pero es tan dificil salvarlo.....
Cada vez los jovenes tenemos menos imaginación y ese gran bosque lo estamos perdiendo, en el mio aun queda esa pequeña luz, que cada vez se va extendiendo y sus habitantes se van recuperarndo.
Quizas solo fue una falsa alarma pero....voy a seguir ayudando a que ese bosque no se pierda.

Bueno esto es una pequeña idea de lo que mas adelante se convertira en un pequeño cuento, faltan muchas ideas por enlazar, cosas que mejorar y mas adelante lo pondré para que todos lucheis contra los trolls que amenazan nuetra imaginación.
no puedo dejarte caer en el olvido, ni verme reflejado en los momentos que he vivido...(shiwk)

Avatar de Usuario
mapixi
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 6531
Registrado: 12 Jul 2005, 21:04
Ubicación: Donde quede alguna flor, donde no haya policia...
Contactar:

Mamá

Mensajepor mapixi » 13 Jul 2005, 21:12

Esto es una cosa que me salio una larga noxe de insomnio. Ya direis que os parece. Gracias

Dicen que estás muerta, mamá, que el cáncer pudo más y te llevó... pero yo sé que sólo estás durmiendo... durmiendo tu sempiterna siesta de la tarde... esperando a que yo regrese para, como nos prometimos mutuamente, ir a beber agua de la Fuente de Los Tres Caños- Y que iremos otra vez a caminar por las calles de Valverde. Y marcharemos al monte, a ver bandadas de palomas sobrevolando las riberas del Júcar.

Ahora sé que estás solamente durmiendo tu siesta de siempre... mientras yo estudio geografías muy lejanas, historias humanas que penetraron en el corazón de la vida, versos inéditos de poetas tan anónimos como el viento... pero te levantarás para acompañarme en este caminar llamado Existencia. Y andaremos una vez más. Caminaremos en medio de las charlas con las cuales tú seguirás explicándome leyendas de tu ayer y yo iré comprendiendo un poco más el presente.

Descansaremos bajo un olivo y beberemos de la bota de vino que llenó el Tío Pedro y tú me invitarás a arenques y bacalao recién preparado por mamá. Y yo te invitaré a tabaco, de ese que tanto te gusta a ti. Fumaremos cigarrillos -hasta que yo oiga esa ronca tos que te asocia con las hogueras invernales de la alta montaña- y tú me seguirás enseñando a montar a caballo y después... después de mirarnos limpiamente a los ojos me señalarás nuevamente los horizontes que tú no puedes traspasar...

Yo te diré lo que hay más allá de esos montes y te contaré lo que mis ojos han visto en las otras orillas del mar. Hablaremos de nombres y conciencia, de encuentros y desencuentros, de justicias e injusticias, amores y desamor... y tú me contarás los misterios de tu alma y yo te descubriré los secretos de mi corazón-

Caminaremos, mamá, por las serranías, los pueblos, las grandes ciudades... y en el bar de Esteban yo te invitaré a unas cervezas con tomates en sal y después de comer grandes rodajas de melón tú seguirás aconsejándome que siga siempre adelante por los caminos rectos de la sincera dignidad... mientras te gusta escuchar sobre geografías lejanas, sobre historias humanas que penetran en el corazón de la vida, sobre versos inéditos de poetas tan anónimos como el viento...

Me preguntarás cómo fue que me marché tan pronto y dónde aprendí tales cosas... y yo te explicaré que marché pronto para montar en los trenes de la primera alborada, que aprendí tales cosas en los libros del atardecer y que amo y sigo tus enseñanzas reflexionadas bajo la luz de las estrellas. Que cómo tú, dormí en los maizales, traspuse pueblos y ciudades para entrañar sustancia a mi conciencia, soporté fríos y calores para sentir en mi cuerpo el sabor de las verdades eternas que tú me contaste de niña, sentí la lluvia correr por mi ser para poder decirte que somos mucho más humanos cuando bebemos agua con las cuencas de nuestras manos.

Tú me enseñarás a seguir siendo humilde en medio de las tormentas y sencilla dentro de la ensoñación. Y yo te seguiré mirando a los ojos y aprendiendo... aprendiendo a explicarte que todo esto que soy es producto de tu sangre y de tu esperma y que más allá de esos horizontes que miras con tanta inquietud sigue existiendo la vida.

Dicen que estás muerta pero yo sé que sólo duermes tu siesta canicular. Y que voy a regresar para irnos los dos, mujer junto a mujer, para hablar de raíces propias. Tú me seguirás narrando tus leyendas y yo te seguiré contando mis fantasías. Y me volverás a preguntas dónde aprendí a vivir tales utópicas conquistas. Entonces nos sentaremos en un mojón de los caminos, limpiaremos el polvo de nuestras botas y te explicaré que anido en un planeta llamado Existencia.

¿Qué es la Existencia? preguntarás curiosa por saber dónde duermo. Y yo te contaré del mirlo de Carlos, de la guitarra de Alba tañida bajo las aguas que nos mojan a todos, de los sueños poéticos de Ángel, de ese perro bueno y ese perro malo que nos mostró Alberto, de los ojos de Clara que nos hablan de leyendas sobre la Belleza y la Fealdad...


Estoy seguro de que al principio no lo entenderás del todo, pero ya habrá caído la noche y saldremos a observar las estrellas y tú volverás a buscar en el hemisferio austral para señalarme la constelación de tu Ave Fénix y yo volveré a buscar en el hemisferio boreal para señalarte mi constelación de Pegaso... y te explicaré cosas leídas y vistas y escritas y sobre todo sentidas. Entonces comprenderás por qué tu hija se hizo bohemia hace muchos millones de años...

Dicen que estás muerta mamá, que el cáncer te ganó y te llevó... pero yo sé que sólo estás durmiendo... durmiendo...! Despierta ya mamá que estoy de regreso y tenemos que levantarnos para caminar! Tenemos que abrir la puerta y salir al alba para seguir charlando como siempre. Tú me seguirás contando los misterios de tu alma y yo te seguiré descubriendo los secretos de mi corazón.

Perdóname si lloro esta noche; pero no son lágrimas de dolor. Son lágrimas de paz, eternas lágrimas de este sencillo corazón que bombea dentro de sí la sangre de tu sangre y el esperma de tu esencial forma de tratar democráticamente a tus hijos. Y como siempre, yo seguiré diciendo que tú sólo estás durmiendo... durmiendo. !Despierta ya! !Sólo soy una niña y necesito ir de tu mano a beber agua de La Fuente de Los Tres Caños! !Vámonos a seguir comiendo aceitunas de la tinaja de Don Marcelino junto al Ángel de la Pasión!. ! Escucha, mamá, el latir de mi infante corazón y perdóname si lloro esta noche!
Hermana mapixista
Gorf@s power - Kaladas y palestinos

No som diferents, només instants del temps.

Avatar de Usuario
*Itza*
fitipaldi reconocido
fitipaldi reconocido
Mensajes: 121
Registrado: 18 Dic 2004, 01:32
Ubicación: En un lugar kualkiera, en una sekundaria karretera provincial...
Contactar:

Mensajepor *Itza* » 19 Jul 2005, 18:23

Esta es una d esas kosas ke eskribes sin kerer, en uno d esos tristes días en ke t levantas vencido y al mirar alrededor sólo ves tu soledad. La tristeza d algunos despertares.

DESPERTAR

Creyó que ese despertar respondía a una alborada más de dorados rayos que se desintegraban al chocar con el cristal descomponiéndose en haces de colores pastel. Pero cuando abrió los ojos no encontró el esperado resplandor matutino de cada aurora.
El manto oscuro de la amarga noche cubría cada uno de los poros de su piel y de las motas de polvo del cuarto donde dormitaba. Una luna casi inexistente emitía la escasa claridad de que gozaban esos momentos lúgubres.
Escuchó. Silencio. El viento suave ondeaba las hojas de los árboles cercanos a la casa produciendo una suave melodía aflautada, que dormía poco a poco los sentidos del cielo, del aire, de la tierra y de los propios árboles. Algún insecto frotaba sus alas queratinizadas produciendo ese molesto chirrido que parece presagiar desgracias y misterios, crímenes y mentiras. Un río, o tal vez una fuente, o una cascada, dejaban caer sus entrañas hasta una tierra que gritaba de sed, formando sedas hasta el suelo salpicadas de espumas y natas.
Sus destrozados pies tocaron el suelo frío y con él la realidad. Deseó que amaneciese o lloviese, que saliese el sol o nevase, que algo rompiese esa macabra y oprimente tranquilidad irreal.
Tardó unos segundos en preguntarse qué hacía en esa casa, en esa cama, como los últimos meses de su vida. De nuevo intentó centrarse en un lugar, en su lugar, pero, como siempre, no encontró las raíces que le ataban a ningún suelo.
Su mente borracha comenzó a revivir momentos. Y rehizo de nuevo ese puzzle de piezas de su vida que rehacía cada mañana, y que rompía cada noche junto con las piezas de la vajilla, junto con sus uñas y junto con su esperanza. Cuando los tragos de alcohol más parecían agua que ginebra y el hielo ya no era necesario dentro de su vaso arañado.
Cuánto tiempo había pasado desde su sorprendente y desconcertante despertar? El suave trino de pájaros endemoniados le hizo mirar a través de los cristales. Un sol naranja y azul luchaba por abrirse paso a lo largo de un cielo lleno de misterios y secretos. Amanecía al fin. Como cada día. Eso era lo único que sabía con seguridad que ocurriría. Y que, al llegar la noche, ella moriría con ese sol.
Así que desplegó sus alas de mariposa y retozó por la habitación dejando que sus ojos fuesen deslumbrados por las luces de la aurora, sonriendo, riendo, imitando la felicidad. Ignoró el golpeteo continuo en su cabeza hasta que se hizo insoportable y tuvo que tumbarse sobre la cama, mareada. Prometió por primera vez en ese día que esa noche no bebería una gota. Qué lástima que al esconderse el gran astro nunca recordara sus vanos juramentos.
Tumbada sobre la cama escuchó los renovados murmullos del nuevo día. Varios pájaros conversaban en esa melodiosa rutina, revolviéndolo todo con su dulce gorjeo. El agua continuaba cayendo desde donde quisiese que fuera su origen. Las hojas habían callado para dar paso al suave ajetreo de la vida diurna.
De pronto oyó algo más. Un sonido estridente, fuerte, escandaloso, que la hizo sobresaltarse como cada mañana. Eso era. De nuevo. Como cada día. El sonido del portazo. El sonido del portazo que él dio aquel día. Cuando se fue para no volver nunca.
"Tan lejano... Tan lejano komo la primera mujer kuando tienes 11 años, komo el reumatismo kuando tienes 20, komo la muerte kuando sólo era ayer..."


Volver a “Poeta de mierda, de manos vacías”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado