Una mirada a lo que veo

Avatar de Usuario
AIDA_cantasaetas
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 15261
Registrado: 09 Sep 2003, 15:26
Contactar:

Mensajepor AIDA_cantasaetas » 25 Jul 2004, 21:23

Aitzi(BER) escribió:Aida, ¿podria leer yo esa poesia? es que me ha pasado algo parecido, y me gustaria leerla. Mi capacidad no da para escribir como escribis vosotros, y muchos menos escribir acerca de como me siento.

UN SALUDO


Claro, AITZI, luego te la mando por mail, aunque creo que en su día las colgué en "Poetas de mierda, de manos vacías" Son dos poesías cutrísimas de esas que escribes sin pensar, así como te salen en el momento. A mí no me gustan nada, por eso me hizo tanta ilusión que le llegasen a alguien.

Y no digas que tú no sabes escribir, que no me lo creo!!! A ver si alguna vez me dejas leer algo tuyo, me encantaría.

Un besazo!
El que quiere nacer, tiene que destruir un mundo

Layma
fitipaldi .com #1
fitipaldi .com #1
Mensajes: 2426
Registrado: 13 Dic 2003, 23:34
Ubicación: Sevilla

Mensajepor Layma » 26 Jul 2004, 02:41

Lo primero: GRACIAS CRONOPIO, GRACIAS AIDA(por todo, y por lo que me pusiste por ahi en otro post sobre esto que habias leído).

Lo segundo: Aquí va otra mirada:
He llegado a la conclución de que la música es como el amor, y así como hay tantas maneras de amar hay tantas variantes de música. A la música y al amor no se les describe, se les siente, porque ellos son su propia descripción.
El lenguaje de la música es más preciso, más expresivo, más sugerente y desnudo a la vez que el de la literatura, al igual que la música no puede contarse, no puede explicarse todo lo que se dice con una sóla mirada. Que el hombre haya sido capaz de crear estos lenguajes lo redime y lo salva del olvido. Porque puede que mañana otra generación sustituya a la nuestra, pero de la nuestra sólo quedará el fruto de nuestro amor y la música, seguramente nada más que ella.
"Nació con el don de la risa y con la intuición de que el mundo estaba loco. Y ese fue todo su patrimonio..."

*Somos lo que decimos...*

Avatar de Usuario
Aitzi(BER)
fitipaldi .com #1
fitipaldi .com #1
Mensajes: 1066
Registrado: 09 Sep 2003, 21:54
Ubicación: Romo (Euskal Herria)
Contactar:

Mensajepor Aitzi(BER) » 27 Jul 2004, 15:14

Aida, gracias por el mail, pero creo que se te ha olvidado adjuntar las poesias....

Porque solo me viene lo que has escrito de tus vacaciones y eso.
Haced política, porque si no lo haceis, alguien lo hará por vosotros
-----------------------------------------------------
Imagen

Avatar de Usuario
AIDA_cantasaetas
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 15261
Registrado: 09 Sep 2003, 15:26
Contactar:

Mensajepor AIDA_cantasaetas » 27 Jul 2004, 19:45

Aitzi(BER) escribió:Aida, gracias por el mail, pero creo que se te ha olvidado adjuntar las poesias....


Ostras, si es que soy más trasto... :oops: Ahora creo que ya te lo he mandado bien. . . :roll:
El que quiere nacer, tiene que destruir un mundo

Avatar de Usuario
Aitzi(BER)
fitipaldi .com #1
fitipaldi .com #1
Mensajes: 1066
Registrado: 09 Sep 2003, 21:54
Ubicación: Romo (Euskal Herria)
Contactar:

Mensajepor Aitzi(BER) » 29 Jul 2004, 14:56

Si ya me llego en condiciones, MUCHAS GRACIAS!!

Habla exactamente de como me siento, son dias dificiles....

UN BESO!
Haced política, porque si no lo haceis, alguien lo hará por vosotros

-----------------------------------------------------

Imagen

cronopio
fitipaldi .com
fitipaldi .com
Mensajes: 823
Registrado: 11 May 2004, 10:35
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensajepor cronopio » 02 Ago 2004, 01:12

VII–Política

Unos prometen la luna: venden sueños que falsean la realidad de su cerrada oligarquía.
Otros prometen el Paraíso en la tierra: venden bienestar que confunde la fantasía en su libre teocracia.
Yo, que no creo en estrellas fugaces ni en arenas movedizas, descarto ser rebaño de ovejas y giro en sentido contrario de todas las doctrinas.
Ahora, con el tiempo como escudo y mi libertad como lanza, me enfrento a molinos de viento que amenazan mi escéptico viaje por un mundo destructor de la identidad humana, y así, entre mentes vacías y cerebros
dormidos, lucho por recuperar la memoria de aquella sociedad que vivía en la anarquía.
¿Anarquía? Refugio escondido de eterna libertad sin promesas ni consumo.

+

VIII–Dogmas de fe

Escucho la palabra de quien promulga su razón como algo secundario: lo importante es dialogar.
Busco la verdad entre espirales de mentiras equivocándome a todas horas, e intentándolo de nuevo en un próximo envite: no importa naufragar si el mar, siempre el mar, me devuelve a la otra orilla.
Creo en las personas que no imponen su respeto porque se hacen valer por sí mismas sin necesidad de disfraces ni accesorios.
Pienso que la paz no tiene precio pese a vivir en una sociedad consumista.
Desconfío de todo lo aparente y prefiero interpolar a extrapolar.
Persigo sombras al estilo Peter Pan porque todos los espejos reflejan inocentes la imagen de mi infancia: la realidad, prisionera de mis sueños, juega al escondite.
Dios todavía no existe y por tanto es inútil intentar asesinarlo.
Soy feliz.
Nota aparte: la felicidad es un estado confuso que no debe concretarse.

+

IX–Noches de alquitrán

Un pegamento abrasador une la verdad con la mentira mientras el asfalto se hunde bajo mis pies lanzándome al vacío.
No busques estrellas, la luna se esconde, y el cielo parece un agujero infinito: oscuro túnel sin entrada y sin salida entre mis ojos, tobogán de cansancio en el olvido, negros sueños, ausentes, desterrados, y para siempre perdidos.
La noche no avanza. El tiempo tampoco.
¿Acaso soñabas relojes de arena, caballitos de mar, o unicornios azules?
La luz ya no existe esta noche, y mucho menos las hadas.
No busques estrellas. Se han ido.
Manchas de alquitrán iluminan mis ojos.

+

Saludetes,
"He visto tu cara ardiendo en un lienzo de agua, y me he sumergido en un sueño sin poderte tocar, formando un mosaico de sombras, buscando a ciegas lo que sé que no está."

Avatar de Usuario
jazz
fitipaldi .com #1
fitipaldi .com #1
Mensajes: 1044
Registrado: 18 Jul 2004, 01:32

Mensajepor jazz » 02 Ago 2004, 11:56

joder, cronopio, cada día me sorprendes más. Hay algo que no sepas hacer???
la primera letra es muy buena. Me stoy planteando robártela y tocarla con mi grupo, eejejjejeje, es broma, eh! :D

cronopio
fitipaldi .com
fitipaldi .com
Mensajes: 823
Registrado: 11 May 2004, 10:35
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensajepor cronopio » 03 Ago 2004, 02:46

Muchas gracias sigmar :D Me halaga mucho que tú pienses eso de mí, y oye, que si de esa primera letra logras adaptarla y sacar una canción, no esperes ni un segundo y róbamela o lo que quieras :wink: que toda creatividad (y fijo que tú tienes mucha) siempre es buena XDD

Y como estoy algo insomne acabo de repasar y corregir estas nuevas miradas a mi forma de entender y ver la vida desde un punto de vista alejado de toda realidad práctica y sumido enteramente al mundo de la imaginación y de los sueños :roll:

X–Amnesia

Tantas veces deseé perder la memoria que ya no recuerdo quién soy.
Alguien me llama y no pronuncia mi nombre.
La voz que atraviesa el espejo se ha roto. Cristales manchados de sangre escriben sobre una pared jeroglíficos que encienden la noche.
Hace tiempo que no hablo con nadie. ¿Para qué si no recuerdo quién soy?
Alguien me llama y pronuncio su nombre.
Sólo era un sueño. No quiero dormir.
La noche esquiva mis dudas lanzándome estrellas a través de la luna, silencios, promesas de luz, o lágrimas con forma de lluvia.
Las piezas del puzzle no encajan. Colecciono, abecedario del olvido, crucigramas desnudos de meditación aparente, fechas y números, desván de nostalgia, y vuelta a empezar.
Tantas veces deseé perder la memoria que ya no recuerdo quién soy.

+

XI–Génesis

Del agua mezclada con la tierra surge la arcilla. De la arcilla nacen los hombres. Los hombres acaban engendrando gusanos. Los gusanos se convierten en brillantes mariposas. Gira la rueda y nunca se para: mariposas, gusanos, hombres, arcilla, la tierra, y el agua.
Juguetes de Dios.

+

XII–Volver a ser un niño

De pequeño soñaba con ser inventor, y ahora sueño con ser inventado. ¿Por qué? Pronuncia en voz baja “no pienso–no existo” y tal vez lo averigües.
De pequeño soñaba con ser astronauta, y ahora sueño tripular un submarino amarillo. ¿Por qué? Repite en voz alta “ser o no ser” y tal vez lo averigües.
De pequeño soñaba con ser millonario, y ahora sueño con ser vagabundo. ¿Por qué? Repite dos veces “sólo sé que no sé nada” y tal vez lo averigües.
Millonario, inventor, y astronauta, he comprado un submarino amarillo para ser vagabundo en la mar. ¿Por qué? Repite conmigo “los sueños no son realidad” y cierra los ojos: sé un niño. ¿Qué ves? Tal vez, así lo deseo, quizás lo averigües.

+

Saludetes,

PD: elKano ¿Dónde andarás? Se echan de menos tus miradas y tus mensajes de otros foros. Solo espero que estés bien y cuando vuelvas o quieras hacerlo sigas compartiendo con nosotros tu vida (aunque lógicamente sólo sea una pequeñísima parte de ella) Así que un fuerte abrazo y que sepas que te esperamos :D
"He visto tu cara ardiendo en un lienzo de agua, y me he sumergido en un sueño sin poderte tocar, formando un mosaico de sombras, buscando a ciegas lo que sé que no está."

cronopio
fitipaldi .com
fitipaldi .com
Mensajes: 823
Registrado: 11 May 2004, 10:35
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensajepor cronopio » 06 Ago 2004, 02:26

Antes de nada, me encantó Aitzi que una de mis "miradas" te sirviera para crear un interesantísimo post que disfruté mucho conociendo más cosas de los fitis :D
Y como en dicho post salió en varias ocasiones el tema de la enseñanza, mi primera mirada de esta noche surge de ahí y de tu reflexión sobre ella que me dio mucho que pensar y sobre todo que sentir. Así que gracias, y espero que siempre tengamos presente lo maravilloso que puede resultar el "aprendizaje" aunque obligatoria y necesariamente debamos estrellarnos una y otra vez con la simple realidad :roll:

XIII–La Universidad de los Sueños

En aquella Universidad los alumnos daban clases a los profesores instruyéndoles en el arte del estudio. La primera medida que adoptaron consistió en suprimir los apuntes y los libros de texto. Aprendizaje intuitivo lo llamaron, y poco a poco el interés emergía de la ignorancia en el difícil camino hacia una sabiduría casual.
Respecto a los horarios, éstos no estaban definidos y las clases duraban el tiempo necesario hasta que la explicación quedara completamente comprendida. Entonces un alumno daba paso a otro que exponía el siguiente tema en una cadena irrompible de precisión aleatoria. Los profesores escuchaban y exteriorizaban sus dudas. No existían temarios concretos, sólo ideas generales que dependiendo del ritmo de evolución intelectual marcado por la clase, se bifurcaban en uno u otro laberinto con el saber práctico como modelo a seguir.
Así, de esta forma, un curso podía durar entre un mes y varios años. Por ello la calificación era meramente personal, y obedecía a un microscópico y coherente examen interior que cada profesor debía dictar en orden a su propia conciencia hasta que llegaba el momento, el deseado instante, del ascenso de profesor a alumno con el cual finalizaba el ciclo de aquella Universidad carismática.
Hace tiempo se acabaron las clases. Sucedió que sólo quedaron alumnos sin profesores a quienes explicar sus doctrinas, y ante la ausencia de objetivos suplementarios poco a poco se vació la Universidad dejando un silencio estéril de felicidad absoluta.
Ahora, en aquella Universidad de los Sueños, se construye sobre sus ruinas como imagen ancestral de victorias y fracasos, un centro comercial basado en el autoservicio que colma la aspiración intelectual de la monótona cadena de individuos que visitan el lugar sin recordar que hubo un tiempo en el que el mundo giraba al revés con la palanca de la imaginación como única manivela.
Las universidades de hoy, a imagen y semejanza de una sociedad clasista, educan a seres esclavos de ideas ajenas. Son los robots del mañana, futuro alienante, y nostalgia imposible.
El saber se ha perdido al limitar la ignorancia. Adiós a los sueños. Accidentado regreso hacia el mundo real.

+

XIV–Renglones torcidos

Hay veces que el orden se confunde en una constante y repetitiva sucesión de líneas rectas: no te tuerzas, sigue hacia delante, no salgas del camino...
Otras veces el caos consiste en negar la posibilidad de un deseado rodeo a toda relación lineal: curvas, giros, cambios espontáneos de dirección, desequilibrio...
Y por último, el término medio al que debe aspirar todo trapecista es un compendio inexacto de geometría irregular: la cuadratura del círculo.

+

XV–Cazarrecompensas

Le conoceréis por su aspecto intemporal. Viste un traje negro, camisa blanca, y corbata gris. Sus ojos no delatan emoción alguna, de igual forma miran a un objeto que a una persona o al mismo vacío, y de sus labios apenas se percibe variación en su pausado tono al emitir palabras o simplemente sonreír.
Su vida es un juego que le impone instrucciones que él cumple con igual eficacia que desgana. Todo consiste en buscar un objetivo, perseguirlo, y cazarlo sin apenas dejar huella. No importa de quien salga la orden porque él no pregunta, se limita a realizar su trabajo y sus víctimas le temen aunque sólo le conozcan por medio de rumores que tal vez no existirían de no ser por la desaparición de personas afines a sus usos y costumbres.
No lleva agenda, sólo confía en su memoria, y vive en un piso alquilado que regularmente cambia por otro bajo un nombre distinto. Parece que nunca tuvo un pasado ni tendrá siquiera un futuro, ni amigos ni familia, sólo él inmerso en un mundo que le resulta extraño y ajeno.
Hoy, ese ser que parece invisible, se enfrenta por primera vez a una duda que amenaza con resquebrajar de un golpe seco el monótono equilibrio de su gris existencia. Ha recibido una orden que no está seguro de poder llevar a cabo: debe cazarse asimismo. ¿Y cómo lo hará si no conoce a esa persona? ¿Cómo buscarla? ¿Dónde? Cada vez que se mira en un espejo termina rompiéndolo asustado ante la imagen reflejada. Ahora por fin se pregunta aunque no obtenga respuestas, y empieza poco a poco a ordenar piezas en el puzzle oxidado de su inequívoca memoria. Sospecha, más por inercia que por libre deducción, que existe alguien que cumplirá en poco tiempo el objetivo de su misión. Debe huir, pero no sabe de quién. Resignado se desnuda y guarda el traje negro, la camisa blanca, y su corbata gris dentro del armario limitándose a esperar tumbado en la cama su inevitable relevo mientras contempla cómo reluce en un rincón su guadaña entre las sombras impidiéndole dormir.
La puerta se abre, escucha unos pasos, y no cierra los ojos porque quiere contemplar aquella imagen intuida en cada espejo que rompió pese a saber, como acaso todo el mundo, que sólo la reconocerá por un detalle: su aspecto intemporal.

+

Saludetes,
"He visto tu cara ardiendo en un lienzo de agua, y me he sumergido en un sueño sin poderte tocar, formando un mosaico de sombras, buscando a ciegas lo que sé que no está."

cronopio
fitipaldi .com
fitipaldi .com
Mensajes: 823
Registrado: 11 May 2004, 10:35
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensajepor cronopio » 10 Ago 2004, 00:12

Ante la ansiosa espera de más miradas vuestras, sigo con las mías alejadas de toda realidad racional :P

XVI–Taquicardia

El corazón cambia de ritmo ante unas causas, algunas conocidas y otras no, que sugieren que tal vez sea un órgano independiente al conjunto que componen la figura del todavía incompleto ser humano. ¿O acaso la evolución concluyó en esta especie? El corazón se acelera, se para, vuelve a su ritmo normal, y de nuevo se acelera. Parece como si estuviera viajando por diferentes terrenos: llanuras, abismos, y montañas. ¿Por qué? La ciencia lo explica, al menos lo intenta, y aún así todavía continúo intrigado ante su férrea independencia. Quizás, sólo quizás, el corazón sea el hilo conductor de nuestras vidas y no el venerado cerebro. Por eso prometo, a partir de este instante, no volver a regalar, ni romper, ni congelar, ni arrancar, ni malherir, mi libre y para siempre indefenso, incomprendido corazón.

+

XVII–El verdugo

Debajo de su negra capucha se esconde una piel pálida tatuada de dolor y soledad. El verdugo pasea por las calles y nadie se le acerca, nadie le habla, y nadie desea conocerle, ni siquiera su Señor, el verdadero culpable de sus actos que en lugar de agradecerle su humilde sumisión, evita un contacto personal con su figura y se limita a ordenarle su trabajo mediante instancias que llevan su firma.
Pero él, verdugo por herencia obligatoria, no sabe leer ni escribir porque nadie le enseñó, nadie se interesó en que aprendiera o al menos tuviera la mínima oportunidad de elegir por su cuenta el papel que debía representar en el teatro de la vida. Por eso siempre que recibe de manos de un infeliz y asustado peón el mensaje con las instrucciones de su amo, el verdugo baja a las mazmorras donde escucha de una voz temblorosa el nombre de la víctima elegida junto a la tortura que debe aplicarle en el lugar y hora señalada donde corta cabezas, rompe huesos, amputa extremidades, bajo el ferviente clamor de un pueblo que le aplaude y le incita a la infinita crueldad, o por el contrario dependiendo de la persona ajusticiada observa entre lágrimas y silencio la ceremonia de la muerte con un respeto resignado de dolor y frustración.
Nadie sospecha en ese instante que la realidad es diferente según el espejo donde queda reflejada, y de esta forma en el guión del verdugo los papeles han cambiado y él es la víctima inocente que muere en cada ejecución y resucita al quitarse, solo y vencido, la capucha negra manchada de sangre en su pequeña habitación que no es más que una celda simulada próxima a los fríos calabozos.
El verdugo, anónimo hasta en su propia conciencia, sueña todas las noches ejecutar a su Señor.

+

XVIII–Sonámbulo en paz

Todas las noches aparece en mis sueños. Primero su sombra y poco a poco su imagen tranquila emerge del oscuro vacío iluminando mi apagada fantasía. Yo intento hablarle, pero él no me escucha. Intento escucharle, pero él no me habla. Con los ojos cerrados se mueve con confusa agilidad atravesando el laberinto de mis dudas y temores mientras yo le persigo fascinado bajo su misteriosa presencia.
¿Por qué todas las noches aparece en mis sueños? ¿Qué quiere, qué busca, qué espera de mí? ¿Nada? Y con él las pesadillas son el simple espejismo de una dulce irrealidad. Con él no existe el insomnio, y la noche es un lento viaje a través de lo que nunca llegó a suceder. Todo es posible, y siempre al despertar me siento relajado y feliz. ¿Por qué?
Todas las noches aparece en mis sueños y con los ojos cerrados me conduce a una infancia inmortal. Camina descalzo flotando sobre las nubes del cielo y el agua del mar, y aunque yo sienta vértigo en el suelo y claustrofobia en las alturas, no dejo ni un instante de seguirle en su incierto deambular por la frontera de lo eterno y lo infinito.
Todo es posible con él. ¿Quién eres? Le pregunto, pero él no me contesta. ¿Sabes quién soy? Silencio. Cuando empieza a amanecer desaparece su imagen en el umbral de mis sueños, y entonces sonriente y descansado me levanto de la cama para afrontar un nuevo día.
Todas las noches aparece en mis sueños, sonámbulo en paz, porque él forma parte de mí. Soy yo.
Sonámbulo en paz.

+

Saludetes,
"He visto tu cara ardiendo en un lienzo de agua, y me he sumergido en un sueño sin poderte tocar, formando un mosaico de sombras, buscando a ciegas lo que sé que no está."

cronopio
fitipaldi .com
fitipaldi .com
Mensajes: 823
Registrado: 11 May 2004, 10:35
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensajepor cronopio » 21 Ago 2004, 06:57

Ufff; Sábado: a estas horas debería estar llegando a casa después de pasar una gran noche con los colegas y en lugar de eso me toca salir de casa pa el curro y encontrarme y contemplar en el bus y en la calle con envidia a los vampiros que regresan de fiesta :P Pero bueno, ya me desquitaré esta noche y mientras os dejo las miradas que ayer al no salir se me pasaron por la cabeza XDD

XIX–Pajaritas de papel

Alguien ha quemado mi colección de pajaritas de papel. Ardieron despacio formando una nube de cálidos colores que se elevaba hacia el cielo con pausado dinamismo. No quedaron cenizas. No quedó nada. Ni siquiera un recuerdo.
Alguien ha quemado mi colección de pajaritas de papel. Cada una tenía un nombre distinto, y una marca especial de nacimiento que la diferenciaba del resto de sus inseparables compañeras: ojos de plastilina; sonrisa de celofán; cuello de seda virgen; pico plateado; plumas de avestruz; o cola de sirena.
Pero alguien ha quemado mi colección de pajaritas de papel, y mis manos me vigilan acaso interrogantes exigiéndome una razón que apacigüe su tristeza. Yo, aprendiz de equilibrista, respondo que volaron en busca de otro sueño y que algún día volverán para rescatarnos del olvido, y así renacerá nuestra perdida fantasía y viviremos todos juntos en el reino invisible de la añorada imaginación.
Mis manos, escondiendo una cerilla en el bolsillo de la nostalgia, moldean una jaula de cartón para que no vuelvan a escaparse las sombras de antiguos resplandores, sus creaciones, y mis sueños.
Pero alguien ha quemado, quien sabe si para siempre, mi adorada colección de pajaritas de papel.

+

XX–Autopista de luz

Conduciré toda la noche en una autopista sin tráfico, gasolineras, señales de información, pueblos, ciudades... sólo asfalto; y la luz.
Quiero llegar a ese espacio inconcreto donde la libertad cobra forma rompiendo las cadenas de una triste esclavitud.
Quiero volar sobre el abismo y bucear sobre el mar, atravesar montañas y laberínticos bosques sin saber adonde ir.
Quiero nadar en las nubes y ahogarme en las estrellas, llegar a la luna y esconderme del sol.
Quiero ser libre.
Para ello conduciré toda la noche, si los sueños lo permiten, sobre una invisible autopista de luz.

+

XXII–Luciérnagas del olvido

Vuelan siempre en círculos abstractos de intensa claridad desafiando a las alturas. Sus alas son recortes de amapolas, y sus ojos dos estrellas que cayeron en el mar. Lejos, en el jardín de la nostalgia, ellas encienden mis sueños mientras la noche me regala por costumbre un silencio embriagador, y el tiempo se detiene en el instante en que ellas centellean como relámpagos de lluvia en la tormenta del olvido.
Más tarde, arco iris de tristeza, las persigo con la red del desamor y el anzuelo de una ausencia intentando disecar su fantasía en una autopsia fraudulenta de eterno arrepentido en busca del perdón. Las luciérnagas, insectos perennes en mis cansadas legañas, poco a poco desaparecen de mis sueños para brillar en el olvido y castigar mi osadía en su naufragio intemporal. Recuerdo, como imagen nunca vista, sus alas de amapola y sus ojos de cristal mientras apago la luz e intento dormir. Nada. Pesadillas del insomnio, eterna tristeza, y frágil desamor. Nada más.

+

Saludetes,
"He visto tu cara ardiendo en un lienzo de agua, y me he sumergido en un sueño sin poderte tocar, formando un mosaico de sombras, buscando a ciegas lo que sé que no está."

Avatar de Usuario
AIDA_cantasaetas
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 15261
Registrado: 09 Sep 2003, 15:26
Contactar:

31 de Agosto. . .

Mensajepor AIDA_cantasaetas » 31 Ago 2004, 22:50

Esto lo he escrito esta mañana en el autobús y, bueno, me ha quedado bastante extenso así que la cosa va para largo. . .

Martes, 31 de agosto de un verano que, a pesar de quedarle aún casi un mes de vida, parece tener las horas contadas.

Como de costumbre, cojo el autobús de las diez con destino a la ciudad, donde en hora y media me reuniré con mis amigos para pasar uno de nuestros últimos días juntos en la playa. Pero hoy algo es diferente.

El pueblo está desierto. Sólo algunos ancianos pasean por las calles del Puerto, mientras los más atrevidos hacen el footing matutino, con el calor que a pesar de ser septiembre aún se hace notar a primeras horas de la mañana.

Por primera vez en tres meses se puede disfrutar de un silencio casi sepulcral, interrumpido únicamente por los graznidos de algunas gaviotas solitarias que decidieron permitirse el lujo de no salir hoy tras los barcos pesqueros para poder quedase en el Puerto a disfrutar de este vacío.

Vacío que me provoca una sensación extraña de sentimientos contradictorios, ya que, por una parte, como a todos los amantes de la soledad, me relaja el poder caminar por mis calles sin topar continuamente con decenas de personas, mientras por otro lado reconozco que el ambiente ha perdido gran parte de la vida que se respiraba hace escasas horas. Es, sin duda, una paradoja que un vacío pueda llegar a llenarte tanto a la vez que te priva de la alegría y te recuerda incesantemente que el verano toca a su fin.

Resulta curiosa la manera en que puede uno llegar a acostumbrarse a convivir con la muchedumbre, con la masa turística que asola cada metro cuadrado de Mallorca año tras año por estas fechas, hasta el punto de entristecerte de alguna manera cuando se marchan, no ya porque vayas a echarles de menos, sino porque aquí el final de temporada hostelero significa la vuelta a la rutina, el recuerdo constante d euqe, a pesar de quedar aún un mes de vacaciones, el otoño está a la vuelta de la esquina.

Las calles, los bares, las playas. . . cada rincón de la isla queda vacío en cuestión de pocas horas cuando llega septiembre.

Pasan constantemente por mi cabeza momentos que han hecho de éste un verano singular. La melancolía se filtra por mis poros invaciendo cada rincón de mi alma y son constantes los viajes al pasado, recordando cada anécdota como si fuese aún partícipe de ella. Algunos marchan, otros nos quedamos. . . es, sin duda, el final de una época. Desde hoy volvemos a ser los mismos de siempre, felices de reencontrar nuestro lugar en casa, vacíos al saber que el otoño se acerca a pasos agigantados mientras parecemos incapaces de hacer otra cosa más que sentarnos y esperar pacientemente su llegada.



Vaya tocho :roll: Perdón. Besos.
El que quiere nacer, tiene que destruir un mundo

nanabunilda
fitipaldi avezado
fitipaldi avezado
Mensajes: 89
Registrado: 11 May 2004, 03:19
Ubicación: en la orillita del mar...
Contactar:

Mensajepor nanabunilda » 01 Sep 2004, 05:11

He de reconocer que mis miradas no son exactamente iguales a como las voy a plasmar, porque mis miradas son en gallego... pero os hago una traducción a ver que sale.

Reconstruyo paulatinamente la sonrisa y los músculos. Vitaminas. Amigos que no veo y conocidos que me abrazan. Mimos sensuales y precisos. Me fortalece la furia que no desdibujé. Ya no hay más dolor, todo es simple, sencillo. Si estoy viva puedo sostenerlo todo en las manos cansadas, resistentes. Todos mis pasos son el infinito.


Bicos desgastados.
Ahora que nada es sagrado ni sobre mojado llueve todavía...

Avatar de Usuario
Wicca_Dreamer
fitipaldi avezado
fitipaldi avezado
Mensajes: 61
Registrado: 15 Ago 2004, 18:44

Mensajepor Wicca_Dreamer » 02 Sep 2004, 20:32

Todos hablan de los atardeceres, de los amaneceres, las puestas de sol... pero nadie habla de 'las puestas de luna'... es la belleza en su sencillez... es observar como la luna, tan callada y magistral como cada noche, se comienza a teñir de un color naranja, con el paso de los minutos, rojizo, un rojo apagado, pero intenso al mismo tiempo... y ese reflejo blanco, deslumbrante y mágico del agua, se va apagando con ternura, pero no del todo, pierde su blancura y le pide un poco de su color rojizo a la luna, pero sólo lo tomará prestado, porque la reina de la noche comenzará a esconderse. Al principio meterá los piececillos en el agua, para ver si está fría, y el mar, al ver que ella se va a bañar en sus aguas, llama a las algas para que le den calor y hagan su estancia más cómoda...

Y tu estás allí sentado, observando como se esconde, y si te fijas, puedes hasta verla sonreir... y se despide de ti, ya solo ves parte de ella... y se marcha, se esconde... ya no la ves... Sonríes, enciendes un cigarrillo y susurras: CARPE DIEM...
"Vendo corazones de segunda mano, y unas zapatillas para huir deprisa..."

Avatar de Usuario
corrujas
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 5878
Registrado: 16 Abr 2004, 18:03
Ubicación: Warszawa (Polska)
Contactar:

Mensajepor corrujas » 02 Sep 2004, 23:18

Enciendo el flexo del estudio, miro el póster que cuelga al lado y ahí estan Bone, The Edge, Larry Mulen Jr. Y el otro, que jamás sabré como se llama. Subo un poco más allá, y veo la pequeña lagartija que ayer por la noche se me coló en el cuarto. Ahí está, quieta, supongo que esperando a que le abra la ventana. O igual no, igual sólo mira lo que hago, y no necesita más.

De pronto giro la cabeza a la izquierda y me quedo mirando a través de los cristales de la puerta del balcón. Y allí está, como siempre. ¿Quién sabe desde cuándo? Enorme muralla natural de mi casa distante más de 500 metros en línea recta, eterno precipicio de en lugares más de 100 metros de altura... Supongo que poco a poco, con el paso de los siglos, lo fue creando el rio. Allí está, ha estado, y supongo que seguirá estando por mucho tiempo. A veces me hace sentir encerrado, no, a veces no, siempre. Lo que pasa es que a veces, esa sensación es agradable, sentirse protegido y cobijado, saber que aquí nadie puede entrar, que sólo estamos nosotros...

Hace un rato que he salido a la calle. Sí, porque hay un circo montado en la plaza del pueblo, y bueno, tenía curiosidad por verlo. Aunque de antemano ya estaba triste, sabía que verlo aún me iba a poner más todavía. Ver a los tios disfrazaos de payasos, oir las canciones infantiles, aquellas que de haber sido un tipo normal, habría disfrutado enormemente cuando era niño...

Y ahora me siento extraño. Pienso en los dos únicos componentes del circo, un chico y una chica, con 2 niños, jóvenes. Y siento envidia, lo reconozco. Siento envidia por haber visto en los ojos de ambos una vitalidad que no había visto jamás. Aunque puede que no sean personas tan vitales y a veces se desmoronen al pensar en los putos 3 euros que les habrá dado cada niño. O a lo mejor no. A lo mejor, simplemente con ver sonreír a los niños más pequeños tienen lo que buscan. Y digo pequeños porque los que pasan de 8 son por lo general, unos cabrones. Perdona, pero es que no les soporto.

Como tampoco he soportado estar ahí, el último de la fila. Me he metido las manos en los bolsillos, he suspirado, me he dado la vuelta y me he vuelto a casa.

¿Por qué coño no me conformo con tan poco? Con tener alguien a mi lado, con unas sonrisas, viviendo en la inocencia... ¿por qué coño lo hago todo tan difícil? Igual es porque aquella frase que leí un día que dice "la simplicidad es compleja" es mucho más cierta de lo que pensé aquel día, cuando la leí por primera vez...

Francamente no lo sé. Igual es que todavía tengo muchos muros que romper y no tengo el mazo adecuado, o igual sí, lo tengo y no lo veo, o igual lo tengo, lo veo, y no lo quiero. Quizás quiero otra cosa. O quizás sea hora de dejar de querer cosas y conformarme con lo que quiero, pero entonces... no tendría significado aquello de "no te conformes con lo que tienes" ¿será un ciclo esto de las frases hechas? A veces pienso que sí, a veces que no... O quizás el secreto resida en no conformarme con lo que tengo cuando estoy feliz, y hacerlo cuando no estoy.

De momento, miro el precipicio y pienso "hijo de puta, ojalá un día explotaras y me dejaras ver qué es lo que hay detrás de ti, cabron".

Un saludo



PD: perdonad si ha acabado siendo algo similar a una página del diario, pero pretendía que fuera una mirada.
Nunca sabremos si verlo todo negro es una deformación óptica o una forma de lucidez, pero sabemos que no conviene tener ese punto de vista. (Fernando Alcántara)

Imagen


Volver a “Poeta de mierda, de manos vacías”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado