Conversaciones

...

Mensajepor ... » 09 Feb 2006, 20:56

-siento decirlo tan tarde

-no es que sea tarde es que ya ha pasado la ocasión

-pues por eso... siento el retraso...

-no, no lo entiendes, no es tampoco el retraso...

-¿entonces qué es?

-la oportunidad, todo tiene su momento y su tiempo, todo es presente y no vale pasado ni futuro, no es que no hayas llegado, es que la oportunidad se ha esfuamado, estuvo y desaparció cuando tenía que hacerlo, supongo que en el momento más duro pero el más justo... para mí...

-ya entiendo... hubo un la luz que se encendio y desapareció...

-efectivamente, una luz que estaba en el presente y que ahora sigue estando pero apagada... en el
presente pero sin sentido ya alguno...

-vale, pues ya solo me queda decir : lo siento.

-no lo sientas, cuando el instante es ya etéreo el sentimiento lo acompaña... ambos se disuelven en el mundo... en el mismo presente...

-adios...

-adios y no vuelvas a no darte cuenta de tu presente o se evaporará como todas aquellas cosas que no te atreviste a hacer.

cronopio
fitipaldi .com
fitipaldi .com
Mensajes: 823
Registrado: 11 May 2004, 10:35
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensajepor cronopio » 18 Feb 2006, 12:37

"Dos extraños que en el tiempo se han hecho asesinos
de esos dos niños de la fotografía
que, abrazados, van bailando por la vida."

[Luis Eduardo Aute, "Queda la música"]

"Deja sonar la música
una vez más, sólo una vez más."

[J.I Lapido, "Pájaros"]

-Ladridos del perro mágico-

-Necesito recuperar las sensaciones vividas por el niño que fui. Detener el reloj para hacerlo girar al instante en dirección al olvido de la obtusa racionalidad impuesta por el paso del tiempo.

-Cuando el perro infeliz que le aullaba a la luna era un lobo. ¿Recuerdas? No necesitabas identificar la realidad para sentir que la vida era un mágico sueño repleto de infinitas aventuras que descubrir y dar forma gracias a la imaginación del silencio.

-La imaginación del silencio y la oscuridad de la noche. Donde todo sonido de las sombras iluminaba la fantasía de la soledad desnudando el misterio y haciendo posible engendrar de la nada el todo, y del todo la nada. No sé por donde empezar a cicatrizar la nostalgia.

-Sé muy bien que el destino guarda cartas en la manga. Como tú sabes muy bien que al borde del abismo...

-...nos han visto crecer. ¿No comprendes? Perdón por el cambio de verbo, pero necesito encontrarle un sentido a la huida. ¿Ves? La dichosa racionalidad surgida ante el paso del tiempo. Crecer y crecer. Escapando del mundo. Cerrando los ojos cinco segundos hasta desaparecer como fugitivos que se dicen adiós para volver a ser niños. No sé por donde empezar a desangrar el pasado.

-Pisando la luna, inventando la rueda, o besándome en la oscuridad. Los deseos incumplidos no existen. No al menos instalados un minuto antes de la realidad donde la huida que tanto te inquieta forma parte de un mismo sueño que no tiene fin. ¿Por qué te resulta tan difícil aceptarlo?

-Ya que mencionas a los sueños que no tienen fin... Recuérdame el final de un solo sueño, sólo uno, y al hacerlo comprobarás que sea cual sea ese sueño, al recordarlo ya habrá finalizado y su final será el mismo de todos tus sueños: el momento en que despertaste. No hay vuelta de hoja y sin embargo...

-Diecisiete osos de peluche buscan algo en que creer...

-Y ese algo no podremos conocerlo jamás porque nadie, absolutamente nadie, encuentra lo que busca. ¿Sabes? Otra vez ante el espejo ha aparecido su sombra como recuerdo de un olvido. Pero esta vez no rescaté de la memoria aquellos versos de Cernuda sino que simplemente esperé.

-Esperando nada, supongo, como el ilusionado regreso de ese chico triste y solitario implorando no marcharse mañana pese a tener que soportar ese título descriptivo tan oportunista y dolorosamente morboso en su posterior homenaje. Perdona. ¿Esperaste? ¿O más bien renunciaste?

-La chica de ojos color esmeralda espera al que nunca vendrá. Está escrito en la ley. La renuncia del que ya no espera nada es un muro infranqueable para toda ilusión hipotecada en la obtención de un algo material y concreto. Penélope tejiendo nuestra propia mortaja. ¿Así se hace eterno el instante y la última página antes del fin?

-Esperanza: bendita enfermedad que no tiene cura. La misma Penélope deshilando por la noche lo realizado por el día. Me enseñaste a ser capaz de mentir diciendo la verdad, a naufragar en el recuerdo cada amenaza del olvido, o a ser intensamente deslumbrada por la escondida luz de una sombra futura: la eternidad en tus ojos azul tormenta.

-No puedo mirar tu sonrisa sin temblar. Pocas canciones han logrado vaciarme de esa forma. No tengo nada que hacer. Y esas velas que en tu cumpleaños un día...

-¿Estamos tirando a dar? Tu viejo tirachinas con el cuero gastado aún celebra la caza. Tal vez sea posible encontrar algo entre las ruinas si la impoluta realidad no es capaz de contabilizar tres billones de latidos en un solo corazón. No me mires así. Únicamente estoy imaginando a quien no conocí y sin embargo recuerdo cada vez que regresas y te vuelves a ir.

-No te salves ahora, ni nunca. No te salves. Te ofrezco la ceniza del tiempo no pasado como ansiada penitencia para seguir modelando castillos en el aire sobre arenas movedizas. El espejo se ha roto en dos pedazos, y sólo sangra la imagen del niño perdido en el cruel laberinto de la corrupta memoria.

-Espera. ¿Cuál es la otra imagen? ¿Por qué intentas siempre ocultar su reflejo?

-Persiguiendo sombras busco algo más que un perfil. ¿Continúo? No se acaban las calles, el pintor y la modelo, o sólo pienso en ti. Sílbame aquella olvidada melodía de Charli Parker para que pueda volver a ver tu cara reflejada en el estanque, ardiendo sobre un lienzo de agua, y sumergirme en un sueño hasta volverte a encontrar en otro tiempo y lugar. El Perseguidor perseguido y finalmente abatido por Las Armas Secretas o una pantalla de cine. ¿Descubriste por fin el título de aquella canción que hablaba de un pájaro enjaulado? ¿Quieres que siga? La otra imagen no existe y pese a todo necesito recrearla para negar el reflejo de la única posible.

-¿Cuál?

-Ponle el nombre que quieras: Rocío, Eva, Lucía.... porque siempre es el mismo.

-Alicia jamás atravesó aquel espejo, Dorothi nunca volvió a despertar, y pese a todo aún puedo impresionarme imaginando a la niña que fui. ¿No te basta con eso?

-Me basta y me sobra, pero en el caso contrario...

-Lo sé: la bailarina que se ha marchado con otro a ver amanecer mientras el vagabundo de las azoteas contempla el carrusel abandonado de la última función. No puedes evitarlo. Lo sé.

-¿Entonces?

-Coleccionemos días tristes como las caricias que ya dimos por perdidas. Capturemos eclipses. Sigamos confundiendo a las libélulas con hadas. Observa: La función terminó y no ha habido aplausos. Volveremos mañana.

-¿Una vez más?

-Sólo una vez más.

+
"He visto tu cara ardiendo en un lienzo de agua, y me he sumergido en un sueño sin poderte tocar, formando un mosaico de sombras, buscando a ciegas lo que sé que no está."

Avatar de Usuario
simplemeteyo
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 3227
Registrado: 14 Dic 2004, 01:13
Ubicación: en el más recóndito hueco
Contactar:

Mensajepor simplemeteyo » 11 Mar 2006, 10:57

- ¿Has escuchado la canción?

- ¡Si! Gracias!!

- Pues eso es lo que haría por tí...

- (...) Alaaa, si??

- Sí.

- No me puedes decirme esas cosas...

- Si puedo
..."cansado de enroscar bombillas y creer que son ideas"...

Imagen

Avatar de Usuario
AIDA_cantasaetas
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 15261
Registrado: 09 Sep 2003, 15:26
Contactar:

Mensajepor AIDA_cantasaetas » 22 Mar 2006, 03:44

XVIII

El principito atravesó el desierto y no encontró más que una flor. Una flor de tres pétalos, una flor de nada...

- Buenos días - dijo el principito
- Buenos días - dijo la flor
- Dónde están los hombres? - preguntó cortésmente el principito

Un día la flor había visto pasar una caravana.

- Los hombres? Creo que existen seis o siete. Los he visto hace años. Pero no se sabe nunca dónde encontrarlos. El viento los lleva. No tienen raíces. Les molesta mucho no tenerlas.

- Adiós -dijo el principito
- Adiós - dijo la flor.
El que quiere nacer, tiene que destruir un mundo

Avatar de Usuario
AIDA_cantasaetas
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 15261
Registrado: 09 Sep 2003, 15:26
Contactar:

Mensajepor AIDA_cantasaetas » 26 Mar 2006, 16:25

A: Distraidos en razonar la inmortalidad, habíamos dejado que anocheciera sin encender la lámpara. No nos veíamos las caras. Con una indiferencia y una dulzulra más convincentes que el fervor, la voz de Macedonio Fernandez repetía que el alma es inmortal. Me aseguraba que la muerte del cuerpo es del todo insignificante y que morirse tiene que ser el hecho más nulo que pueda sucederle a un hombre. Yo jugaba con una navaja de Macedonio; la abría y la cerraba. Un acordeón vecino despachaba la Cumparsita, esa pamplina consternada que les gusta a muchas personas, porque les mintieron que es vieja... Yo le propuse a Macedonio que nos suicidáramos, para discutir sin estorbo.

Z (burlon): Pero sospecho que al final no se resolvieron.

A (ya en plena mística): Francamente no recuerdo si esa noche nos suicidamos.



(Jorge Luis Borges)
El que quiere nacer, tiene que destruir un mundo

Layma
fitipaldi .com #1
fitipaldi .com #1
Mensajes: 2426
Registrado: 13 Dic 2003, 23:34
Ubicación: Sevilla

Mensajepor Layma » 04 Abr 2006, 21:28

Fallé la promesa, recuperaste el sentido. No, el sentir. Y mientras me empeñaré en ser un dios cercano(una diosa cercana) ;). Gracias.



Llevaba toda la semana pensando en ti, en verte. Preparé una cena ligera, que apenas probamos. Dabas la impresión que en cualquier momento ibas a romper a hablar, después hacías un gesto con la copa o el tenedor y permanecías mudo. Yo no sabía que hacer o decir para distraerte, y tu beso al llegar aún me quemaba en los labios. Era evidente que deseabas actuar con corrección, algo que nunca antes habíamos practicado. "¿Cómo estás?. Se te ve muy guapa", comentaste al llegar. No hacia falta decirlo, ya sabía que lo pensabas. Te puse una mano en el brazo:

- No te esfuerces en nada, estás en tu casa, pórtate como si estuvieras sólo. Yo estoy por si me necesitas para algo, nada más.

Por primera vez en la noche me dedicaste una sonrisa.

- Precisamente lo que necesito es a ti, pero ya no es cuestión sólo del tiempo que vivimos, o de edades como quieres hacerme entender, además, nuestros caminos son diferentes.

Después de cenar, nos sentamos algo más cómodos, abrí el bar y te serví una copa. Comentaste la ironía de ser tú quien bebía en vez de yo.
No podía recordar que habíamos comido, ni si nuestras rodillas se habían rozado durante la cena, ni qué hacíamos en ese momento con las manos cogidas... Estábamos llorando, o intentando disimularlo, o intentando no enterarnos de que el otro lloraba.

- Se acabó -. Dijiste con fuerza. - Esto es ridículo-.

- Tienes la puerta abierta, nunca he intentado retenerte. ¿Hace cuánto de aquella primera cita? ¿Un año? Un año ya, y en todo éste tiempo no te he pedido nada.

- Por eso es ridículo, yo no sé que hacer con todo ésto, hay veces que te odio con todas mis fuerzas, pero si me invitas a cenar no soy capaz de rechazarte.

- Ven aquí, dame tus manos, anda cuéntame como eras de niño.

- ¿De verdad te importa?- Siempre he escuchado a muchos hablar de que sus infancias fueron un paraíso... Una infancia gélida no puede recordarse como tal: por nada de este mundo ni del otro volvería a la mía. Oficialmente fui un niño bienamado, con una camita primorosa, en dormitorio propio, rodeado de juguetes, con personas a mi cargo que controlaban mis pis y mis cacas, o sea, fui un niño feliz... Si la soledad manchara no habría agua que pudiera lavar la de mi infancia. Era un niño miedoso, saltaba de mi cama buscando compañía. Iba a refugirame al dormitorio de mis padres, me ponían entre ellos para que no me enfriara. Hasta que decidieron educarme. Primero cerraron la puerta de su habitación, pero como yo me acostaba ante ella por fuera decidieron cerrar la puerta de la mía, pero como yo me acostaba ante ella por dentro decidieron poner barandillas a mi pequeña cama... Se me negaba la compañía de dios, que es para un niño su madre solamente. Lo comprobarás en breve.

- Sigue por favor, a no ser que te duela mucho, sigue.

- Mi nfancia fue una noche oscura, no me extraña que los místicos se remitan tanto a la niñez espiritual. Alguien lo espera todo de su dios, y su dios se le esconde: lo pone en otras manos. Alguien que depende del todo, esencialmente del otro, se queda solo. En mitad de la noche infinita, o lo que es peor, crujiente, surcada de presencias, en mitad de la noche negra, o lo que es peor, acribillada por ojos y reflejos. Solo en el mundo, destronado... Pero estamos hechos para consolarnos y engañarnos. Cuando crecemos nos viene bien creer que la infancia fue un concurrido paraíso. Quizá porque lo que viene después no la mejore.

- Y si sufrías de aquel modo, ¿cual era tu relación con los mayores?

- Los niños son muy dados a mentir. Yo era mucho más agradable y sonriente cuando mentía. Como de mayor. Pero quizás tú te refieres a otra cosa, a otra mentira: a la que uno intuye dentro de uno mismo, a lo que lo hace diferente de otros. A la Gran Mentira, con mayúsculas, que va a llenar tu vida, que tendrá que defenderte de los otros, que actuará como barricada, como muro impenetrable. Esa verdad sin digerir, esa gran mentira frente al resto, es dura de sobrellevar. De ahí que fuera un niño y un adolescente hermético, fingidor de todo. Y aún hoy sigo siéndolo. Pero no por farsante, sino por no tener que serlo. A pesar de que mis años ya me dicen que, aunque joven, se me considera una persona adulta, no estoy tan lejos del niño aquel que fui. Y de nuevo mi dios, mi diosa, toma otro camino, escoge vivir fuera de mi, y me deja preso en el fortín de su cama. No puedo olvidar tu cama.

- Todos los niños mienten, la mentira es su escudo. Incluso ante ellos mismos. Yo no recuerdo haberle dicho a nadie que algunas veces soñaba con mi padre... Soñaba que me desnudaba y me besaba, no sé que significa eso. Ahora, no sé que significa nada. Mi cama nunca ha tenido barreras, puedes entrar y salir de ella a tu antojo, pero no quieras que pase a ser "tú" cama.

Te pusiste a llorar de nuevo. Habías bebido bastante. Aunque tenías motivos mucho más invisibles que el alcohol. O quizás empezabas a compadecerte de ti mismo. Te echaste en mis brazos para ocultar las lágrimas, y en ese momento tuve una revelación. Me atravesó desde la coronilla hasta la punta de los pies y me dejó paralizada: Nunca te había visto llorar... Te mecí como se mece a un niño: lo eras en ese momento.

- Vamos a dormir. Vamos a la cama.
"Nació con el don de la risa y con la intuición de que el mundo estaba loco. Y ese fue todo su patrimonio..."

*Somos lo que decimos...*

Avatar de Usuario
Aidita_gambita
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 6100
Registrado: 12 Ago 2004, 17:53
Ubicación: En un cajon lleno de trastos...
Contactar:

Mensajepor Aidita_gambita » 11 Abr 2006, 11:17

Mi yo interior chilla...

No le escucho...

No le veo...

No pienso en él...

Pero voy encontrandome cada vez peor...

Ahora lo necesito...

He perdido la conexión...

Me hundo... ME HUNDO!!!

Rompo el muro de metracrilato... y allí me lo encuentro, mirando a la pared, triste, llorando, y solo...

- Dónde estabas?
- No lo se... Me perdí... y lo malo es que no se cómo...
- Yo sí lo sé. Formabamos un equipo... y te dejaste volar... unas cosas llevaron a las otras... y te olvidaste de mi...
- Yo también me he encontrado muy sola... no sabes cuanto... Me siento fatal...
- No entiendo... no entiendo lo mucho que dependías de mí, y como has olvidado...
- Simplemente me perdí... No te quise olvidar en ningún momento...
- Pero lo hiciste...
- Lo siento (Empiezo a llorar)
- No llores... No quiero verte así...
- És más... te ruego que me perdones... he tocado fondo... Creí que lo hacia por nosotros... y al final me importaba más la situación de afuera, que la de aquí dentro... Comprendo que me odies... pero... no te vayas y me dejes abandonada a mi suerte... Lo de viajar a la deriva, ya ves que no es lo mio...
- No te odio. Y no me voy a ir... Que pinto yo fuera? Sin tí tampoco existo... Tú sí, pero no te voy a dejar sola. Ahora, el mundo de fuera, es secundario. Vamos a ocuparnos de dejar esto de aquí dentro en condiciones. De lo que te hayas podido encontrar ahí fuera, quedate con lo bonito, con lo que te hizo sentir especial... con lo que te hizo perderte... Del bosque tenebroso, cuando ya estabas desorientada, haz como que fue una pesadilla... una pesadilla de las que despiertas y las olvidas. Y ahora, sonrie.
- Promete que no me dejarás que me vuelva a perder...
- Si te vuelves a perder, te seguiré esperando aquí. Mientras que necesites que exista, así lo haré. cuando te conviertas en Dios, que seas autosuficiente y ya no me necesites, pues desaparecere, jajaja, mientras tanto...
- Te quiero
- Te quieres
Me gustan mis errores, no podria renunciar a la deliciosa libertad de equivocarme.
MaRuJoNa #28)

maripertxenta

Mensajepor maripertxenta » 03 May 2006, 19:40

- a cuantos hombres has amado?
- a tantos como mujeres tu has olvidado
- no te vayas!
-No me he movido
-Dime algo agradable
-claro, que quieres que te diga?
-mienteme, dime que me has esperado todos estos años. Dimelo
- te he esperado todos estos años
-dime que habrias muerto si yo no hubiese vuelto
-habria muerto si tu no hubieses vuelto
-dime que aun me quieres como yo te quiero
-aun te quiero como tu me quieres
-gracias. Muchas gracias


Johny Guitar

Avatar de Usuario
AIDA_cantasaetas
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 15261
Registrado: 09 Sep 2003, 15:26
Contactar:

Mensajepor AIDA_cantasaetas » 10 May 2006, 01:15

- Buenos días - dijo el principito.

- Buenos días - dijo el guardaagujas.

- Qué haces aquí? - dijo el principito.

- Clasifico a los viajeros por paquetes de mil
- dijo el guardaagujas - Despacho los trenes que los llevan, tanto hacia la derecha como hacia la izquierda.

Y un rápido iluminado, rugiendo como el trueno, hizo temblar la cabina de las agujas.

- Llevan mucha prisa - dijo el principito - Qué buscan?

- Hasta el hombre de la locomotora lo ignora - dijo el guardaagujas.

Y un segundo rápido iluminado rugió, en sentido inverso.

- Vuelven ya? - preguntó el principito.

- No son los mismos - dijo el guardaagujas - Es un cambio.

- No estaban contentos donde estaban?

- Nadie está nunca contento donde está - dijo el guardaagujas.

Y rugió el trueno de un tercer rápido iluminado.

- Persiguen a los primeros viajeros?

- No persiguen absolutamente nada. Ahí adentro duermen o bostezan. Sólo los niños aplastan sus narices contra los vidrios.

- Sólo los niños saben lo que buscan
- dijo el principito - Pierden tiempo por una muñeca de trapo y la muñeca se transforma en algo muy importante, y si les quita la muñeca, lloran...

- Tienen suerte
- dijo el guardaagujas.
El que quiere nacer, tiene que destruir un mundo

Avatar de Usuario
raima
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 3007
Registrado: 18 Oct 2005, 15:22
Ubicación: En un lugar de la marcha...
Contactar:

Mensajepor raima » 10 May 2006, 01:35

AIDA_cantasaetas escribió:- Buenos días - dijo el principito.

- Buenos días - dijo el guardaagujas.

- Qué haces aquí? - dijo el principito.

- Clasifico a los viajeros por paquetes de mil
- dijo el guardaagujas - Despacho los trenes que los llevan, tanto hacia la derecha como hacia la izquierda.

Y un rápido iluminado, rugiendo como el trueno, hizo temblar la cabina de las agujas.

- Llevan mucha prisa - dijo el principito - Qué buscan?

- Hasta el hombre de la locomotora lo ignora - dijo el guardaagujas.

Y un segundo rápido iluminado rugió, en sentido inverso.

- Vuelven ya? - preguntó el principito.

- No son los mismos - dijo el guardaagujas - Es un cambio.

- No estaban contentos donde estaban?

- Nadie está nunca contento donde está - dijo el guardaagujas.

Y rugió el trueno de un tercer rápido iluminado.

- Persiguen a los primeros viajeros?

- No persiguen absolutamente nada. Ahí adentro duermen o bostezan. Sólo los niños aplastan sus narices contra los vidrios.

- Sólo los niños saben lo que buscan
- dijo el principito - Pierden tiempo por una muñeca de trapo y la muñeca se transforma en algo muy importante, y si les quita la muñeca, lloran...

- Tienen suerte
- dijo el guardaagujas.

diooooooooooooooooooooooooossssssss!!!!!
me encanta.. esk es genial!!!

(en k punto de mi vida perdí mi inocencia?????)
No puedo entender que se termine
Me cuesta aceptar que todo acabe
Te han domesticao ¿qué han hecho contigo?
Y hoy tu libertad viste de traje... la mia no.

CADA VEZ SOMOS MAS, NADANDO CONTRACORRIENTE
PERO NO NOS VAN A AHOGAR!!!

Avatar de Usuario
Asteroide b612
fitipaldi comprometido
fitipaldi comprometido
Mensajes: 222
Registrado: 08 Mar 2006, 10:12
Ubicación: soy terrícola :)

Mensajepor Asteroide b612 » 05 Jul 2006, 11:52

raima escribió:
AIDA_cantasaetas escribió:- Buenos días - dijo el principito.

- Buenos días - dijo el guardaagujas.

- Qué haces aquí? - dijo el principito.

- Clasifico a los viajeros por paquetes de mil
- dijo el guardaagujas - Despacho los trenes que los llevan, tanto hacia la derecha como hacia la izquierda.

Y un rápido iluminado, rugiendo como el trueno, hizo temblar la cabina de las agujas.

- Llevan mucha prisa - dijo el principito - Qué buscan?

- Hasta el hombre de la locomotora lo ignora - dijo el guardaagujas.

Y un segundo rápido iluminado rugió, en sentido inverso.

- Vuelven ya? - preguntó el principito.

- No son los mismos - dijo el guardaagujas - Es un cambio.

- No estaban contentos donde estaban?

- Nadie está nunca contento donde está - dijo el guardaagujas.

Y rugió el trueno de un tercer rápido iluminado.

- Persiguen a los primeros viajeros?

- No persiguen absolutamente nada. Ahí adentro duermen o bostezan. Sólo los niños aplastan sus narices contra los vidrios.

- Sólo los niños saben lo que buscan
- dijo el principito - Pierden tiempo por una muñeca de trapo y la muñeca se transforma en algo muy importante, y si les quita la muñeca, lloran...

- Tienen suerte
- dijo el guardaagujas.

diooooooooooooooooooooooooossssssss!!!!!
me encanta.. esk es genial!!!

(en k punto de mi vida perdí mi inocencia?????)



ooooo q regonico q es ^^ ImagenImagenImagenImagenImagenImagen
Imagen

Chandler: ¿Condones?
Joey: No se sabe cuanto tiempo vamos a estar aqui. Puede que tengamos que repoblar la Tierra.
Chandler: ¿Y eso se hace con condones?

Iréz

Mensajepor Iréz » 08 Jul 2006, 23:40

- ¿Crees en las hadas?
- Eso es algo mágico, y yo en la magia no creo.
- Haces mal, la magia existe. Pero no como nos la pintan en la sociedad, no como nos la cuentan en los libros, no se puede demostrar.
- Yo no he leído libros donde expliquen tal magia, tampoco la sociedad e ha hecho creer en ella. Por eso no creo, ¿Por qué creer?
- Porque es vida, y la vida es tuya.
- Yo creo en mi vida, pero yo no soy maga, ni nada para creer en la magia.
- Pero no es ese tipo de magia, la que nos cuentan, sino la que crees tú misma. La que sueñas. ¿Nunca has tenido tantas ganas de que pasase algo, y ese algo se hizo magia?
- No. Yo nunca espero que pase nada, tan sólo saber que va a pasar me entristece.
- Pues celebra esa tristeza, y ella misma se volverá en alegría.

Avatar de Usuario
dejedi-M
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 12708
Registrado: 18 Dic 2004, 17:04
Contactar:

Mensajepor dejedi-M » 13 Jul 2006, 22:55

-¿Qué hace?
-De día pinto sueños en camisetas que vendo a los turistas a un precio asequible. De noche encierro esos sueños en pedazos de papel que esparzo por la ciudad.
-Nunca he visto ninguno.
-El viento los lleva; o quizá algún basurero los coleccione. ¿Qué más da?
-A mí me gustaría saber dónde van.
-A mí me gustaría saber dónde fueron sus sueños, señor.
-Supongo que se perdieron en el preciso instante en que me acostumbré a la rutina de todos los días.
-En ese caso estarán en alguna parte, junto a mis papeles. Aguardando.
-[Con prisa] Oiga, esta conversación es absurda. ¿Quiere unas monedas? –Rebuscó entre la cartera y extrajo un pequeño billete-.Tenga. Para la comida.
-Yo no necesito las monedas. Pero usted necesita los sueños para no levantarse vacío cada mañana. Tenga, le regalo una camiseta. Si quiere puede dársela a su sobrino, o algo por el estilo. Si es inteligente, usted volverá.
-¿Tilda a menudo de idiota a quien le ha de pagar la comida por caridad?
-No. Sólo tildo de idiota a quien se cree mejor persona por ello.
-Bien, entonces yo soy un idiota y usted reparte sueños.
-Exacto.
[...]
-Que tenga un buen día.
-Que tenga un día diferente al resto.
-[Reflexionando] Lo dudo.
-Yo también dudo que tenga un buen día si lo empiezo hablando con un idiota.
"Quien quiera nacer, tiene que destruir un mundo..." (H.Hesse)

Avatar de Usuario
simplemeteyo
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 3227
Registrado: 14 Dic 2004, 01:13
Ubicación: en el más recóndito hueco
Contactar:

Mensajepor simplemeteyo » 15 Jul 2006, 12:14

- ¿Te has enamorado alguna vez? - dice ella.

- No te voy a contestar a eso - dice él.

- ¿Por qué? - dice ella.

- Porque no estoy acostumbrado a tener ese tipo de conversaciones - dice él.

- Venga, dímelo - dice ella.

- Depende de a que llames tú enamorarse - dice él.

- Necesitar a una persona en tú vida, confiar en ella, pensar en ella en cada instante, necesitar verle... - dice ella.

- Según tu definición nunca me he enamorado, pero para mi enamorarse no es eso, enamorarse va en cada uno - dice él.

Y ella se quedo pensando toda la noche...

..."cansado de enroscar bombillas y creer que son ideas"...



Imagen

Avatar de Usuario
Modro
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 13313
Registrado: 08 Nov 2003, 19:16
Ubicación: La villa del adelantado - Asturies
Contactar:

Mensajepor Modro » 15 Jul 2006, 13:00

-Necesito cariño,mimos estoy falta

- (el sonrie mirandole a los ojos)

- puedo cojerte de la mano - dice ella

- si trankila con confianza

- (se pasan un minuto mirandose ensimismados)

- me apetece besarte - dice ella

- Besame - dice el

quiza nosea profunda,poetica ni romantica pero...dice muxo creo yo
Damos la cara po´la oficialidá
Imagen
Imagen


Volver a “Poeta de mierda, de manos vacías”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado