Conversaciones

Avatar de Usuario
brujita_alc
fitipaldi .com
fitipaldi .com
Mensajes: 894
Registrado: 15 Oct 2004, 13:58
Ubicación: Alicante
Contactar:

Mensajepor brujita_alc » 09 Nov 2005, 21:05

"En ese limbo en el que la memoria guarda las derrotas..."

J.I. Lapido

Lo que viene a continuación lo escribí hace ya bastante tiempo y me olvidé de él por completo. Podría haberlo escrito ayer. Hoy, rebuscando, me ha devuelto imágenes de otro tiempo y otro lugar.


- No digas eso. No lo digas más, eso no va a pasar nunca. Soy muy feliz, ¿no me ves? Sabes muy bien que lo de ayer no fue sin querer.- Tu cara se ilumina como el Sol que me impide abrir del todo los ojos.
-Parecía tan real, que me desperté en mitad de la noche con lágrimas en los ojos.
- No seas tonta. ¿De verdad me crees capaz de desear algo así?
- Nunca se sabe. Sé quién eres hoy, pero aún desconozco a la persona que serás mañana.
Me coges de la mano, como queriéndome transmitir que eres real. Y por un instante, te siento a mil años luz. Dices que se podía ver tu felicidad en aquellas fotos, y para mí las fotos son sólo un imperfecto reflejo del pasado. Puede que eso explique porqué suelo huir de ellas. En mi cabeza va tomando forma una idea macabra… algún día esa foto será todo lo que nos quede.
Llegamos a la estación. Ya queda menos. Un último beso. La no despedida.
- Me parece que no tardaré mucho en volver. - Dices mientras observas alrededor, sin darte cuenta de que mis ojos se abren, al oírte pronunciar esas palabras, como platos. Olvido el terrible sueño por un instante. - ¿De verdad piensas que voy a poder estar más de un mes sin verte?- Añades como si te hubieras dado cuenta de mi gesto de asombro. Y sin ser consciente de ello, con una sola frase construyes el clavo al que me aferraré, como una esquina de realidad que me devuelva la ilusión absurda de que algún día vas a volver... Volver.

***

Creo en tí. Puede que en eso consista la estupidez humana. O la debilidad. Puede que ambas cosas sean, en el fondo, lo mismo.

***

- Es como una premonición, pero no fue la primera. Siempre supe que no era yo lo que buscabas... como también sabía que tampoco, afortunadamente, yo te buscaba a ti. Tal vez todo sea más sencillo y únicamente “andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos…”. ¿No resulta paradójico que ahora busque lo que jamás espero encontrar? No importa, ya no necesito respuestas. Las encontré en tí.



Raquel
"Mirad por la ventana y tal vez podáis ver al ángel que espera sus alas sentado en el andén..."

Layma
fitipaldi .com #1
fitipaldi .com #1
Mensajes: 2426
Registrado: 13 Dic 2003, 23:34
Ubicación: Sevilla

Mensajepor Layma » 12 Nov 2005, 03:11

[Crezco y decrezco entre los comensales,
y, en mitad de la sombra, las lágrimas resbalan por mi cuello.
Si me duermo, alguien cortará mi cabellera,
y permanezco insomne hasta mi muerte].


- Insomne hasta mi muerte - repetí.
Nos costaba adivinarlo, pero aún así nos dejábamos el poco talento que nos quedaba ya a esas horas de la noche en una adivinanza tras otra.

- ¿De dónde sacaste el libro?

- Me encontró, esperaba paciente en una estantería vencida de aquella librería junto al Arco de Elvira, en Granada. Me miró, nos miramos, y comprendí con ansia de consumo y posesión que debía ser mío.

- ¿Y que otra cosa andabas buscando? Todavía no sabes la hora exacta en que naciste, así que las probabilidades de establecer con exactitud tu horóscopo o carta astral son escasas... Pero incluso así estoy segura que buscabas un futuro, o quizás ese pasado que ya te has cansado que esté ausente de tu presente.

- Quizás la vida no sea más que ausencia, y andar a tientas, sin buscar. Descubriendo de pronto un viejo libro con leyendas, cuentos y adivinanzas árabes que haga posible cambiar todo pasado, presente y por lo tanto futuro conocido.

- Una vela!! - gritaste de pronto y tus ojos tomaron el color ocre de la llama.

Estábamos bebiendo un vino oscuro y denso, lleno de madres, de ésta tierra. Llevábamos el mismo ritmo pero tu mirada estaba tomando la profundidad que en la tarde no logré apreciar. Pensaba en otra cosa, como suelo, en otras circunstancias.

[Lo mismo que la espada nos portamos .
Inseparables somos.
Si algo entre las dos gemelas se interpone,
de común acuerdo lo despedazaremos].


- Que bella y desgarradora declaración de amor, las dos gemelas podemos ser tú y yo, tan idénticas en ésta tierra con la unión que da la raza, la tierra.

- Nunca nos pondríamos de acuerdo para despedazar ningún obstáculo. De hecho cada noche crece el abismo que nos separa. Besamé antes de que te pierda, ahora que hemos bebido lo suficiente.

Me besó suavemente en los párpados, luego en los labios, continuamos bebiendo. Las velas de la habitación, como las del acertijo, parpadeaban y se desperezaban. En los rincones se amontonaban las sombras como animales dispuestos a saltar contra nosotras. "Somos demasiado jóvenes(¿acaso es eso un defecto?) para temer a las sombras. Para temerle a nada", pensé casi en voz alta.

- ¿Y acaso vivir no es separase para volver a unirse? Repetir los mismos ritos: el encuentro, el beso, tus manos, tu risa, la soledad, la unión, el último abrazo, el beso, tus manos, un hasta la próxima, un adiós... No hay mejor promesa que la de volver a vernos.

- Las tijeras !!!. Esta vez fui yo quien lo adivinó. Justo después compartimos una sonrisa cómplice.

[Soy dueño de la brisa.
Si quiero sopla el céfiro; si quiero, el viento Sur.
Pero lo que prefiero es acariciar el rostro
del más hermoso de los nazaríes].


- El más hermoso de todos fue también el más desdichado, el que atrapado en su destino por los muros del palacio, pasó sus ultimos días de gloria hasta que fue expulsado de la Alhambra. El que estaba allí presente, lejos de todos los demás, vivos o muertos, el que había perdido hasta su derecho al nombre de la estirpe, el que cerraba sus ojos para ocultar sus lágrimas de niño, por no haber sido nunca el hombre que todos esperaban.

- Al contrario que nosotras que hemos sido demasiado mujeres siendo todavía unas niñas.

- Nunca se es demasiado joven, ni demasiado cría, ni demasiado vieja. Igual que nunca seremos demasiado felices, ni demasiado extrañas. ¿No es acaso ese el mejor regalo que pudimos hacernos?

- Vivir es todo un regalo.

Aún era noche cerraba, escuchamos el aletear de un pájaro, pero alguna lógica aprendida nos decía que no era posible. Sería alguna queja por parar el tiempo que amenazador y suplicante se escapaba como la luz de aquella luna menguante, indiferente y terca.

- Un abanico !!! - Repetimos las dos al unísono.

- He visto amanecer muchas veces en mi vida. Y no obstante me siento más impaciente que nunca porque detrás de las colinas se anaranje el cielo y deje de ser negra la ciudad. Dejarla de mirar un instante para luego ver su imágen, líquida, teñida por un agua incandescante hasta que de ella vuelva a brotar la vida de una masa reconfortante, hiriente.

- No temas, por esta noche no hay más adivinanzas. Abriré la ventana para que se apaguen las velas con la brisa de los abanicos y mientras tanto las tijeras cortaran este breve espacio del sueño en que nos encontramos. Hasta la próxima noche.

- Hasta la próxima noche Sherezade.
"Nació con el don de la risa y con la intuición de que el mundo estaba loco. Y ese fue todo su patrimonio..."

*Somos lo que decimos...*

Invitado

Mensajepor Invitado » 13 Nov 2005, 23:44

Layma escribió:[Crezco y decrezco entre los comensales,
y, en mitad de la sombra, las lágrimas resbalan por mi cuello.
Si me duermo, alguien cortará mi cabellera,
y permanezco insomne hasta mi muerte].


- Insomne hasta mi muerte - repetí.
Nos costaba adivinarlo, pero aún así nos dejábamos el poco talento que nos quedaba ya a esas horas de la noche en una adivinanza tras otra.

- ¿De dónde sacaste el libro?

- Me encontró, esperaba paciente en una estantería vencida de aquella librería junto al Arco de Elvira, en Granada. Me miró, nos miramos, y comprendí con ansia de consumo y posesión que debía ser mío.

- ¿Y que otra cosa andabas buscando? Todavía no sabes la hora exacta en que naciste, así que las probabilidades de establecer con exactitud tu horóscopo o carta astral son escasas... Pero incluso así estoy segura que buscabas un futuro, o quizás ese pasado que ya te has cansado que esté ausente de tu presente.

- Quizás la vida no sea más que ausencia, y andar a tientas, sin buscar. Descubriendo de pronto un viejo libro con leyendas, cuentos y adivinanzas árabes que haga posible cambiar todo pasado, presente y por lo tanto futuro conocido.

- Una vela!! - gritaste de pronto y tus ojos tomaron el color ocre de la llama.

Estábamos bebiendo un vino oscuro y denso, lleno de madres, de ésta tierra. Llevábamos el mismo ritmo pero tu mirada estaba tomando la profundidad que en la tarde no logré apreciar. Pensaba en otra cosa, como suelo, en otras circunstancias.

[Lo mismo que la espada nos portamos .
Inseparables somos.
Si algo entre las dos gemelas se interpone,
de común acuerdo lo despedazaremos].


- Que bella y desgarradora declaración de amor, las dos gemelas podemos ser tú y yo, tan idénticas en ésta ciudad con la unión que da la raza, la tierra.

- Nunca nos pondríamos de acuerdo para despedazar ningún obstáculo. De hecho cada noche crece el abismo que nos separa. Besamé antes de que te pierda, ahora que hemos bebido lo suficiente.

Me besó suavemente en los párpados, luego en los labios, continuamos bebiendo. Las velas de la habitación, como las del acertijo, parpadeaban y se desperezaban. En los rincones se amontonaban las sombras como animales dispuestos a saltar contra nosotras. "Somos demasiado jóvenes(¿acaso es eso un defecto?) para temer a las sombras. Para temerle a nada", pensé casi en voz alta.

- ¿Y acaso vivir no es separase para volver a unirse? Repetir los mismos ritos: el encuentro, el beso, tus manos, tu risa, la soledad, la unión, el último abrazo, el beso, tus manos, un hasta la próxima, un adiós... No hay mejor promesa que la de volver a vernos.

- Las tijeras !!!. Esta vez fui yo quien lo adivinó. Justo después compartimos una sonrisa cómplice.

[Soy dueño de la brisa.
Si quiero sopla el céfiro; si quiero, el viento Sur.
Pero lo que prefiero es acariciar el rostro
del más hermoso de los nazaríes].


- El más hermoso de todos fue también el más desdichado, el que atrapado en su destino por los muros del palacio, pasó sus ultimos días de gloria hasta que fue expulsado de la Alhambra. El que estaba allí presente, lejos de todos los demás, vivos o muertos, el que había perdido hasta su derecho al nombre de la estirpe, el que cerraba sus ojos para ocultar sus lágrimas de niño, por no haber sido nunca el hombre que todos esperaban.

- Al contrario que nosotras que hemos sido demasiado mujeres siendo todavía unas niñas.

- Nunca se es demasiado joven, ni demasiado cría, ni demasiado vieja. Igual que nunca seremos demasiado felices, ni demasiado extrañas. ¿No es acaso ese el mejor regalo que pudimos hacernos?

- Vivir es todo un regalo.

Aún era noche cerraba, escuchamos el aletear de un pájaro, pero alguna lógica aprendida nos decía que no era posible. Sería alguna queja por parar el tiempo que amenazador y suplicante se escapaba como la luz de aquella luna menguante, indiferente y terca.

- Un abanico !!! - Repetimos las dos al unísono.

- He visto amanecer muchas veces en mi vida. Y no obstante me siento más impaciente que nunca porque detrás de las colinas se anaranje el cielo y deje de ser negra la ciudad. Dejarla de mirar un instante para luego ver su imágen, líquida, teñida por un agua incandescante hasta que de ella vuelva a brotar la vida de una masa reconfortante, hiriente.

- No temas, por esta noche no hay más adivinanzas. Abriré la ventana para que se apaguen las velas con la brisa de los abanicos y mientras tanto las tijeras cortaran este breve espacio del sueño en que nos encontramos. Hasta la próxima noche.

- Hasta la próxima noche Sherezade.

Alguien.

Mensajepor Alguien. » 15 Nov 2005, 14:54

mapixi escribió:- Me voy

- ¿Volverás?

- No sé, quizá sí.

- ¿Por qué lo haces?

- No hay nada aquí que me retenga.

- ¿No?

- ¿Sí?

- No lo sé

- Yo sí

- Cuéntame

- No hay nada. Me siento vacía y triste. Nada hay que haga o pueda hacer que me llene. No me encuentro bien conmigo. Estoy reñida con mi vida y con mi mundo. Antes era bonito, perfecto. Cerraba los ojos y ese mundo que aparecia me alegraba el día. en él había recuerdos, sentimientos, personas... Todo eso me transformaba, me ayudaba a vivir. Hoy ya no me sirve. Cierro los ojos y lo veo todo borroso. Ya no hay persona, ni recuerdos... sólo agujeros negros por loq que parece que caigo. Y abro los ojos asustada, no me gusta lo que veo, lo que siento. Ya no sé si es peor vivir en un mundo en el q soy un espectro observador o en el que habito realmente, donde ultimamente, soy una simple sombra.
No me gusta huir, pero esta vez lo necesito. Necesito una vida, un mundo. Defender mis ideales y no sentirme rechazada por ello.
Ya ves, no tengo nada ahora mismo. Voy de vagabunda por la vida, pedigüeña de valores y afectos. No sé, me voy.

- ¿Algo más?

- Sí. No hay ninguna persona que me pueda echar de menos. Amigos, familia... quizá los primeros meses me echen en falta, no más. Tienen su propia vida, no es de color de rosa, pero la tienen.
Necesito una persona que me diga: "Quédate, te necesito." Quizá el me lo hubiera dicho. Seguro. Él no era sin mi, y yo... yo ya no soy sin él. a parte, no hay nada más. Nadie más.
Tampoco espero que nadie diga nada. No ahora mismo.

- ¿Me estás mintiendo?

- Sí.

- Di la verdad.

- Necesito que tú me lo digas. Quiero que me lo digas.

- No te vayas. Quédate. Te necesito. Mi vida sin ti ya no tiene sentido.

- Te odio.

- Gracias. Nos vemos.

- A la vuelta.


Perdón, pero llegué a este foro de repente, y leí eso. ¿Lo has escrito tú o aparece en algún libro? Me he enamorado de ese texto.. =)

Iréz

Mensajepor Iréz » 04 Dic 2005, 01:27

-Mírame.
-¿Para que?
- Para sonreírte.
-No me apetece que nadie me sonría, no me apetece vivir.
-No digas esas gilipolleces, hazme ese favor.
-Sí, te lo haré. ¿Morir viviendo? O ¿vivir viviendo?
- ¿te lo preguntas aún?
-No, te lo pregunto a ti. Yo ya se cual elijo, la otra cosa es cual estoy viviendo o muriendo, según como se mire.
- Yo elijo, y decido vivir. Mírame.
-No, no me gusta tu mirada. Tiene demasiada mierda encima.
- Es la mierda que trago día a día por culpa de este mundo. No es mi mirada lo que no te gusta, es el mundo.
- Ahí has acertado, no me gusta el mundo. Estoy enfadada con él por traerme tanta mierda a mi vida.
-Pero tienes que vivir en él, ¿o piensas pirarte a Marte?
- No es mala idea, ¿Cuándo sale el próximo cohete?
-No me dejes aquí sola, no me dejes viviendo aquí sola.
-Vente conmigo.
- No, no puedo. Mi mundo está aquí, he hecho maravillas con la mierda, y ahora sólo hay cosas maravillosas, como tú.
-Yo no puedo, mis pilares se van al suelo una y otra vez. No puedo con más fracasos.
- No me mientas, otra vez no.
-¡Voy en serio!
-¡Yo también!
- Me estoy muriendo aquí, ahogando con el humo de mis pensamientos.
- Sal a respirar aire puro.
-¿Dónde venden?
- Inocente, no lo venden. Lo regalan en el país, en el que tú eliges vivir.
- Yo no he elegido vivir, esa ha sido mi circunstancia. Mi realidad se confunde con mi ficción, veo demasiadas mentiras. Veo demasiados cuentos felices…
- Pero no tus cuentos, sino los de otros. Esos cuentos no cuenta contigo, ni tu con ellos. Tan sólo los tuyos son tuyos, tan sólo tus finales son tus principios.
- Me voy a Marte…
- Vete, yo te espero aquí. No voy abandonar lo que he tenido que construir día a día a pesar de mis heridas por el simple hecho de que te hayas dado cuenta de cómo estamos de mierda.
- Hasta el cuello, diría yo.
- Tú lo dices, pero yo se que puedo ver con estos ojos esa mierda, y esa mierda puede volverse mejor, y se puede limpiar. Sólo necesitas encontrarte, y limpiar tu parcela.
- No se ni donde estoy, ¿te crees que estoy encontrada?
-Yo no creo nada, no creo ni en mí, menos en Dios. Los milagros no existen, existen las personas y sus sueños. Los cuento de cada uno, y sus finales. Los milagros son para los que creen que esto está perdido, no me de la gana pensarlo. Mi milagro se hará cuando sea capaz de verlo.
-Yo no lo veo. Nos vemos luego.
- Yo no veo, yo sueño. Soñamos luego.
-Las mentiras existen, y yo tambien
- Las verdades son para contarlas.
-Nos vemos...
-...luego

inexistente

Mensajepor inexistente » 04 Dic 2005, 01:54

- te necesito...
- ya lo sabía =)
- no, no lo sabías hasta hace cinco minutos
- pues ahora lo sé, y que decir? no tengo nada que decir..un simple gracias, pero no creo que te sirva mucho en tu vida...
- claro que me sirve, tu tembién me necesitas a mí, no me dejes sola...
- ¿cuando te he dejado sola?...nunca, no lo pensaba hacer
- te quiero
- yo más =)

Avatar de Usuario
MiLaNa
Mensajes: 7
Registrado: 28 Nov 2005, 20:55

Mensajepor MiLaNa » 04 Dic 2005, 21:21

yo :arrow: No puedes ni empezar a entender lo que senti cuando estabas tumbada encima de mi espalda y al marcharte me diste un beso en la mejilla y pronunciaste un timidillo te quiero desde la puerta...

Ella :arrow: ...Joder tia...(con los ojos llorosos) ¿y ahora puedo abrazarte?
¡¡ Tu VaS dE vErDe Xk ErEs GuArDiA CiViL !!
¡¡ eReS dE uNa InStItUcIÓn De RePrEsIóN !!
¡¡ xK yO sÉ kE eReS uN tOrTuRaDoR !!
¡¡¡¡ ToRtUrAdOr !!!!

inexistente

Mensajepor inexistente » 11 Dic 2005, 17:35

- eres rara
- lo sé, pero prefiero ser rara a...
- no he dicho que sea malo, solo que lo eres.
- deja de echarme en cara lo que no hago y lo que tu haces.
- no te he echado en cara nada.
- ah, no? entonces q estás haciendo desde que hemos empezado a hablar?
- intentando que me hagas caso.
- pues vas a conseguir que me cabree solamente.
- lo siento
- no te disculpes
- solo quiero ayudarte
- no, siempre evito enfrentarme a mis problemas entonces ya tengo dos: el problema y el no enfrentarme a él.

R d M

Mensajepor R d M » 18 Dic 2005, 04:31

-dormir es morir...
-dormir es morir,pero estas cansado y tienes sueño..¿dormimos un rato?
-claro.si he de morir,que sea en una nube..

Layma
fitipaldi .com #1
fitipaldi .com #1
Mensajes: 2426
Registrado: 13 Dic 2003, 23:34
Ubicación: Sevilla

Mensajepor Layma » 22 Dic 2005, 00:45

"...pero como todas las historias de amor
al menos las más bellas
la nuestra por supuesto también
acabó en tragedia..."


-Tierna y dulce historia de amor- Ismael Serrano.


- Tú sabías algo - Dio un largo sorbo a su taza de té.
- Lo que podías haber sabido tú y lo que tú misma me decías. Yo no soy persona de sacar conclusiones. Ahora no sé que decirte, no sé que aconsejarte.
- Nada, nada, no lo necesito. - Depositó la taza en el platillo ruidosamente.
- ¿Porqué no lloras?
- Porque no me sale de las narices.
- Espera un tiempecito. Haz primero la digestión de éste bocado tan agrio.
- No voy a digerirlo nunca: lo tengo aquí, atravesado - Se llevó la mano derecha a la garganta mientras que con la izquierda sostenía un cigarrillo.- Hazme el favor de ocuparte de que ese canalla recoja su ropa y demás cosas personales y que se vaya cuanto antes a casa de sus hermanas solteronas.
- No hagas cosas irremediables niña.
- Eso: que lo irremediable lo hagan los demás y yo lo sufra. ¿Pero de qué parte estás tú?
- De la tuya.
- Pues con amigos así no necesito enemigos. Por favor haz lo que te he pedido. Ya nos veremos.

La despidió con un movimiento de mano. Después marcó un número de teléfono y pidió que se pusiera una de las dos señoritas.
Se puso Sole. Le declaró en cuatro palabras lo que había pasado, ante la incredulidad primero y luego el estupor, no adivinó si simulados o reales, de su cuñada.
Sole comprendió que no se trataba de una disputa más. Le aconsejó que no se precipitase, que pasara por alto lo que podría tratarse de un corto escarceo, que hablase con él y lo perdonara si él lo imploraba, cosa que pasaría porque conocía divinamente a su hermano...

- Yo también lo conocía divinamente, hija; pero me la ha dado con queso. Y te digo además que los paños calientes no me gustan, no son mi estilo.
- Pero mujer, a éstas alturas, y éstas cosas...
- Aunque fuera lo último que hiciera me separaría, Sole, bonita. No me va a pesar nunca. Quiero quedarme de una puta vez tranquila.
- Pero compréndeme... Esta ruptura tan de sopetón. Yo desde luego necesito hacerme a la idea. Vuestro matrimonio era un ejemplo, tan unido, tan feliz, y asi, sin preaviso ninguno...
- No me saques a relucir la legislación laboral, Sole. Tampoco a mi me preavisaron. Y no te hagas la tonta: mi matrimonio era una mierda. Si por lo menos hubiera continuado siendo una mierda respetable... No sé si habrás observado que en la vida casi todo resulta una pescadilla que se muerde la cola. Bueno, pues hay que romper de una vez la cola de la pescadilla. Y me ha tocado a mi. Estoy harta del engaño. Tu hermano y yo hemos mantenido un paripé práctico, pero nada caliente ni entrañable. Para los extraños funcionaba bien, pero de puertas adentro teníamos que abrigarnos con mantas eléctricas porque hacía más frío que en Siberia. No había corazón, sino normas sociales. No había más fervor que el del simple respeto mutuo. Y todo eso debajo de la manta. Pero ha llegado la hora de que yo tire de ella. Lo único que teníamos en común era el acuerdo tácito de mantener en pie un cadáver. Nuestra aparente felicidad era una pésima comedia. Hasta un determinado punto me bastó pero ya ha empezado a tocarme las narices.
Escucha Sole: con tu hermano al lado yo tenía que suplir la pobreza de mi realidad con la riqueza de mi imaginación. Y mira por donde, él corta por lo sano y se echa una amante. Y eso si que no, o jugamos todos o rompemos la baraja.
- Pues juega tú también, mujer. Según mis informaciones no estás muy lejos de jugar.
- No defiendas a tu hermano atacándome, porque no te va a dar resultado. Yo no lo he engañado en mi vida, y te lo comunico ahora que me gustaría poder comunicarte lo contrario y haberme anticipado a él poniéndole una cornamenta mayor que la Giralda.
- Por Dios cuñada !!.
- Ni por dios ni por su santa madre. Y no me llames cuñada que me da mucho asco.
- No sé si me estás insultando pero no te lo tomo en cuenta porque sé que estás fuera de ti.
- Bueno, lo que quieras, pero yo diría que nunca he estado más lúcida. En todo caso, fuera o dentro, ya os mandaré las cosas de tu hermano y lo telefoneará mi abogado en cuanto hable con él. No quiero que vuelva a poner en ésta casa ni el dedo gordo del pie.
- A propósito de la casa, no es que quiera meterme donde no me importa, pero, ¿cómo vas a mantenerla tu sóla...

Colgó el teléfono antes de que terminara la frase. Lo del dinero era una cuestión que no se había planteado, aunque no quería nada de ese bastardo. La invadió una rabia feroz al escuchar a la mema de su cuñada acertarle una vez más donde más le dolía.
"Nació con el don de la risa y con la intuición de que el mundo estaba loco. Y ese fue todo su patrimonio..."



*Somos lo que decimos...*

Avatar de Usuario
Aidita_gambita
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 6100
Registrado: 12 Ago 2004, 17:53
Ubicación: En un cajon lleno de trastos...
Contactar:

Mensajepor Aidita_gambita » 30 Dic 2005, 00:38

- Me alegro que estés aqui... La soledad es terrible... creo que es lo que mas me destruye, mas que todas esas amenazas, mas que el propio miedo...
- Yo me alegro también, aunque, si te soy sincero, hubiera preferido no conocerte así...
- No estas agusto?
- No! no mujer no... no quiero decir eso. Me refiero, que hubiese preferido conocerte en otra circunstancia, y quizás y todo en otro lugar...
- Yo también...
(Silencio, mientras el abre el bote de café y ella mira al vacio)
- Y crees... que en otra circunstancia, podríamos llegar a enamorarnos?
- No te voy a decir aquello de "Que tiene de malo esta?", pero, y porque en esta no?
Me gustan mis errores, no podria renunciar a la deliciosa libertad de equivocarme.
MaRuJoNa #28)

Invitado

Mensajepor Invitado » 04 Feb 2006, 00:45

Nada de lo que cuento aqui sucedio en realidad

Mr. Invitado: ¿Por que te duele y disfrutas, Damisela?
Damisela: Siento decirlo pero acaso yo lo se.
Mr. Invitado: Si no te doliera aun disfrutarias
Damisela: No lo creo, me duele porque disfruto, disfruto porque me duele
Mr. Invitado:¡Anda ya! Si te duele no puedes disfrutar, si disfrutas no te puede doler
Damisela: No lo entiendes
Mr. Invitado: Ya lo se
Damisela: Quizas deberia explicarlo, pero si disfrutara con ello ¿ a ti te doleria?
Mr. Invitado: Si te doliera yo disfrutaria con ello.
Damisela: ¿Por que?
Mr Invitado: Nos duele aquello que sentimos. Disfrutamos aquello que nos duele
Damisela: Yo te duelo
Mr.Invitado: Tu me sientes
Damisela: No me puedes sentir, si lo hicieras te doleria
Mr. Invitado: Te siento porque me dueles, y disfruto de que te duela
Damisela: ¿Cuando dejaremos de sentir?
Mr.Invitado:¿Cuando nos dejara de doler?
Damisela: Me recuerdas a mi
Mr.Invitado: Yo te siento por mis recuerdos
Damisela: Pero aquello ya paso, ahora estoy yo
Mr. Invitado: Ahora esta el dolor.
Damisela: Cuando solo quedaremos tu y yo
Mr.Invitado: Cuando consigamos sentir sin que nos duela
Damisela: Entonces no sentiriamos
Mr.Invitado: Entonces nunca quedaremos solos tu y yo
Damisela: Es ttriste mi lord
Mr.Invitado:Es cierto, pequeña damisela

Layma
fitipaldi .com #1
fitipaldi .com #1
Mensajes: 2426
Registrado: 13 Dic 2003, 23:34
Ubicación: Sevilla

Mensajepor Layma » 06 Feb 2006, 02:05

...He atesorado los días que te vi sonreir
así se hace eterno el instante,
la última página antes del fin....


- A mil años luz - J.I. Lapido

Nos apresuramos en cruzar la calle antes de que el semáforo iniciara su baile de luces. Se estremecía, pero quizás fuese por el frío que un vientecillo empezaba a traer.

- Antes, cuando caminabas a mi lado hablando por teléfono, de pronto me has cogido la mano. Me he preguntado porqué. Porqué he sentido que la palma de tu mano me hablaba.

- Quizás pretendía hacer eterno el instante. La nostalgia, te pareces tanto a él. Me da pereza empezar de nuevo.

- Lo nuevo no puede comprenderse con exactitud sino a través de lo que queda cuando ya no lo es.

- Pero entonces el pasado será estéril y falso, y volveré a negarme a aceptar lo nuevo.

- Es verdad, puede ser verdad. Lo que pasa es que yo no entiendo más que de cuerpos viejos, ya te lo dije en su día cuando te quejabas de la primera arruga bajo tus ojos. Qué osada! Con todas las que llevabas en el alma!. Te lo dije, no podía amar tu juventud. Te lo dije al principio.

- ¿Al principio de qué?

- Al principio de todo. Aquella noche mirabas la fotografía que yo hice al horizonte, la llamé "El fin del mundo", pero te empeñabas en decir que no era más que el principio. El principio del fin...

- La gente vive buscando lo que a nosotros se nos ha dado. Vive soñando con que les suceda lo que a nosotros nos ha sucedido cuando me has dado la mano. ¿Y nosotros vamos a despreciarlo?

- No es la primera vez que se me conceden sueños que nunca tuve: desperté y estaban ocurriendo. O quizás no desperté, sólo tenía los ojos abiertos.

- Esas evidencias, las de ser conscientes de que el instante se hace eterno, o de que estamos viviendo un sueño, no se presentan a menudo. Y cuando se presentan son deslumbrantes y únicas. Corremos el riesgo de quedarnos en vela cuando no suceden. Corremos el riesgo de vivir aferrados a la esperanza de que volverán.

- O peor: corremos el riesgo de vivir aferrados al recuerdo de la persona junto a la que se produjeron. Y al fin y al cabo, hasta el Amor es un cúmulo de circunstancias, podríamos enamorarnos de cualquiera que comparta las misma que nosotros.

- A nosotros nos pasa igual, el mejor beso es aquel que no pedimos, el que no se esperaba.

- Por eso no me beses ahora, aguarda que se vuelva a parar el tiempo en algún andén, aunque sólo sea en algún rincón de nuestra desgastada memoria. No me beses hasta que no se haga eterno el instante, y estemos dispuestos a pasar la última página antes del fin.
"Nació con el don de la risa y con la intuición de que el mundo estaba loco. Y ese fue todo su patrimonio..."



*Somos lo que decimos...*

Avatar de Usuario
la_fitipaldi
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 4626
Registrado: 06 Jul 2004, 20:19
Ubicación: donde quede alguna flor donde no haya policías
Contactar:

Mensajepor la_fitipaldi » 08 Feb 2006, 00:38

- No pretendas que te crea
- Hace tiempo que perdí la ilusión de hacerte creer en algo, creer en mi me costó tanto trabajo que no me merece la pena creer en los demás, me agotaría.
- ¿y entonces que te lleva a mi?
- Eso intento averiguar, no sé porque extraña razón acabo siempre junto a ti.
- Quizá sea el destino el que se empeña en reunirnos.
- Tú no tienes derecho de hablar destino, sobre todo porque desde que te cruzaste en mi camino arruinaste el mío.
- Debo hacerlo todo mal, dime ¿te aporto algo positivo a tu vida?
-No.
- Perfecto, que te vaya bonito.
No es que esté lejos, es que estoy en una nube
¿Y si en vez de planear voláramos más alto?
Imagen

Avatar de Usuario
raima
fitipaldis.com #1
fitipaldis.com #1
Mensajes: 3007
Registrado: 18 Oct 2005, 15:22
Ubicación: En un lugar de la marcha...
Contactar:

Mensajepor raima » 09 Feb 2006, 05:33

- ¡Cállate!
- ¡Muerete!
- Si con ello consigo no escucharte de buen gusto.
- Pues si tú estás de buen gusto yo genial.
- Si tú estás genial yo fantástico.
- Pues si tú estás fantástico yo ladro.
- Pues si tú ladras... yo no muero.
- Si tú no mueres yo no callo.
- Bésame idiota.

(le da un beso y acto seguido se pega un tiro en la cabeza)
No puedo entender que se termine
Me cuesta aceptar que todo acabe
Te han domesticao ¿qué han hecho contigo?
Y hoy tu libertad viste de traje... la mia no.

CADA VEZ SOMOS MAS, NADANDO CONTRACORRIENTE
PERO NO NOS VAN A AHOGAR!!!


Volver a “Poeta de mierda, de manos vacías”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado